Diez iconos ochenteros que vuelven a las salas

  • En los ochenta el cine americano se quitó el corsé de tener que hacer cine de prestigio y se relajó
  • 'Terminator', 'Rambo', 'Robocop', 'Indiana Jones', 'La jungla de cristal', 'Cazafantasmas', 'Top Gun'... regresan a las pantallas

Los años ochenta siguen con nosotros y parece que, de momento, no se van a ir. Ejemplos de últimos productos ochenteros son Stranger Things, un éxito mundial ya en su tercera temporada, y en España la serie documental sobre Parchís, el grupo infantil de los ochenta por excelencia. 
¿Por qué los ochenta seducen tanto? ¿Por qué Hollywood vuelve una y otra vez a los personajes creados en esa década? Quizás la respuesta sea que en los ochenta el cine americano se quitó el corsé de tener que hacer cine de prestigio y se relajó para hacer un cine mucho más simple, comercial y popular. Fue cuando Hollywood clausuró su década más demente y creativa. Los grandes estudios estaban hartos de los caprichos y pretensiones de directores como Martin Scorsese, Francis Ford Coppola o Michael Cimino y cuando cayeron en desgracia aprovecharon las taquillas de Tiburón y La guerra de las galaxias para dar un movimiento de timón que les llevó a las tranquilas, seguras y conservadoras aguas de los ochenta.

En esa década los reyes de la taquilla fueron directores nacidos en el baby boom que trajo el final de la II Guerra Mundial, cineastas como Steven Spielberg, George Lucas, Robert Zemeckins, Ivan Reitman, Tobe Hooper, John Carpenter, Joe Dante o John Landis. Todos ellos tenían en común haber crecido delante de un televisor y ser, a diferencia de los grandes cineastas de los años 30, 40 y 50, la primera generación no literaria. En la mayoría de los casos, su infancia transcurrió en la consumista Norteamérica de los 50, dentro de aquella clase media acomodada que se pasaba horas delante de la tele, en programas dobles de cine (la entrañable matinee que homenajeó el propio Dante) o leyendo tebeos. Y eso se vio reflejado en sus películas.

Los ochenta fueron un regalo para los niños nacidos a principios o mediados de los setenta porque el gran cine comercial estaba hecho para críos o adolescentes y muchas veces protagonizado por ellos. Los grandes éxitos de los ochenta se basan en un personaje adulto convertido en infantil, como en el caso de la exitosa y ochentera serie Stranger Things. Ejemplos: Karate Kid (cine de artes marciales con niño), E.T. e Invasores de Marte (extraterrestres con niño), Miedo azul (hombre lobo con niño), Juegos de Guerra (Guerra nuclear con niño), Los Goonies (película de piratas con niños), Indiana Jones y el templo maldito (Indy con niño), El imperio del sol (II Guerra Mundial con niño)...

Publicidad

También los personajes adolescentes fueron un filón en los ochenta: Amanecer rojo (Guerra Fría con adolescentes), Regreso al futuro (viajes en el tiempo con adolescente), El secreto de la pirámide (Sherlock Holmes adolescente), Gremlins (bichos mutantes con adolescente)... Hasta Coppola, arruinado tras Corazonada, tuvo que hacer películas de adolescentes (Rebeldes, La ley de la calle, Peggy Sue se casó) e infantiles (episodios en la serie Cuentos de hadas y en la película colectiva Historias de Nueva York).

Hoy el cine de Hollywood está más infantilizado todavía, y es mucho peor porque ya no es tan frívolo, divertido e ingenioso, no inventa nuevos personajes, historias o incluso fórmulas. No crea prototipos, repite los modelos ya inventados. Y eso es letal. Por eso, nos toca conformarnos con la enésima franquicia de cómic explotada hasta la nausea o la inevitable remesa de remakes o de remakes de los propios remakes, que ya es el colmo. Y para muestra, algunos ejemplos. Aquí van 10 exitazos de los 80 que en breve van a volver a nuestras salas:

Terminator: Destino oscuro: vendida como la “verdadera tercera parte de Terminator”, Paramount y Fox ha hecho como que no existen Terminator Salvation, Terminator Génesis y Terminator 3: La rebelión de las máquinas y ha recuperado a los protagonistas de la 2: Schwarzenegger, Linda Hamilton y Edward Furlong.

