‘Mi gran noche’: nueva mamarrachada de Álex De la Iglesia

8
mi_gran_noche
Cartel de la película.

Tengo que confesar algo: he ido con fórceps a ver la mueva cosa de Álex de la Iglesia, pero como me pagan por escribir, voy al grano:   

Esto se supone que es una comedia, pero la verdad es que es una astracanada sin gracia ninguna donde todos los personajes están escritos con brocha gorda y los actores hacen lo que pueden para defenderlos, cosa que los pobres no consiguen en absoluto.  

Publicidad

La película empieza como muchas películas del señor Álex de la Iglesia: bien, como un tiro, con un ritmo frenético. Pero, como siempre, el endeble edificio acaba desmoronándose y la película termina cansando y hasta aburriendo. Y por si fuera poco, ésta también tiene mensajito, porque De la Iglesia es un autor progre con preocupaciones sociales. Y por eso mete a calzador el problema de los ERE, la crisis, las protestas, la policía que reparte estopa (como en El día de la bestia y 800 balas)... vamos, el festival de la originalidad.    

Mi gran noche es un sindiós con amplísimo reparto, con demasiados personajes (técnicos, artistas, horteras de arrabal, chorizos y gentuza de todo pelaje) y con excesiva ambición coral, algo que arruina la premisa principal: el conflicto entre el cantante Raphael, que hace de sí mismo, y Mario Casas, que vuelve a demostrar que es más que un filete de ternera y posee una incuestionable vis cómica que ya demostró en Las brujas de Zugarramurdi. Los dos están bien y son, sin lugar a dudas, lo único que se salva de esta mamarrachada.

La película trata, y no es mala idea de partida, de un tipo gris que es enviado para trabajar como figurante en la grabación de una de esas galas horteras de Nochevieja en pleno verano. Uno de los invitados a la función es Alphonso, estrella musical que no dejará que Adanne, cantante latino de gran éxito, le haga sombra. A esto se une el posible cierre de la cadena.

El gran fresco de De la Iglesia, un batiburrillo empalagoso, se centra en los técnicos del programa, en los artistas y en el público machacado y enloquecido. Su ritmo inicial es frenético, pero es el de su arranque un acelere demasiado excesivo que finalmente no cumple las expectativas. Y la película, como tantas y tantas de este señor, acaba aburriendo.   

De la Iglesia vuelve a intentar jugárnosla. En ninguna de sus películas-tebeo te encuentras con nada que sea maduro, un ser humano reconocible, con el que puedas empatizar, personajes trabajados aunque sea en el terreno (ya quisiera el buen hombre) del esperpento. Los planteamientos de De la Iglesia y de su coguionista Jorge Guerricaechevarría suelen ser verosímiles, pero enseguida abandonan la credibilidad y entran en el terreno de la broma gruesa o de mal gusto, y ya no sabes lo que estás viendo porque todo vale. Los personajes actúan porque así lo deciden sus guionistas, no por una razón realmente trabajada. Es esta otra de sus películas sin gracia, burda.

De la Iglesia es uno de los peores directores/guionistas del cine español. Empezó bien. Su corto Mirindas asesinas (bastante idiota) convenció a Almodóvar para que le produjese Acción mutante, una película desequilibrada y con un final estúpido pero que rompió moldes y modernizó el cine patrio. Luego vino la muy cachonda El día de la bestia y a partir de entonces el desastre. De la Iglesia confunde siempre el humor negro con la astracanada, o la sátira con el sainete rancio y nunca es capaz de acabar una buena idea de partida. Él y Guerricaechevarría han destrozado todas y cada una de sus películas, muchas de ellas con muy buenas ideas de partida.

Perdita Durango es un aborto cinematográfico; Muertos de risa acaba en disparate y tiene dos protagonistas muy inadecuados; 800 balas es un delirio destrozado en su tercer acto; Crimen Ferpecto es una imbecilidad insultante; Los crímenes de Oxford su segundo y desastroso intento de peli internacional; su serie para la tele (Pluton B.R.B. Nero) es mala hasta doler; Balada triste de trompeta otra estultez; La chispa de la vida un mal plagio de El gran carnaval; y Las brujas de Zugarramurdi otra cuchufleta infantil. Menudo carrerón...

UniversalSpain (YouTube)
8 Comments
  1. fmolinero says

    Ja ja ja ja, ¡No te gusta Álex! y te dejan un artículo entero para insultarle. ¿y de cine, tú sabes de cine?

  2. disidente says

    para mi lo unico interesante del cine que se ve en españa es la pelicula europea del sabado por la noche en la 2….lo quitaran como todo lo que me gusta a mi….jaja…. lo demas, caspa, flipaos, guays, modelnos, intelectualoides, desahogos liberadores de calenturas hispanicas de la represion en personajes muy progres y asi…terapias ideologicas de genero, y machotes admirados, pero que no lo parezcan.

  3. Jesucristo Baldwin says

    Alex de la Iglesia es una trampa en la que siempre acabo cayendo. Cada vez que vuelvo a ver una película suya me siento como un perro tonto que se muerde la cola.

  4. bella durmiente says

    Otro disgusto que me voy a llevar porque tendré que verla para opinar. Oye y de La Comunidad no dices nada?

  5. Er ciruelo says

    Molinero, el que no sabe de cine eres tú. Es cierto que, salvo El día de la bestia, y poco más, el cine de Alex es un gatillazo uno detrás de otro. Lo de Balada triste de trompeta ya me pareció un atentado cinematográfico. Hay que ser puerco para hacer semejante mojón y cagarse así en la memoria y el sufrimiento del Valle de los Caídos.

  6. txema says

    No mencionas la comunidad que es una de sus mejores peliculas, y El dia de la bestia es mucha mas que «una peli muy cachonda». Es verdad que ha hecho mucha basura, sobre todo ultimamente, pero no voy a hacer caso a un tio que obviamente tiene mania a Alex de la Iglesia y no esta siendo imparcial

  7. Jotaele says

    As usual, el Sr. Reguera no ejerce de crítico, sino de hater. Aburre.

  8. Franmad83 says

    A mi tampoco me gusta Alex de la Iglesia pero tus quejas son de niño rico del país de los drones. Como luego resulte que no sea un coñazo superficial y no un coñazo progre que puede resultar histórico. Y además lo que parece en el trailer una película de Marisol parece en tu crítica una de Berlanga…mira que si luego no es verdad no te deberían pagar por escribir.

Leave A Reply

Your email address will not be published.