ANÍBAL MALVAR | Publicado: - Actualizado: 7/1/2017 01:48

Pancarta desplegada en Londres en apoyo de la movilizaciones del 1 de junio contra las políticas de la Troika. / facebook de mareaciudadana

De Viena a Bruselas y de Dublín a Cádiz. Y desviándose hasta Nueva York. Bajo el lema Pueblos unidos contra la Troika, centenares de ciudades de toda Europa salen mañana a la calle para protestar contra las decisiones del Banco Central Europeo, el Fondo Monetario Internacional y la Comisión Europea. Una manifestación que servirá de termómetro callejero, tras el relativo fracaso de la convocada en el segundo aniversario del 15-M, de la pujanza de la movilización callejera.

En Madrid la marcha partirá a las 18.30 horas de la plaza de Neptuno, desde donde saldrá hacia la sede de la Bolsa, Cibeles y el Banco de España, para acabar frente a las oficinas de la Comisión Europea en la Glorieta de Emilio Castelar.

Tras la manifestación, se propone un plebiscito ciudadano para dar voz al pueblo sobre si es o no voluntad democrática la forma de proceder del Gobierno (este y el anterior) en las políticas de recortes: “Amparados por la Constitución, desde Marea Ciudadana convocamos un #plebiscito ciudadano con el que se mostrará, mediante nuestro voto y firma, cual es la voluntad de la ciudadanía. (…) Este plebiscito, que se celebraría entre el 23 y el 30 de junio, tiene entre sus objetivos que el Gobierno dé forma jurídica a las propuestas ciudadanas. La falta de democracia, la corrupción o el pago de la deuda ilegítima son algunos de los temas sobre los que se podrá ver reflejada la voluntad del pueblo. Con esta acción plebiscitaria se abre una nueva vía de protesta ciudadana, esta vez jurídica, legal y democrática. Conseguiremos en los tribunales lo que este Gobierno no nos quiere dar y que por derecho nos corresponde: el derecho a decidir”.

Los convocantes están seguros de que esta movilización superará incluso a la que se desarrolló el pasado 23-F. A pesar de la escasa trascendencia que tuvo el segundo aniversario del 15-M, se muestran optimistas con este primero de junio. Si el 15-M fue un cumpleaños feliz o infeliz, una celebración, ahora el objetivo de la protesta es más claro y contundente: “Con la excusa de la crisis de la deuda han modificado la Constitución (Art.135.3) sin escuchar nuestra voz en referéndum, imponiéndonos el desmantelamiento de los servicios públicos como la Sanidad o la Educación que son entregados al sector privado como oportunidad de negocio, vulnerando así los derechos sociales y laborales conquistados en las últimas décadas. Con ello se ha provocado, además, que miles de familias de los países afectados pierdan su vivienda y su vida”.

En el manifiesto de los convocantes, además, se hace más clara que en otras ocasiones precedentes la formulación de un proyecto político (sin siglas) alternativo al que se está desarrollando: “Ya sea a través de los memorandos impuestos por la Troika a Grecia, Irlanda, Portugal o Chipre o del rescate financiero en el caso del Estado español se está produciendo un trasvase de dinero público a las entidades financieras a costa de la pérdida de derechos básicos, el empobrecimiento generalizado de la población y el aumento de la desigualdad social en toda Europa”.

En la sala de espera de esta consulta ciudadana, sin citarla, subyace la posibilidad de la emergencia inminente de un partido político que concite los intereses del descontento ciudadano, de las mareas, de la indignación. En el comunicado, incluso se apela de forma explícita a los desafectos con cualquier sigla de las, presuntamente, cómplices de la actual situación. Convocando también a los propios miembros de partidos y sindicatos que hasta ahora han mantenido una posición solo observante: “Este es el comienzo de un proceso descentralizado, inclusivo y participativo. Queremos construir colectivamente, uniendo nuestras fuerzas y acciones, protestando internacionalmente contra la Troika. Llamamos a todas las personas, con o sin partido, con o sin trabajo, con o sin esperanza, a unirse a esta propuesta el próximo 1 de junio. Apremiamos a todas las organizaciones políticas, movimientos sociales, sindicatos, partidos, colectivos, grupos informales, a unirse en esta jornada internacional”.

