José Luis Sanchis: «Podemos concentrará el voto alternativo»

Interacciones_usuarios_únicos_voto_alternativo
Interacciones de usuarios únicos en los post generados cada día por los diferentes partidos. / Informe de Manuel G. Bedia y Tomás Gómez (archive.org)

"Durante los últimos años, diferentes acontecimientos políticos han estado fuertemente prefigurados por lo que pasaba en las redes sociales". Esta frase, no por obvia innecesaria, la transcribo de la introducción de un estudio sobre el impacto de los partidos emergentes en Facebook. Hace pocos días, el Partido X denunciaba que las encuestas minimizan la presencia real de estas formaciones para desilusionar a los indecisos. Lo que sucede en las encuestas es diferente a lo que sucede en las redes sociales. Ahora queda por comprobar si lo que sucede en las redes sociales sucede también en las urnas. La última encuesta del CIS augura que entre todos los emergentes solo Podemos y LPD (Los Pueblos Deciden) obtendrán su pírrico escaño. Alguna otra encuesta otorga a la formación de Pablo Iglesias hasta tres escaños.

Los profesores Manuel G. Bedia y Tomás Gómez, del Instituto de Investigación en Ingeniería de Aragón, acaban de difundir un estudio titulado Impacto de los partidos políticos emergentes EP2014 en redes sociales. Ambos participan en el Proyecto ISAAC (Interdisciplinary Systems Approach in Artificial Cognition), destinado a obtener "conocimiento de cómo los seres vivos procesan la información, su análisis y modelización, y su posible relación con los sistemas computacionales". Y los votantes quizá sean seres vivos.

Publicidad

El estudio lo han realizado durante los 18 días previos a la campaña sobre la actividad y respuesta en Facebook de cinco de esos partidos llamados emergentes: Equo (88.079 fans), Podemos (149.240), Partido X (72.338), Ciudadanos (29.574) y Vox (8.678). "Solo con los votos de sus fans, ninguno de estos partidos obtendría representación", señala el consultor político José Luis Sanchis, ex presidente de la IAPC (International Association of Political Consultants), y ex secretario general de EAPC (European Association of Potilitical Consultans). La frase no tendría sentido en el contexto de las formaciones convencionales. Pero partidos como Podemos o X nacen, crecen y diseñan sus programas electorales con estrategias horizontales desde la red. Al modo asambleario del 15-M, desde la red. Y entonces el número de seguidores en la red sí puede convertirse en un factor de estimación de voto base --como la filiación en los partidos convencionales-- aceptable como bestia de compañía.

El estudio realizado por Bedia y Gómez no solo se refiere a la cantidad de seguidores, sino a su activismo. A las respuestas "políticas" de sus seguidores a cada post. Mientras Podemos tiene casi 7.000 interacciones diarias de usuarios únicos, Partido X apenas supera las 2.500. Sin embargo, en compromiso de sus fans a la hora de difundir o trabajar el mensaje político en la red (engagement, dicen los informáticos y algunos cursis), Partido X triplica con creces el activismo de Podemos.

Impacto_post_voto_alternativo
Estimación del impacto de los post generados cada día. / Informe de Manuel G. Bedia y Tomás Gómez (archive-org)

Iñigo Rejón, doctor en Ciencia Política, consultor con bastante experiencia en procesos electorales (sobre todo en Sudamérica) y coordinador de campaña de Podemos, busca una explicación a este dato: "Las redes tienen un importante sesgo generacional. A Podemos quizá se ha unido más gente mayor. Se está viendo en los actos. De los 50 años para arriba, se reduce la participación en la red. Pero nosotros tenemos gente mayor pegando carteles, atendiendo mesas informativas en la calle o asistiendo a los actos. Y esa gente no interactúa tanto en internet, pero trabaja en la calle y vota".

Para José Luis Sanchis, las posibilidades reales de estas formaciones emergentes aun están por ver. "Me da la impresión de que va a haber una sorpresa. De que la intención de voto a PP y PSOE se va a demostrar más baja. Yo creo que ni van a llegar al 40%. Además, es verdad que el reparto de indecisos se está haciendo de forma equivocada en las encuestas. Están otra vez repartiendo esos votos indecisos entre el PP y el PSOE, de una forma muy alegre. Y yo pienso, y es solo una opinión, que en estas elecciones no va a ser así. El voto indeciso no se va a repartir entre los grandes partidos".

Tampoco el coordinador de campaña de Podemos cree mucho en las encuestas: "Más allá de los datos, lo que nosotros vemos es que no paramos de crecer desde que nacimos hace tres meses. Y yo soy, por concepto, pesimista. Pero las encuestas de hace unas semanas nos daban un escaño y hoy hay algunas que nos dan tres. Estas elecciones pueden traer sorpresas. En principio, están demostrando que no somos una suma de ceros. Y queda mucha campaña. Date cuenta de que esta campaña está muy dormida por arriba [PP, PSOE, IU y otros convencionales] pero muy despierta por abajo".

Sanchis pone colofón a la división de voto entre los distintos partidos emergentes de casi gemela ideología y genealogía [Partido X y Podemos]: "Hay un principio que dice que, si a un grupo social determinado se le ofrece más de una opción, al final suele concentrar el voto en una sola. Y yo creo que Podemos va a concentrar todo el voto alternativo".