‘Diré tu nombre’: basura progre

2
Detalle del cartel de 'Diré tu nombre'. / DeAPlaneta

Diez de la mañana. Pase de prensa. Los valientes que hemos decidido ver la película ya vamos con la mosca detrás de la oreja. Las críticas en el Festival de Cannes a la película fueron salvajes, despiadadas. La colección de puntos rojos en la web FilmAffinity eran de los que no se recuerdan. Cuando salí del cine (algunos durante la proyección), llegué a la conclusión de que la cosa era todavía peor de lo que me imaginaba, un desastre absoluto.

Los antecedentes eran pavorosos. Diré tu nombre se llevó la peor puntuación de Cannes y durante su proyección hubo abandonos, numerosas risas y abucheos al acabar. Sólo The Neon Demon, del insufrible director Nicolas Winding Refn, fue más abucheada que la nueva película de Sean Penn como director.

Una pena, porque Sean Penn me cae bien como actor, como director independiente y como el golfo que fue (y hasta amigo íntimo de Bukowski), antes de ser un progre comprometido y metido en todo tipo de jardines. No le ha faltado uno: Irak, el Katrina, Haití, entrevista con el Chapo... El pobre se ha convertido en una especie de caricatura de Joaquín Reyes. Pide un Celebrities a gritos.

Penn fue uno de los adalides del cine independiente de los noventa. Destacó con su ópera prima Extraño vínculo de sangre y estrenó dos trabajos interesantes pero irregulares con Jack Nicholson (Cruzando la oscuridad y El juramento, basada en la obra maestra El cebo). Para muchos Hacia rutas salvajes, de hace diez años, es una joya. Yo no la entendí muy bien. El caso es que parece mentira que ese director sea el mismo que ha rodado este espanto llamado Diré tu nombre.

De Javier Bardem se puede decir algo parecido, si no peor. Fue uno de los mejores actores de su generación, un tipo que buscaba, se la jugaba, investigaba. Sorprendió en Jamón, jamón, Huevos de oro, Días contados, Boca a boca, Éxtasis, Los lobos de Washington y Los lunes al sol, pero sus películas americanas son desastrosas: Come Reza Ama, To The Wonder, Skyfall, El consejero, Caza al asesino... Su trabajo en la muy sobrevalorada No es país para viejos me parece más que discreto y ahora acaba de rodar una nueva de Piratas del Caribe. Menudo carrerón, muchacho.

Diré tu nombre es una especie de largo anuncio de ONG en el que Sean Penn nos echa en cara su superioridad moral y no se le ocurre otra cosa que rodar una historia de amor (mala e inverosímil) con las masacres africanas de fondo. El horror en estado puro frente al amor de novelita rosa y exótica para leer en el metro.

Para horror su guión y su realización, con un ritmo patético, diálogos espantosos, interpretaciones bochornosas, ángulos de cámara torcidos, cámaras lentas, atardeceres de postalita... Y qué decir de su reparto: Bardem, con ese jeto imposible que tiene, interpretando a un pichabrava que se encama con la espectacular Charlize Theron y también con la preciosa Adèle Exarchopulos. No hay quien se trague que este individuo tenga semejante imán para las mujeres hermosas, por muy cirujano latino, comprometido y nihilista que sea. No te crees nada en Diré tu nombre. Ni los romances, ni los ataques rebeldes, ni la nocturna escena del parto, ni la del suicidio... está todo espantosamente contado y rodado.

Y, para colmo, la guinda progre: Bardem y Theron no celebran estar vivos gracias a la religión, sino al individuo. Y todo narrado de forma escandalosamente discursiva: la película, que se hace larguísima, empieza y acaba con un discurso.

El plan B

Hoy también (además de la nueva de Ben Affleck y los regresos de Ang Lee y Paul Schrader a la dirección) se estrena Múltiple, la nueva película de M. Night Shyamalan, director de El sexto sentido y Señales. La peli, hitchcockiana y angustiante, tiene un estupendo arranque, una buena dirección y un trabajo de su protagonista (James McAvoy) absolutamente descomunal. Pero... ¿Adivinan? Sí, se la carga al final con un giro ridículo. Otra vez.

Trailers y Estrenos (YouTube)
2 Comments
  1. john Titor says

    Como siempre una crítica impecable 🙂

  2. Rubén says

    Creo que la reseña está alejada de una crítica «seria» de una peli. Como muestra el botón de la parte decida a Bardem, como si el modelo del reseñista fuera «Sensación de vivir». Alguien decía que una buena novela o película no es buena en sí solo porque aparecen buenos sentimientos. Desde luego es así pero de ahí a acabar la reseña de una película con el calificativo de «basura progre» hay un abismo, que muestra que no se habla de cine y, también, del tiempo que nos toca vivir.
    Salud.

Leave A Reply

Your email address will not be published.