‘Mad Max’: uno de los mayores ‘truños’ de todos los tiempos

9
Reestreno de Mad-Max 1 y 2
Cartel promocional del reestreno de la saga 'Mad Max'. / Warner

Warner acaba de reestrenar en salas de casi toda España Mad Max 1 y 2. Lo hace antes de estrenar, la semana que viene, su remake. Se llama Mad Max: Furia en la carretera y tiene pinta de ser tan olvidable como sus predecesoras. Nunca entenderé cómo esta cosa forma parte de las grandes obras de culto del cine. Mad Max es una película con un guión famélico, con actuaciones muy lamentables, con un montaje exhibicionista y, sin exagerar, con una de las peores bandas sonoras de la historia del cine. Su autor: Brian May. Ojo: no confundir con el guitarrista de Queen.

La historia de Mad Max, inspirada en la película 2024: Apocalipsis nuclear (Un muchacho y su perro) es muy chorra. Para empezar, su título no tiene nada que ver con lo que vemos porque muy loco no se le ve al inexpresivo Mel Gibson. ¿De qué va? En un futuro aparentemente posnuclear (el único síntoma es que la gasolina escasea), un tal Max, policía de carretera, se enfrenta a unos vándalos que se parecen a los villanos de Loca academia de policía o a esos malotes de las pelis de moteros de Roger Corman (de hecho, su empresa, American International Pictures, distribuyó el filme en los Estados Unidos).

Entre las inexplicables buenas críticas que ha tenido este filme a lo largo de los años, destaca, al menos, lo que dijo Tom Buckley en The New York Times: “Es desagradable e incoherente y su objetivo son los aficionados al cine sin demasiado espíritu crítico”. ¿Cómo se puede defender semejante adefesio cinematográfico? ¿Cómo es posible que con esos trazos tan gruesos con los que está escrita, rodada e interpretada esta película llegase a tener dos secuelas y ahora un remake?

La respuesta es la de siempre: por la pasta. Porque el filme, que se rodó entre noviembre y diciembre del 77, fue un éxito histórico. La película costó solo 350.000 dólares (ahorrados por el director, George Miller, que trabajó como médico en una sala de urgencias) y recaudó nueve millones en los Estados Unidos y 100 en todo el mundo. Mad Max se convirtió en el mayor éxito del cine australiano, en la supuesta “renovación” de su cinematografía y convirtió a Gibson en una estrella internacional. Mad Max, además, fue nominada a siete premios en el Australian Film Institute, de los que ganó tres.

Vista hoy nuevamente, sigo pensando lo que pensé de ella cuando la vi por primera vez y en estado de estupefacción. Para empezar, esto más que una fusión entre ciencia-ficción y western, que es como se vendió, es más una fusión entre ciencia-ficción y spaguetti western. Y de los malos, además. También fue uno de los primeros síntomas de un mal letal para el futuro del cine: la estética y narración ligada al mundo del cómic, a la historieta.

Su guión es un sindiós, una serie de escenas mal cosidas. En su inicio vemos estampitas de amor familiar entre Mel, su pareja y su hijo, luego vemos cómo aparecen los malos malísimos (puro garabato), Mel se carga a uno de ellos, los malos matan al compañero de Mel y nuevamente aparecen las estampitas de amor. Largas, cursis, empalagosas. El filme, aquí, se desmorona. Finalmente, los malos matan a su chica y a su bebé, Mel se vuelve loquetis y se cepilla a los malos. Fin. En los diálogos (“La gente no cree en héroes”) mejor no profundizo porque dan risa.

El gran beneficiado de Mad Max fue Mel Gibson, que empezó con ella una carrera fulgurante que cerró conduciendo bebido y metiéndose con los judíos que controlan Hollywood. ¿Y qué fue de su director? Pues perpetró las secuelas, desaprovechó un inmenso reparto en Las brujas de Eastwick, rodó el dramón El aceite de la vida y se especializó en entretenimientos infantiles como Babe, el cerdito en la ciudad o Happy Feet y su secuela. Se ha encargado también de la nueva versión de Mad Max, que tendremos en nuestras salas la semana que viene. Que no nos pase nada.

En resumen: uno de los mayores truños de todos los tiempos.

Fury Road News (YouTube)
9 Comments
  1. Masterblaster says

    No se donde te han dado el curso para hacer las criticas o que tipo de cine has visto tu pero puedo decirte que tus criticas no tienen sentido ninguno,vulgares,se te ve la falta de informacion o que no prestas atencion a lo que ves,una pelicula te puede gustar mas o menos pero estas cosas que tu dices?de donde sacas esta informacion?vas muy mal encaminado,y en entendimiento de cine te puedo decir que poco muy poco,dedicate a tra cosa porque el cine no es lo tuyo..Un Saludo

  2. Masterblaster says

    Estas criticas parecen como si intentaras llamar la atencion,son criticas que puede hacer un niño de 6 años que todo le aburre…menos Fast & Furious y basuras asi

  3. raul says

    La primera película de esa saga tuvo un gran éxito por ser diferente. El argumento ofrece grandes posibilidades que quizás no aprovecharon bien pero tiene algunas características que hacen que a muchos les guste, como la sobriedad, la ambientación, las escenas de velocidad y algunos planos de fotografía. Realmente podría tener mucho potencial aunque es cierto que no lograron materializarlo. Creo recordar que la mejor es la tercera parte, aunque la vi hace muchos años.

  4. roberto.r.c. says

    Raul, suenas elegante, pero, no sirves, fijate, la banda sonora, compuesta y conducida, por el ya fallecido Brian May, es una obra de arte, completamente original, usada o copiada por diversos programas y/o novelas, en los 80. La pelicula, no fue la clasica y aburrida pelicula de policia, tu te involucras con el completo caos y barbarie de su narrativa, las secuencias de persecusion, unicas, solo fijate, en los movimientos de camara. Generar tanta fuerza, con tan poco dinero , tu me diras!!!!!!!!!!. La relacion COSTO-BENEFICIO!!!!, lo dice todo. Metete tus criticas por donde mejor te quepa, Raulllllll.

  5. Mauri says

    Sos un amargo

  6. Martin says

    Sos un fiasco. Un verdadero y real fracasado.

  7. Capitan_Gloval says

    Gil, comprate una vida

  8. Norman says

    Crítica infantil, sin fundamento alguno y redactada con lenguaje de barrio. Parece mentira que CuartoPoder de cabida a esta clase de contenidos de pésima calidad.

  9. Cabero2015 says

    No se quien te enseñó a ser crítico de cine????…para la época fué una película de mucho éxito, si vemos el presupuesto que tenian, un guión diferente más fresco que las películas de policias de la época…los actores Vincent Gil y Hugh Heays-Byrne, que ya tenian éxito en Australia, Europa y de mucha experiencia, quizás no fueron aprovechados al máximo, eso es verdad, pero es indudable que marcó época..tanta que hicieron la cuarta parte, y se prepara dos secuelas más..

Leave A Reply

Your email address will not be published.