CINE

Así de complicado será rodar en la desescalada

  • La desescalada para el sector audiovisual se antoja tortuosa y compleja
  • Si un día de rodaje en total puede suponer 12 horas diarias, 4 o 5 de esas horas ahora se tendrían que dedicar a la higiene y la seguridad
  • Algunas productoras ya están rodando en platós o en lugares privados. Rodar como es debido hoy es imposible

1

El cine, la televisión y la publicidad se preparan para volver a los rodajes y las grabaciones, algo que va a ser muy difícil y en algunos casos imposible. La desescalada para el sector audiovisual se antoja tortuosa y compleja. El presidente Sánchez habló de finales de junio para estar en la llamada “nueva normalidad”. Y todo ello “si la evolución de la epidemia está controlada en todos los territorios”. Se supone que a partir de esa fecha acabarán las limitaciones sociales y económicas, aunque no cesará la vigilancia ante la epidemia de la covid-19.    

Hasta que haya una vacuna (nadie sabe cuándo), las medidas de protección serán obligatorias en el trabajo y por eso la Agrupación de Asociaciones del Audiovisual (AAA) ha realizado su propuesta de protocolo de medidas para la prevención de riesgos laborales en el audiovisual. Lo ha hecho con la asesoría de Silvia González Rangul, de Circe H&S Services. Esta empresa ha participado en el asesoramiento de la seguridad en rodajes como los de Wonder Woman o Juego de tronos.

Jornadas agotadoras y costes inasumibles

Lo que llama la atención del protocolo no es la complejidad de las medidas sanitarias, sino el tiempo y el dineral que van a costar y lo mucho que va a suponer para los presupuestos de cada proyecto. Si un día de rodaje en total puede suponer 12 horas diarias entre los diferentes equipos implicados, 4 o 5 de esas horas ahora se tendrían que dedicar a la higiene y la seguridad.

Antes de contratar a un trabajador, las Mutuas o Servicios de Vigilancia de la Salud deberán realizar el test PCR y como puede dar falsos negativos se deberán hacer con regularidad, algo hoy improbable. Además, a cada profesional se le deberá entrega un kit de EPI’s diario con guantes, mascarillas y gel. 

En el trabajo se tomará la temperatura con termómetro de infrarrojos, temperatura que se remitiría a Sanidad. Además, se propone el uso de una APP o un código QR en el móvil para el control y, por supuesto, el compromiso de todos los trabajadores de mantener las medidas dentro y fuera del trabajo.  

En pre-producción (el proceso que abarca todos los preparativos del rodaje una vez se ha aprobado el presupuesto) hay que olvidarse de las reuniones presenciales, se deben organizar por videoconferencia. Y si es absolutamente imposible la conexión remota, debe ser con los mínimos miembros del equipo y garantizando las distancias. En este sentido, el teletrabajo debe ser fomentado en todos los miembros del equipo que puedan trabajar desde casa. Y ya en rodaje, todo el personal deberá llevar mascarillas, guantes y gel.   

En este sentido, cada actor y actriz deberá tener su kit de maquillaje y peluquería individualizado y todo el vestuario de actores y figurantes se debe embolsar con zip. Nunca se podrá mezclar ropas de personajes, que deberán ser constantemente desinfectadas con spray de tejidos, con el que podrá rociarse a los actores cada vez que se pueda. Además, se recomiendan las máquinas de generador de ozono y las máquinas de autoclave para desinfectar y esterilizarlo todo.    

En los desplazamientos al lugar de rodaje solo se permitirá un pasajero por cada fila de asientos, se reforzará la limpieza interior de los vehículos de producción y cada vez que los pasajeros bajen se pasará un paño desinfectante por los reposabrazos y los pomos de las aperturas de las puertas. Y para viajar se requerirá un certificado que homologue la actividad laboral para facilitar la movilidad urbana.

Además, en el set de rodaje tendrán que juntarse las mínimas personas necesarias, el resto seguirá el rodaje desde una señal de vídeo a pantallas ordenador, móvil o tablet. Y en el caso de rodar en localizaciones fuera de un plató (y con un protocolo de seguridad específico para cada lugar), todos los citados deberán seguir las medidas de desinfección y respetar la distancia de seguridad entre personas. 