Artículos Relacionados

  • dolfus58

    Por supuesto hay que dar la “batalla”, pero no solo un día, sino continuamente, y desde luego Europeizando todas las protestas, es la única manera de parar el atraco a que estamos siendo sometidos por esta banda de fascinerosos.

  • juan gaviota

    La agresión y acoso que sufrimos las clases medias , no es flor de un día ; Esta programada minuciosamente por la exigua clase elitista con un claro objetivo ,todo para ellos ,y nada para nosotros.
    Y como la agresión parte de entes ajenos a la democracia,el juego democrático ,pierde toda su legitimidad, abocándonos a escenarios que ni sospechamos.

  • y más

    La “exigua clase elitista” crece cada día más, juangaviota. Todos quieren ser más ricos a costa de quien sea. Está en la naturaleza humana. También está rebelarse a hacerlo, pero eso cuesta más.

  • Runaway

    VENGA Y VENGA MÁS PROTESTAS Y MANIFESTACIONES INÚTILES QUE SON ESTÉRILES Y NO SIRVEN DE NADA:

    No digan por un país no sé cuánto, por una provincia no sé qué.

    Digan cómo. Digan un plan. Digan qué idea. Digan el proyecto. Digan los pasos.

    No digan para terminar con tal cosa, para continuar con tal otra. Digan cómo.

    Digan con qué recursos. Digan con qué criterio. Digan con qué medidas.

    No digan frases vacías. No digan palabras tan generales.

    No digan “seguridad” si no dicen cómo.

    No digan “educación” si no dicen cómo.

    No digan “cambio” si no dicen cómo.

    Digan cómo. Concretamente cómo. Sinceramente cómo.

    Digan las respuestas; las preguntas las conocemos todos.

    Digan visiones reveladoras.

    Digan algo de los pensadores que leyeron, cuáles rescatan, con cuál disienten.

    Digan qué saben de filosofía política, digan qué saben de los problemas de la gente.

    Digan qué saben de economía, digan qué recetas ya fallaron y cuáles aún no se han probado.

    Digan la historia, las causas. Digan cómo saben lo que saben.

    Digan algo que no haya dicho nadie, algo que no sepamos.

    No digan discursos que no dicen cómo.

    No digan obviedades. No digan vaguedades.

    No digan sólo los titulares de las cosas. Digan las cosas.

    Digan con qué cálculos. Digan de qué manera. Digan con qué medios.

    Digan por cuál camino. Digan cómo. Específicamente cómo. Técnicamente cómo.

    Detalladamente cómo. Sabiamente cómo.

    No digan sólo eslóganes. No digan por arriba.

    No digan “salud” si no dicen cómo.

    No digan “vivienda” si no dicen cómo.

    No digan “empleo” si no dicen cómo.

    No digan lo que ya escuchamos mil veces, lo que ya sabemos de memoria.

    Digan una que no sepamos todos.

    Digan y sorpréndannos por lo ilustrados, por lo preparados, por lo sensibilizados.

    Digan y sorpréndannos por lo creativos, por lo comprometidos, por lo bienintencionados.

    Digan lo que quieren hacer, pero digan cómo.

    No digan palabras recitadas. No digan frases hechas por los asesores de imagen.

    No digan discursos de cartón. Digan cómo. Simplemente cómo.

    Claramente cómo. Particularmente cómo. Responsablemente cómo.

    Digan un plan. Digan qué idea. Digan el proyecto.
    Digan los pasos. Por cuál camino. Con qué recursos. Con qué criterio.

    Con qué medidas. Digan cómo.

    Los estamos escuchando…

  • Luis Angel Aguilar

    En este Plebiscito Ciudadano contra la corrupción ¿Quieres votar por mí?
    http://luisangelaguilar.blogspot.com/2013/06/en-este-plebiscito-ciudadano-contra-la.html

- Publicidad -
icono cuartopoder  Lo más reciente
 
- Publicidad -
- Publicidad -

- Publicidad -
Volver Arriba

Send this to a friend