CLASES ONLINE

El pintor altruista en tiempos del coronavirus

  • Alejandro Carpintero enseña gratis a dibujar y pintar a quien se quiera apuntar  
  • Remite sus 'mini clases' por vídeo a grupos de Whatsapp para sobrellevar la cuarentena  
 

3

Alejandro Carpintero, uno de los jóvenes talentos de la pintura española con proyección internacional, enseña estos días técnicas de dibujo, color y pintura a quienes deseen aprovechar el obligado encierro para aprender a pintar. Es uno de los muchos intelectuales, artistas y profesionales del saber y del hacer que gratis et amore (por amor al arte, nunca mejor dicho) han decidido ayudar a los demás a sobrellevar la epidemia. En su caso, desde el minuto uno.

Mediante vídeos de corta duración (“Miniclases online”, les llama), este pintor millennial que ha expuesto en galerías de Montreal, Nueva York, París, Miami o Madrid... lleva desde el comienzo de la cuarentena impartiendo sus conocimientos a quienes contactan con él a través de las redes sociales (por Facebook o en Instagram: @alejandrocarpintero). El pintor graba sus vídeos didácticos y los remite por grupos de Whatsapp a los interesados.

Hasta el momento lleva difundidas quince grabaciones didácticas, amenas y con algún toque de buen humor. Son lecciones breves sobre cómo analizar y dibujar cada rasgo de un rostro, técnicas de dibujo clásico, cómo hacer perspectivas anamórficas, cómo convertir tu cuarto de baño en una “cámara oscura”, cómo conseguir cualquier color, cómo hacer grisallas con “gris óptico” o cómo realizar imágenes lenticulares. “El lunes próximo voy a empezar una nueva ronda de clases”, dice a quienes deseen apuntarse. 

Para este pintor, licenciado en Bellas Artes por la Universidad Complutense, entre cuyos maestros admira al gran Antonio López y a su tío López Torres (“No dejéis de visitar su museo en Tomelloso”, recomienda) y no olvida a Miguel Ángel Oyarbide, con el que aprendió la base de la pintura y salió muchas veces a pintar al natural, la enseñanza es parte de su vida. “Me gusta dar clase de pintura, disfruto una barbaridad; creo que mi deber es enseñar”, añade.

Junto con otros artistas plásticos relevantes, entre los que cabe citar a Golucho, Rafael Bestad, José Luis Ceña, Carmen Mansilla o Paco Lafarga, Carpintero imparte workshops o cursos presenciales intensivos de dos o tres días, los fines de semana en instituciones públicas (principalmente ayuntamientos) y entidades privadas.

Alejandro Carpintero (Taller de pintura 2)
El taller de Alejandro Carpintero. / Cedida

Nuestro país –afirma-- es una potencia pictórica mundial; aunque no sea el mejor mercado para el arte, en este momento España está entre los primeros países del mundo en cantidad y calidad pictórica o, dicho de otro modo, es el que más y mejores pintores figurativos tiene. Y con una tradición enorme. Por eso es también el mejor país para aprender a pintar”.

De ahí que, fiel a su convicción, este pintor con varios premios en su haber y algunos cuadros en la exposición permanente (“creo que ahora está en Tokio”, dice) del Museo Europeo de Arte Contemporáneo, el MEAN de Barcelona, y en la Fundación Arcilla, predique con el ejemplo y ofrezca altruistamente sus enseñanzas sin escatimar tiempo y esfuerzo en estos días del coronavirus.

¿Quién dijo que un maldito microbio no podía sacar lo mejor de nosotros?

3 Comments
  1. Olga says

    Alejandro es tan buen pintor como maestro, es un lujo escucharle dar clase.
    Un artistazo que disfruta enseñando lo que mejor sabe hacer. Un gusto siempre escucharle y compartir sobre pintura y sobre la vida.
    Gracias artista!!!

  2. Maite says

    Magnifico pintor, estupendo profesor, y maravillosa persona. Es un orgullo conocerle y poder teleasistir a sus clases.

  3. Julio Loras Zaera says

    No le quito ningún mérito, muy pocos artistas hacen algo así. Pero son miles, si no millones, las personas que, teniendo la vida solucionada o pocas necesidades que cubrir, dedican parte de su tiempo, a veces la mayor parte, a enseñar sus habilidades a quienes las quieran aprender. Además, enseñar lo que uno sabe gratis et amore da una enorme satisfacción. Sobre todo si se enseña a quienes quieren aprender.

Leave A Reply