Confinamiento de 14 días para “equipo esencial de rodaje”

Uno de los grandes perjudicados es el equipo de maquillaje y peluquería. Antes y después de cada intervención, tanto los actores y actrices como el responsable de maquillaje deberán lavarse las manos. Y por supuesto, la sala deberá tener las condiciones de ventilación óptimas, se evitará todo proceso que no pueda realizarse con guantes y se deberá llevar el pelo recogido. También para el equipo de vestuario habrá serias complicaciones: la ropa de cada intérprete se guardará en su camerino y será desinfectada después de cada sesión de rodaje. 

Como son considerados “trabajadores esenciales” (sobre todo en series de televisión),  los actores deben tener un camerino de uso exclusivo y diariamente desinfectado y, por supuesto, deberán mantener la distancia interpersonal en todo momento. En el caso de que no sea posible la realización de ningún tipo de test, hasta se está estudiando la posibilidad de establecer un confinamiento de 14 días para “equipo esencial de rodaje” con el tremendo coste que eso conllevaría para la producción.

Uno de los equipos que más se mueve en un rodaje es el de iluminación. Todo su material tendrá que tener una declaración responsable de que ha sido higienizado. Igual sucederá con el equipo con el que trabaja codo con codo: el de cámara. En rodaje, la cámara deberá situarse como mínimo a un metro del actor o actores y se deberá usar monitores para mantener las distancias. La mayoría del equipo deberá seguir el rodaje desde una tablet o un teléfono móvil.  

Las complicaciones se extienden a los equipos de sonido (aumentar la comunicación inalámbrica en set y uso de micrófonos de pértiga, no de corbata), figuración (los contratados, que no pasarían un casting presencial, deberían utilizar su propia ropa, acudir al rodaje vestidos desde sus casas y con sus propios peinados o maquillajes) y catering (se propone su eliminación con jornadas continuadas sin cortes para comidas). 

Improvisación, confusión y demasiadas dudas

En el ICAA (Instituto de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales) están elaborando un único protocolo inspirado en todos los realizados en el audiovisual y que enviarán al Ministerio de Sanidad, que será el que finalmente apruebe un protocolo único para los rodajes. 

Lo propuesto huele a demasiado improvisado e insostenible porque para muchísimas productoras su coste es inasumible. Lo planteado no afectará a baratas grabaciones a distancia (como las realizadas para Diarios de la cuarentena, de TVE, o En casa, de HBO España), sino a los rodajes de toda la vida. Y pretender volver a la realidad resulta encomiable, pero también inocente e ingenuo. En un rodaje debe haber improvisación y un altísimo contacto físico, forzar una forma de rodar tan plastificada y confinada es bastante disparatado.

Algunas productoras ya están rodando en platós o en lugares privados (no domicilios, sino grandes extensiones como clubs de campo) y es entendible que muchos quieran aparentar una vuelta a la normalidad, pero solo va a quedar en apariencia. Rodar como es debido hoy es imposible. Y de momento, y según lo planteado, solo las productoras con mucho dinero van a poder gastar en tiempo y días extra en el plan de trabajo, cientos de tests, limpieza rigurosa y constante, supervisión médica... 

Quizás el panorama sea tan hiriente como que no hay término medio para rodar, no hay plan alternativo para decenas de productoras que van a tener que esperar meses. Y aunque el ministro de Cultura y Deporte, José Manuel Rodríguez Uribes, declaró que su propósito es que “nadie se quede atrás en esta crisis”, la frase no deja de ser parte de la habitual buena intención política, normalmente bastante alejada de la realidad. Claro que se van a quedar muchos atrás, desgraciadamente será algo que nadie podrá evitar.    


loading...

1 Comment
  1. José Malax says

    Aunque deprimente porque la tragedia que nos atañe a todos va a ser de catástrofe para el cine, muy buen artículo. Gracias.

Leave A Reply

Your email address will not be published.