El 15M cumple años soplando menos velas

Miles de personas se concentraron ayer en la Puerta del Sol de Madrid, convocadas por el 15M, en el segundo aniversario de este movimiento. / Victor Lerena (Efe)

¿Fracaso? Eso nunca se sabe. Ayer, el segundo aniversario del 15-M no fue multitudinario. Ni siquiera hubo detenciones a la hora de cierre de esta edición. “Habíamos previsto que no pasara nada. Sin embargo, siempre pasa, pero esta vez no pasó”, analizaban tras la manifestación los portavoces de Lagalsol, brazo jurídico del 15-M.

La calle se acaba. Ayer, buen tiempo en Madrid, la gente se ha dado cuenta de que la calle se acaba. Segundo aniversario del 15-M. Mucha gente, pero no tanta. Olga Lucas, la viuda del escritor José Luis Sampedro, leyó los resultados de la consulta popular madrileña en favor de la sanidad pública. Un millón de votos. Sin embargo, en la manifestación de ayer, en el cumpleaños del 15-M, apenas diez mil personas en Madrid.

Publicidad

La menor asistencia respecto a convocatorias anteriores ha sido la tónica en «la treintena de manifestaciones» que, según #Acampasadol se realizaron ayer. Además de la celebrada en Madrid, «las más numerosas han sido las de Barcelona, Valencia y Sevilla«, se lee en la nota de valoración redactada por este colectivo. En la capital catalana, la marcha de más de 5.000 personas concluyó con la ocupación de un edificio municipal del casco viejo por parte de activistas de la PAH.

La ausencia de incidentes ha sido otra nota destacada. “Lo normal es que nunca pase nada. Lo normal es que la policía defienda el derecho del pueblo a la libertad de expresión. Algo que, sin embargo, no ocurre siempre en Madrid”, analizan los portavoces de Legalsol.

12_M_Barcelona
Imagen de la manifestación celebrada ayer en Barcelona. / Alejandro García (Efe)

El portavoz de Democracia Real Ya, Kike Castelló, reconoce que esperaba más gente ayer en las movilizaciones. “Quizá es que la gente espera otro tipo de respuesta”, señala. El periodista le replica que quizá hay mucha gente que empieza a pensar que hay que pasar del grito a la violencia. Demasiada gente empieza a hablar así. Violencia es una palabra que se escucha: “Nunca vamos a atacar, nunca vamos a usar la violencia, no es algo que esté demandando la sociedad”, señala, muy pacíficamente, Castelló. “Ha habido poca gente en Madrid. Pero quizá sea efecto de la sobreestimulación. Tal vez hay demasiadas manifestaciones y concentraciones. No podemos obligar a la gente a venir. A lo peor hemos descuidado el trabajo 1.0. El trabajo persona a persona. Quizá hemos creído demasiado en las redes sociales. No lo sé”.

“No me explico cómo, con la que está cayendo, no haya habido más gente, pero la gente que ha estado es gente incondicional. Quiero ver esto más desde el lado cualitativo que desde el lado cuantitativo. ¿Qué lucha es esta, celebrar que somos el 15-M, que somos la hostia? No. Salimos todos los días. Salen las mareas, sale la PAH… ¿Le dices todos los días a tu pareja que la quieres, o se lo dices solo el 14 de febrero, el día de San Valentín, el día de los enamorados? Es exactamente lo mismo”.

San Valentín. La rosa del pueblo, la rosa con espinas que se clavan en la cosa, no estaba ayer en la calle. No estaba.

12_M_Valencia
Un aspecto de la manifestación celebrada ayer en Valencia. / Juan Carlos Cárdenas (Efe)