‘Operación Anthropoid’: matar a la bestia rubia

1
operacion-anthropoid-cartel
Cartel de la película de Sean Ellis 'Operación Anthropoid'.

Reinhard Heydrich fue uno de los mayores asesinos de masas de la historia y uno de los principales arquitectos del Holocausto. Hasta el propio Hitler, que de eso sabía un rato, lo apodó el hombre con el corazón de hierro. Figúrense cómo era el individuo, que también fue conocido como el Verdugo, el Carnicero de Praga y la Bestia Rubia.

Heydrich, de clase alta y familia muy culta, gran atleta y amante de la esgrima, fue un chico tímido que era acosado en el colegio por su aguda voz y por sus posibles antecedentes judíos. Lo que provocó en su alma podrida ese bullying lo acabaron pagando millones de personas. Sólo en la Europa oriental, Heydrich fue responsable de los salvajes comandos especiales que acompañaban a los alemanes en su avance, bestias sanguinarias que llegaron a asesinar a un millón de personas. También es suyo el decreto "Noche y niebla", según el cual “las personas que ponían en peligro la seguridad de Alemania” serían detenidas discretamente, “bajo el amparo de la noche y la niebla”.

La primera película que trata el atentado que le costó la vida a este pájaro fue la estupenda Los verdugos también mueren, del indiscutible genio Fritz Lang. Película de propaganda, fue estrenada en el año 1943, en plena II Guerra Mundial. En los años cincuenta la película fue acusada de subversiva por el senador Joseph McCarthy, que defendía que tenía diálogos pro-comunistas.

Otras películas que trataron el atentado fueron Aténtat, de 1965, y Siete hombres al amanecer, en 1975. Las dos son olvidables. Ahora nos llega Operación Anthropoid, proyecto que su director y guionista, Sean Ellis, ha tardado quince años en levantar. La producción, con un presupuesto de 9 millones y con un reparto encabezado por Cillian Murphy, Jamie Dornan y Toby Jones, es prodigiosa: buena recreación de época y localizaciones y sobre todo un tercer acto espectacular. Todo él (el asedio a los que mataron a Heydrichen en una iglesia) fue admirablemente reconstruido en un estudio.

Operación Anthropoid es interesante, pero está desequilibrada. Con dos partes muy diferenciadas (preparación del atentado y huida), la primera es algo aburrida, seca, sobre todo en comparación con la parte final, en la iglesia, absolutamente vibrante.

Tampoco los personajes están especialmente bien dibujados. Son demasiado fríos, se lían con mujeres checas un poco porqué sí... El guión no profundiza en su psicología, en sus motivaciones. Pero si superas esa tara, habitual en demasiadas películas actuales, y te centras en lo que estos tipos lograron, liquidar a uno de los hombres más peligrosos del planeta, pasas el rato. Echo de menos, eso sí, más minutos de Heydrich como personaje. Y su estúpido final en el hospital, negándose a ser tratado por médicos checos.

También es muy interesante el dilema moral que plantea el atentado. No tanto por aniquilar a una bestia, sino por las atroces repercusiones que tuvo el asesinato sobre gente completamente inocente. La mañana del 10 de junio de 1942 todos los hombres de más de 16 años de Lídice y Ležáky fueron asesinados. Menos cuatro, todas las mujeres de Lídice fueron deportadas al campo de concentración de Ravensbrück. Las cuatro que se libraron estaban embarazadas... y las obligaron a abortar en el mismo hospital en que murió Heydrich. La mayoría de los niños fueron gaseados en Chelmno.

Sólo por la parte final, en la iglesia de San Metodio y San Cirilo, la película merece la pena. Esta larga secuencia, casi un tercio de la película, es sensacional y le costó a Sean Ellis dios y ayuda acabarla. Se nota en pantalla la complejidad técnica.

En fin: una maja película “de alemanes”, como las llama mi madre y le chiflan a mi viejo. No especialmente compleja, pero sí entretenida y necesaria. No está mal que las nuevas generaciones descubran quién fue Heydrich y cómo acabó. Y quiénes fueron los héroes que se lo cepillaron.

En fin: que aquí cine no mucho, pero historia suficiente. Y una historia nada positiva. El propio Churchill reconoció que la operación Antropoide fue un error estratégico porque los comunistas acabaron tomando el mando de la resistencia y posteriormente de todo el país.

Pero ojo: Operación Anthropoid no es la película definitiva sobre el atentado a la Bestia rubia. El año que viene veremos HHhH, basada en la exitosa novela de Laurent Binet y con el respaldo de la compañía de los poderosos hermanos Weinstein. No pinta mal.

Alfa Pictures, s.l. (YouTube)

loading...

1 Comment
  1. historiassegund says

    Os dejo enlace a la historia del desarrollo del atentado
    http://wp.me/p4rp7b-2k

Leave A Reply

Your email address will not be published.