El 25S atribuye a la represión y las multas la escasa asistencia a su ‘marcha fúnebre’

2
Varios jóvenes vestidos de negro portan velas durante la 'marcha fúnebre' contra los Presupuestos, anoche, en la plaza de Neptuno de Madrid. / Zipi (Efe)

Mil personas, según algunos medios; cinco mil, según los portavoces del 25-S. Anoche una marcha fúnebre recorrió Madrid desde la Plaza de España hasta las puertas del Congreso de los Diputados coincidiendo con la aprobación de los que denominan Presupuestos Generales de la Miseria y de la Pobreza. Los Presupuestos Generales del Estado. Las cuentas del año que viene, en los que se da prioridad al pago de la deuda y la estabilidad presupuestaria sobre, por ejemplo, el cumplimiento constitucional de las subidas de las pensiones según el IPC. O la sanidad universal. O la justicia gratuita.

Publicidad

El plan marcado por la Coordinadora 25-S era distinto. Habían pedido a los convocados que acudieran de negro luto y con velas funerarias. Y que se mantuvieran en silencio. No hubo silencio. La marcha popular enseguida empezó a vocear consignas. Y en la Gran Vía invadieron uno de los carriles abiertos al tráfico. Los antidisturbios intervinieron. Hubo momentos en los que parecía inevitable la carga policial. Los antidisturbios nerviosos. Los manifestantes, también. La gran pancarta que precedía la marcha se partió por la mitad. Algunos dicen que la partieron los policías. Otros aseguran que el frente manifestante se dispersó por miedo a la carga y partió la pancarta por la mitad.

Publicidad

Hubo un detenido. Un hombre de unos 40 años que no hizo nada. Solo hablar. Acusado de resistencia a la autoridad y desobediencia, confirma la Coordinadora 25-S a última hora. Ya ha sido puesto en libertad. Con cargos.

La policía pidió el carnet de prensa a cualquiera que llevase una libreta o una cámara profesional. Según los portavoces de los convocantes, los que no se identificaron sufrieron amenaza de multa.

Elena Ortega, madre de Alfonso Fernández, 'Alfon', durante la lectura del comunicado, ayer, a la entrada del Congreso, rodeada de diputados de la Izquierda Plural, Aamiur, ERC, BNG y Compromís. / Mariano Asenjo

Previamente, a las puertas del Congreso, leyó un comunicado Elena Ortega, madre de Alfonso Fernández, detenido el día de la huelga general del 14-N y desde entonces en la cárcel de Soto del Real, acusado del delito inexistente de haber provocado alarma social. Diputados de Izquierda Plural, Bloque Nacionalista Galego, Amaiur, ERC y Compromís arroparon su lectura. Valeriano Gómez, ex ministro socialista, apoyó el comunicado pero se negó a acudir al acto por la presencia de Amaiur.

Alfonso Fernández fue detenido en la mañana del 14-N cuando iba a incorporarse a un piquete informativo. Y está preso desde entonces en régimen FIES (Fichero de Internos de Especial Seguimiento). Alfon, como se le conoce, tenía relaciones o pertenecía a los Bukaneros, frente hooligan del Rayo Vallecano al que se investiga por un presunto sabotaje en el campo de este equipo y por acciones violentas durante las manifestaciones de septiembre que rodearon el Congreso. De momento, uno de los grandes misterios penitenciarios de nuestra democracia.

Los convocantes de la marcha, el 25-S, achacan a la represión policial la escasa repercusión de la marcha: “Es consecuencia del amedrentamiento de la Delegación del Gobierno contra el movimiento popular. La gente que está protestando no puede permitirse el lujo de pagar 500 euros de multa por no hacer nada. Y también influye la nueva ley de tasas judiciales. Recurrir una multa de 100 euros te puede salir por 200”.

– ¿Han metido miedo a la gente?

– La gente no tiene miedo. Pero no podemos pretender que en cada convocatoria se junte el 100% de la gente. Hay manifestaciones de abogados, de jueces, de policías, de médicos, de un montón de colectivos profesionales. Hoy quizá hemos sido 5.000, pero toda la sociedad está movilizada –dice uno de los organizadores.

2 Comments
  1. Ángel says

    ¿Por qué hay que pensar que han metido miedo a la gente? ¿No es más fácil y lógico pensar que no interesa a la gente? ¿Mil tíos haciendo una parodia de entierro es una gran noticia?
    Me parece que algunos han perdido el «oremus».

  2. Ramon says

    Que convoquen contra el papa de Roma y la cúpula episcopal, que se lucran del presupuesto, o sea, de los impuestos de todos los españoles, y verán como atiborran de gente la Gran Vía.

Leave A Reply

Your email address will not be published.