CINE / El estreno de la semana

'IT': no tengo edad para ESO

IVÁN REGUERA | Publicado: - Actualizado: 10:38

IT
Cartel de ‘IT’, la película dirigida por Andrés Muschietti y basada en la novela de Stephen King. / Warner Bros. Pictures España

Recuerdo que en mi colegio la novela IT fue todo un acontecimiento, como en tantos colegios e institutos españoles. Estoy hablando del año 1987. Tenía catorce años. Aquel superventas de Stephen King era un must, como dicen ahora los modernos en vez de decir obligatorio. Y era un adolescente que leía poco y mal y al que le horrorizaban los tochos de mil páginas. Tampoco es que fuese un gran aficionado al terror. Recuerdo que alguien me prestó la novela y me pareció tan apasionante como ver crecer un ficus. La dejé antes de la mitad, como me pasó con El resplandor, otro tocho.

Así que no, no soy el espectador ideal de IT porque ni me interesa especialmente el señor King, aunque reconozco el mérito de obras como La mitad oscura o Misery y el estupendo libro sobre su oficio llamado Mientras escribo. Tampoco soy el espectador ideal de IT porque ya no tengo catorce años. Esta película va dirigida a un público muy concreto: el adolescente o juvenil, además de a los fans de King, que todavía son legión. La película ha contado con el temido R-17 en USA (no la pueden ver menores) porque cuenta con algunas escenas de violencia y sangre bastante cañeras.

Tras el sabor agridulce que dejó la olvidable miniserie IT-Eso, con Tim Curry como el macabro payaso Pennywise, Warner lleva años levantando este proyecto con otros posibles Pennywise: Johnny Depp, Tilda Swinton, Jim Carrey, Willem Dafoe, Paul Giamatti… Ninguno dijo sí.

Lo primero que se cambió, en su fase de primer guión, es la época en la que transcurre la historia: se pasó de finales de los 50 a finales de los 80 (en el guión definitivo se ven estrenos, en los cines del pueblo en el que se desarrolla la peli, como Batman o Arma letal 2, las dos exitazos de Warner). Y esto fue mucho antes del gran éxito de Strange Things, serie con pandilla de niños ochenteros y fenómenos paranormales con el que se está relacionando la película (que no es tan mala como Super 8) de forma errónea.

El primer director contratado para levantar la adaptación cinematográfica de IT fue Cary Fukunaga, que todavía no era famoso por su bombazo True Detective, la serie. Fukunaga tiró a la basura lo que estaba escrito y empezó de cero junto al contrometrajista Chase Palmer. Y lo hicieron en dos películas ambientadas en los 50: con los protagonistas como niños y como adultos. Para asegurarse que el trabajo era decente, Fukunaga envío un borrador del guión a Stephen King. Su respuesta fue la siguiente: “¡Por favor, id con Dios, esta es la versión que el estudio debería rodar!”.

Con semejante entusiasmo por parte del famoso novelista de Maine, todo pintaba a pedir de boca, ¿verdad? Pues se equivocan. Fukunaga se enfrentó a infernales reuniones con los productores de Warner hasta que dijo basta, me planto. Según sus propias palabras, en Warner no querían personajes sino estereotipos y muchos sustitos con violines de fondo.

Así las cosas, Warner pensó en el argentino Andrés Muschietti, realizador con buen pulso que se dio a conocer gracias a Mamá, corto convertido en largo por orden del poderoso Guillermo del Toro. Mamá fue una película de terror estupenda pero con un final verdaderamente bochornoso. Muschietti parece que también se va a encargar de la secuela de esta película, aunque en Hollywood nunca se sabe. Y sí, tenemos secuela: nos espera lo que les sucede a los niños de mayores con el macabro payaso. Pero me temo que no va a a haber demasiado interés al respecto. Cuando apareció el rótulo “Fin de la primera parte” al final de IT, en la sala donde estábamos reunidos los chicos de la prensa se escucharon unos cuanto bufidos. Y no me extraña.

Me explico: IT está muy bien rodada, pero es tremendamente infantil. La base de su argumento, muy pobre, es que todos tenemos nuestros terrores personales y los tenemos que afrontar y superar. El niño negro debe superar el trauma de sus padres quemados, otro con sus hermano perdido, el hipocondríaco con el fantasma leproso, la chica con la sangrienta regla y el padre violador, otro con su fobia a los payasos… Y todos esos traumas están plasmados de forma demasiado evidente. Y hasta se subrayan en los diálogos de forma tremendamente amateur.

Otra vez estamos ante una propuesta que funciona, por lo impactante, en su primera media hora. Pero se va desinflando como el famoso globo rojo de Pennywise. La película acaba siendo repetitiva y su final, en el pozo, es tremendamente artificioso.

IT no es una película para todos los públicos por sus escenas sangrientas, sino porque es pueril, es un ejercicio de artificiosidad bastante infantil. Y qué quieren que les diga, a mí lo del payaso asesino con tres filas de dientes en sus mandíbulas siempre me pareció barato para asustar, hasta cuando tenía catorce años.

Lo mejor: el casting de actores infantiles, brillante. Destaca entre todos ellos Jack Dylan Grazer (el hipocondríaco). Impresionante para su edad.

Lo peor: Stephen King. Él es el mayor culpable, por contar algo tan insustancial.

El plan B:

Churchill sorprende. Para mal. La película se centra en los día del desembarco de Normandía, al que Sir Winston se negaba en rotundo por las inmensas bajas militares que podría causar. La película muestra a un Churchill alcoholizado, al borde del divorcio, lastimero, cobarde, quejumbroso, sin poder alguno, manipulado por su mujer y por otros personajes que lo ninguneaban, como Eisenhower, Montgomery o el tartaja rey Jorge VI (en la mejor escena de la película).

Aunque el film está escrito por una joven historiadora, no me trago que este personaje, por otra parte muy discutible históricamente, fuese así de timorato. Además, como película es pobre, con demasiadas escenas de postal y diálogos “importantes”. Una pena. Habrá que esperar a ver el Churchill de Gary Oldman (El instante más oscuro, que veremos en enero). Pero, ay, es que está maquillado de viejo y gordo, como Anthony Hopkins en Hitchcock… Qué pereza. Ya les contaré.

Warner Bros. Pictures España (YouTube)

Artículos Relacionados

- Publicidad -
icono cuartopoder  Lo más reciente
 
- Publicidad -
- Publicidad -

- Publicidad -
Volver Arriba

Send this to a friend