TECNOLOGÍA / La facilidad de captar imágenes con el móvil ha convertido a muchos usuarios en aficionados a la fotografía

Cómo hacer buenas fotografías con el teléfono móvil

0
Fotografías con el teléfono móvil
Apoyarse contra una pared o utilizar un trípode para móvil son dos formas de obtener estabilidad y lograr imágenes más nítidas. / Pixabay

La calidad de las cámaras de los teléfonos móviles que todos llevamos en el bolsillo ha aumentado considerablemente en los últimos años, hasta el punto de que estos dispositivos han sustituido por completo a las cámaras digitales y únicamente los usuarios más avezados se atreven a llevar sus cámaras réflex cuando salen de vacaciones.

Cada día se comparten más de 4.500 millones de fotografías a través de WhatsApp, se publican más de 1.000 millones en Facebook y se suben más de 200 millones a Instagram. La popularización de las redes sociales y sus funciones gráficas han incrementado la necesidad de los usuarios de compartir cualquier momento de forma visual con sus seres queridos. La facilidad de captar una imagen con el móvil, sin tener que esperar a su revelado, y la posibilidad de repetir la toma si ésta ha salido mal, ha convertido a todo propietario de un teléfono móvil en un aficionado a la fotografía.

Publicidad

Sin embargo, a pesar de que cada vez se perfeccionan más las cámaras y las lentes de los dispositivos y se añaden más posibilidades de edición, tomar buenas fotografías con el teléfono móvil requiere de cierta destreza. Para que este verano puedas tomar las mejores imágenes de tus vacaciones y sorprender a tus amigos en las redes sociales, te recomendamos seguir nuestros consejos para sacar fotografías de calidad con el móvil.

Estabilidad. Al tomar una fotografía con el móvil uno de los principales problemas que podemos tener es que ésta quede movida, sobre todo si la estamos haciendo en condiciones de escasa luminosidad. En este sentido, resulta fundamental sujetar firmemente el móvil o apoyarse sobre una superficie lisa para tomar las fotos.

Algunos móviles incorporan un “modo noche”, que regula la exposición de la cámara, dándole más tiempo, por lo que tarda más en cerrarse y recoge más luminosidad. Esto permite que la imagen sea más clara pero al estar abierta la lente más tiempo, hay más posibilidades de que quede borrosa. Para evitar esto se puede usar un trípode para móvil, que permite fijar el teléfono a cualquier superficie y dar estabilidad a la toma.

Encuadre. Al hacer una fotografía con el móvil debes fijarte bien en los elementos que quieres que aparezcan en la escena y ordenarlos adecuadamente. Es recomendable que el principal esté rodeado de suficiente “aire” (es decir, que tenga espacio alrededor) y que no se ubique en el centro exacto de la imagen, sino que quede encuadrado hacia una esquina.

Para hacer esto, algunos móviles incorporan la posibilidad de mostrar unas guías invisibles en la pantalla o también puedes dividir mentalmente la misma con dos líneas verticales y dos horizontales. Los puntos donde se cruzan las líneas serían los lugares recomendados para encuadrar la persona u objeto que quieres fotografiar.

Iluminación. Al hacer fotos en exterior con el teléfono móvil se recomienda tener muy en cuenta de dónde provienen las fuentes de luz. Por ejemplo, conviene siempre realizar fotos de espaldas al sol o buscar la sombra de un árbol o una pared para tomar la fotografía y evitar la sobreexposición. En este sentido, siempre es mejor hacer fotos en días nublados, porque hay menos contraste de luz y de sombras.

Por la noche o en condiciones de baja luminosidad puedes plantearte utilizar el flash de la cámara, aunque no siempre se recomienda. Si se toman fotos a paisajes o personas generalmente el flash sobreilumina alguna de las figuras de la imagen y hace que se pierda luz del entorno, por lo que quedan las fotografías oscuras.  Como truco, siempre que sea posible, incorporar más puntos de luz a la escena (acercando, por ejemplo, una lámpara) ayudará a generar luminosidad en la imagen.

Elección del fondo. Una vez elegido el objeto o persona que se quiere fotografiar, hay que prestar atención al resto de elementos que van a quedar inmortalizados en la escena. Un mal fondo puede arruinar una fotografía por muy bien iluminada que esté. Conviene moverse y realizar varias pruebas hasta obtener el encuadre perfecto.

Uso del zoom. La mayor parte de los móviles incorporan un zoom de calidades intermedias y su uso va en detrimento del resultado final de la imagen. Lo mejor, en la medida de lo posible, es no utilizarlo en exceso y tratar de acercarse al máximo al objeto que se quiere fotografiar, sobre todo si es de noche. A veces es mejor tomar una imagen genérica al máximo de resolución y utilizar algún programa de edición para recortar la foto y centrarse en aquello que queríamos inmortalizar.

Modo HDR. La mayor parte de los teléfonos móviles incorporan la función HDR, que permite tomar varias fotografías por segundo. El propio dispositivo fusiona todas las imágenes y proporciona una única fotografía con resultados mejorados.

Limpieza del dispositivo. Parece obvio, pero conviene recordarlo. Es recomendable mantener limpio el teléfono móvil, sobre todo la lente, para tomar fotografías completamente nítidas.

Leave A Reply

Your email address will not be published.