Fracasa otra vez la Cumbre del Clima: en 2075 la Tierra será un planeta inhabitable

3
Imagen del plenario de la Cumbre de Cambio Climático que se ha cerrado en Lima este mismo domingo. / Paolo Aguilar (Efe)
Imagen del plenario de la Cumbre de Cambio Climático que se ha cerrado este mismo domingo en Lima. / Paolo Aguilar (Efe)

Hace dos siglos y medio la temperatura media del planeta Tierra era 0,8 grados Celsius menor que la actual. Se le llama cambio climático. Hay consenso científico a la hora de estimar que si la temperatura del planeta se elevara 1,2 grados más, la Tierra se convertiría en una pelota inhabitable. Ni siquiera se podría predecir el tiempo de las siembras y las cosechas, se extenderían los desiertos, parte de los continentes se anegarían, la atmósfera se pondría intratable y se extinguirían muchísimas especies (quizá, también, la humana). Sobre estas premisas científicamente incuestionables discutieron el Lima (Perú) estas dos últimas semanas 10.300 delegados de 195 países en la XX Conferencia de las Partes (COP) de la convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático. En la Cumbre del Clima de Lima clausurada hoy los 195 países llegaron a un confuso acuerdo para intentar ratificar otro difuso acuerdo el año que viene en la cumbre de París. No es un trabalenguas.

Tras 13 días de reunión, la inconcreta resolución final de la Cumbre consiste en emplazar a los 195 países participantes a fijar qué planes y qué cantidades de dinero van a aportar para frenar el calentamiento de la tierra en 2015. La ONU calcula que se puede frenar la degradación climática del planeta con unos 100.000 millones de dólares anuales. Y que es tarea urgente. Pero nadie pone los billetes encima de la mesa. A pesar de que en los últimos 35 años se ha generado el 75% del calentamiento. Echando de simple aritmética, de seguir la media en 2075 la Tierra será la anteriormente referida pelota inhabitable (según esos presuntos catastrofistas llamados científicos).

Tatiana Nuño asistió a la cumbre de Lima en representación de Greenpeace España: "No todo son mensajes negativos y de desesperanza. Es muy importante destacar que en el borrador que se convertirá en el Protocolo de París, de momento aparece por primera vez un objetivo a largo plazo que marca que las emisiones de carbono deben ser cero en 2050. Esto es un dato histórico en las negociaciones y sin duda nos abre puertas importantes para una transición justa y energética 100% renovable y para lograr el abandono de los combustibles fósiles. También hay puntos positivos en cuanto a la financiación para afrontar los impactos del cambio climático. Pero el texto de Lima sobre cómo presentan los países sus compromisos sigue siendo muy débil y generalista. Este debe incluir cómo contribuyen esos compromisos en el objetivo de mantenernos lo más lejos del aumento de los 2ºC".

Imagen de archivo de Tatiana Nuño, / Efe
Imagen de archivo de Tatiana Nuño, representante de Greenpeace España en la Cumbre de Lima. / Efe

El Protocolo de París del 2015, al que se refiere Tatiana Nuño, será el que sustituya al de Kioto. Pero ya del protocolo de Kioto se retiró EEUU, el mayor responsable de la contaminación del mundo con el 25% de emisiones. El lobby energético nunca permitió a Bill Clinton ni a George Bush pasar de una adhesión simbólica a la causa oxigenadora. No han cambiado muchas cosas, según Tatiana Nuño: "Las empresas del sector de los combustibles fósiles siguen dominando y bloqueando activamente cualquier progreso en el proceso político y en algunos casos juegan a distraer la atención del debate real (carbon pricing). Están presentes en las COPs presentando su visión en eventos públicos de alto nivel como el de Shell, pero evidentemente a las reuniones y negociaciones políticas, la sociedad civil no tenemos acceso. Por supuesto que a estas cumbres asiste el sector energético, y el sector del petróleo y el carbón ejercen un fuerte lobby mediante la organización de ese tipo de eventos como el de Shell, y por su puesto manteniendo reuniones para asegurarse la continuidad de sus negocios".

Con respecto al protagonismo de una petrolera como Shell en una Cumbre del Clima  --una de las empresas más contaminantes del mundo--, Nuño escribió un artículo en la web de Greenpeace nada más aterrizar en Lima en el que expresa su asombro por la presencia de este tipo de empresas en la cumbre. Sin embargo, y a pesar de todo, Nuño observa en determinadas empresas cambios de actitud quizá más incisivos que los de los gobiernos: "Hay algunas empresas que están tomando medidas efectivas, como comprometerse al 100% de reducción de emisiones, pero son pocas. Ikea ya se ha comprometido a un 100% renovable en electricidad y calefacción para el 2020. Apple, Gloogle y Facebook ya lo están cumpliendo con sus operaciones en centros de datos".

En lo que se refiere a España, Tatiana Nuño se muestra crítica: "Desde luego que España está yendo a contracorriente de lo que dicen las recomendaciones científicas en la lucha contra el cambio climático. Mientras los científicos afirman que es necesario abandonar los combustibles fósiles y acelerar la transición a un nuevo modelo energético basado en energías renovables, el Gobierno de nuestro país aprueba nuevas prospecciones de petróleo en aguas abiertas como las de Canarias, renegocia las ayudas al carbón y busca la forma de una aceptación social para extraer gas mediante fractura hidráulica. Las políticas del Ministerio de Industria han supuesto además un freno a las energías renovables contrario también a donde deben dirigirse los esfuerzos para evitar los peores impactos del cambio climático. España debe aumentar su ambición climática desde ya, apostando por una reconversión del sector energético y una transición justa hacia un futuro 100% renovable".

3 Comments
  1. ARKAITZ says

    POR EL BIEN DE LA HUMANIDAD ARRIBA LAS ENERGIAS RENOVABLES A NIVEL MUNDILA YES WE CAN PLEASE 2915

  2. ARKAITZ says

    YES WE CAN PLEASE 2015

    Los procesos revolucinarios de l@s ciudadan@s europe@s son procesos democraticos de aprendizajes …

    YES WE CAN PLEASE 2015

Leave A Reply

Your email address will not be published.