CUARTOPODER | Publicado: - Actualizado: 16/5/2017 01:21

Lucía Martín *

i-just-made-love
Imagen promocional de ‘I just made love’. / Ijustmadelove.com

¿No tienes novio y tus padres te dan la lata con este tema? ¿Estás en una fiesta y no conoces a nadie? ¿Te gustaría hacer un trío? Todo lo anterior y mucho más, te lo permiten algunas apps creadas ad hoc para todo lo anterior. Todo muy loco.

Vivimos en un mundo de apps: en España se descargan 3,8 millones de aplicaciones al día, según datos de The App Date. Madrid, Barcelona y Granada, serían las ciudades con más acólitos. Surgen aplicaciones como champiñones y sobre todas las temáticas: algunas son muy útiles, y otras más bien podrían pasar al limbo virtual del olvido. Hemos hecho una clasificación de la que podríamos denominar muy locas, relacionadas básicamente con el ligoteo y el sexo. No te garanticemos encontrar a tu media naranja con ellas, pero sí al menos, que te reirás con la lectura. Algo es algo

I Just Made Love: Vas haciendo zoom con la lupa. Primero te sale el mapamundi y vas acercándote al país que te interesa. España, pongamos que hablamos de Madrid, que cantaría Sabina. Aparece una gran actividad cerca del Centro y del parque de El Retiro. Sigues aumentando con la lupa: son las 10.30 de la mañana de un día de diario y en el parque aparecen los iconitos de la app por doquier, incluso dentro del estanque (algo bastante inquietante, para qué decir lo contrario). ¿De qué estamos hablando? De una app que te descargas para comunicarle al mundo cuándo has echado un polvo. Simple. ¿Qué interés puedes tener en gritar tu actividad sexual al resto de la Humanidad? Ni idea, pero ahí está la aplicación. Pero volvamos a El Retiro: si te sigues acercando con la lupa puedes ver el comentario que han puesto los usuarios: “Dos polvos”; “with people running and some turtles”; “la barca se movía mucho”. La app, americana, es el paraíso para los amantes del voyeurismo. De un vistazo sabes quién está follando en tu barrio. Con lo mágicas que eran las paredes casi de papel de los edificios… Gratuita.

Invisible Boyfriend: Estás harto o harta de que tus padres te pregunten si no sales con nadie. Te supera la presión de los amigos que te ven como un bicho raro porque no tienes pareja… Pues esto se acabó: con Invisible Boyfriend (o Girfriend, según tus gustos) te creas un novio/a tu gusto. Puedes elegir cómo os conocisteis, el color del pelo, de los ojos, la altura… Absolutamente todo: lo hilarante es que contestará a tus mensajes, de texto o de voz, te enviará detalles por San Valentín, todo lo necesario para que nadie sospeche que sigues estando más solo que la una. Se publicitan como “I’m the boyfriend or girlfriend you’ve always wanted”. Pues ya sabéis. De pago y de momento, solo disponible en Estados Unidos y Canadá.

wanty
Imagen promocional de Wanty. / wantyapp.com

Lulu: Fue creada por una ex jugadora de tenis profesional y sirve para poner notas a los chicos con los que quedas: esa cita del domingo, aquel amante de una noche, tu ex pareja… Triunfa al otro lado del Atlántico. Sus usuarias se valen de etiquetas (#SonrisaDivina; #LasMamásLoAdoran; #AlientoMortal) para evaluar, de forma anónima, a los chicos. Las evaluaciones se hacen del 0 al 10. Los hombres también se pueden registrar para obtener las calificaciones puestas por las chicas y así, comprarse un producto para la halitosis en caso necesario. Gratuita.

Wanty: Ay, qué tiempos aquellos en que ibas a una fiesta con dolor en el estómago porque no conocías a nadie. Ahora, con esta app, puedes conocer de antemano qué otras personas hay en ese evento o fiesta al que vas en solitario. Si alguno/a de los que ves, te gusta, lo dices y si esa persona le sucede lo mismo, el sistema os pone en contacto. Como dicen sus creadores: “estando en casa tú solo no ligas, chateas”. Con esto ligas de verdad en eventos. O eso dicen. Gratuita.

3nder. Desde luego, el que tiene un Smartphone, tiene un tesoro. Estaba Grindr (para homosexuales), Blendr, Tinder y ahora también, 3nder. Con ésta puedes encontrar singles, pero también, parejas abiertas, gente dispuesta a hacer un trío, cruising, heteros, gays, bisexuales… Y, a diferencia de Tinder, no se basa en tu perfil de Facebook, con lo cual el anonimato es total. Gratuita con algunas opciones de pago.

(*) Lucía Martín es periodista.

Artículos Relacionados

- Publicidad -
icono cuartopoder  Lo más reciente
 
- Publicidad -
- Publicidad -

- Publicidad -
Volver Arriba

Send this to a friend