Cazafantasmas 3: aquí Sony también ha hecho como que no ha existido Cafatastamas 3 (la secuela con personajes femeninos) y ha llamado al hijo del director original (Ivan Reitman, ahora productor). Jason Reitman, firmante de comedias como Gracias por fumar o Juno, dirigirá al reparto original y a estrellas actuales como Finn Wolfhard, de la citada Stranger Things.

Indiana Jones 5: fue muy rentable la idea que tuvo Geroge Lucas de hacer un James Bond arqueólogo, ocurrencia que contagió (en unas vacaciones) a su amigo Steven Spielberg. Para la quinta ya no está Paramount detrás, sino la todopoderosa Disney. Aunque la agenda de Spielberg lleva apretada desde 1975, pretenden comenzar a rodar en la primavera del año que viene en Inglaterra (en los estudios Pinewood) y estrenar en el verano de 2021. Todavía no tiene título.

La jungla de cristal 6: sí tiene título: McClaine, el apellido del famoso personaje interpretado por Bruce Willis. El productor Lorenzo di Bonaventura ha explicado que la película se narrará con flashbacks y veremos a un McClaine con 20 años y otro, en el presente, con 60. Solo al Hollywood actuar se le ocurre hacer El padrino II con terroristas internacionales.

Rambo 5: como Willis y Schwarzenegger, tampoco podía faltar Stallone en este revival. La película, que se podrá ver el 20 de septiembre, es tan violenta y malhablada que ha conseguido la temida Calificación R (R-Rating). Tras Acorralado y sus tres espantosas continuaciones, Rambo se enfrenta ahora a un peligroso cártel mejicano. En la película, rodada en Canarias, aparecen Paz Vega, Sergio Peris-Mencheta y Óscar Jaenada.

Top Gun 2: tras el suicidio del director de la película original, Tony Scott, el proyecto quedó en un cajón durante años, pero ya hay trailer de la secuela. Eso sí: los fans van a tener que esperar hasta el verano que viene. Regresan los eternos rivales (Tom Cruise y Val Kilmer) y se estrenan Jennifer Connelly, John Hamm (el Don Draper de Mad Men) y Ed Harris. Michael Ironside (el teniente coronel Jester) ha declinado volver porque se lleva a matar con el productor Jerry Bruckheimer. Tampoco regresa Kelly McGillis, que con honestidad, y algo de mala leche, ha declarado: “Estoy vieja y gorda y aparento la edad que tengo”.

Superdetective en Hollywood 4: Bruckheimer también está detrás de la vuelta del cachondo Axel Foley (Eddie Murphy) aunque la tercera fue un fracaso de taquilla. También se baraja la idea de convertir la franquicia en serie de televisión con Brandon T. Jackson en el papel del hijo de Folley.

Robocop Returns: Paul Verhoven está mayor (tiene 81 años) para el tinglado que supone rodar una superproducción de acción, así que el nuevo Robocop lo dirigirá Neill Blomkamp (District 9), que ha declarado que su objetivo es que la película parezca hecha por el mismo Verhoeven. Robocop Returns será una secuela de la película de 1987 y el guión es de los guionistas originales: Ed Neumeier y Michael Miner. La única novedad, de momento, es que volveremos a ver la armadura original del policía robot, no como la usada en el fallido remake de 2014.

Dune: WarnerMedia (futuro servicio de streaming) y Legendary Television producirán la serie Dune: La hermandad y también el remake para cines, que dirigirá Denis Villeneuve con Javier Bardem, Jason Momoa, Timothée Chalamet, Oscar Isaac, Josh Brolin y Stellan Skarsgård. Llegará a los cines en noviembre de 2020 y esperemos que nos haga olvidar el bodrio que rodó David Lynch en 1984, pero tras ver La llegada y el anodino remake de Blade Runner, las dos del pretencioso Villeneuve, es para dudarlo.

It 2: y, para pretenciosos, el director Andy (antes de triunfar en Hollywood, Andrés) Muschietti, que estrena segunda parte del remake de It, que dura casi 3 horas. New Line Cinema no ha puesto pegas a semejante metraje. Es comprensible, la primera parte recaudó en todo el mundo más de 700 millones de dólares, convirtiéndose en la película de terror más taquillera de la historia. Se estrena el 6 de septiembre.

En fin, que van a tener años ochenta para aburrir.