Nace una campaña en apoyo a Antonio Maestre, periodista denunciado por Vox

1

Hace escasas semanas el mismo periodista de La Marea y colaborador en varios medios de comunicación, Antonio Maestre, informaba de que Vox le había denunciado. Al parecer, la denuncia se interpuso por un comentario que el periodista virtió en la red social Twitter, en el que aseguraba: "Los que defendéis a VOX sois responsables de que muertes como las de Laura sucedan. Sois cómplices", en relación con la muerte de Laura Luelmo y la voluntad de la formación ultraderechista de eliminar la Ley de Violencia de Género.

Hasta el momento, las asociaciones de la prensa FAPE y APM no se han posicionado en el caso. Algo que ya adelantó el mismo periodista en una entrevista concedida a cuartopoder.es: “De la APM y FAPE no espero absolutamente nada, son organizaciones que solo sirven para que unos cuantos vivan de ellas. Son organizaciones muy próximas al poder", aseguró a este periódico.

Ante la inacción de las asociaciones de la prensa y en solidaridad con el periodista denunciado por la formación ultraderechista, Pedro de Alzaga, periodista y miembro de cuartopoder.es, ha iniciado una campaña de apoyo profesional a Antonio Maestre. Todo ello, después de que El País publicara esta misma semana que la formación Vox obtuvo financiación para su campaña en las elecciones europeas de 2014 a través de 146 donaciones de opositores al régimen islámico desde una quincena de países. Las cifras, según Vox, fueron entregadas al Tribunal de Cuentas, que no las auditó, a pesar de que aparecían los nombres y apellidos de los donantes, según informaba El País.

Publicidad

Alzaga, iniciador de la campaña, afirma que "el caso de Maestre parece ser solo el principio de una tendencia expresamente contraria a la libertad de prensa y el derecho a la información y a los periodistas que la hacen posible, precisamente cuando los derechos conseguidos en las últimas décadas están siendo más amenazados". Busca adhesiones de profesionales de la prensa o de entornos académicos, a través de la recogida de firmas en este formulario.

1 Comment
  1. ninja45 says

    Extranjeros y mujeres. O mujeres y extranjeros. Da igual. Van en el mismo saco porque ambos colectivos encarnan la diferencia para la extrema derecha dura, misógina y xenófoba. Hay que poner cara a los enemigos, o, mejor dicho, hay que inventárselos. Ir a por ellos cargados de sinrazón. Cabalga la emoción, machote, y alarma a los que desean vivir permanentemente alarmados, se jalean unos a otros. Porque a Abascal y su cuadrilla de jinetes apocalípticos -“odiadores profesionales”, les llama con acierto Irene Montero– les inviste una autoridad de cartón piedra, pero suficiente para sentirse guardianes de la moral. Una moral oscura y casposa, que reprimen porque no les interesa comprender, henchidos por su docena de escaños voxeros, claves para que la derecha gobierne Andalucía. Con qué
    labios mantecosos denuncian a “esas pelandruscas” que quieren anular a los hombres. Que dedican las mejores horas de su vida a poner falsas denuncias de malos tratos, ellas que han roto todos los platos. No les importan los datos oficiales, como que tan sólo un 0,8% de las denuncias por violencia de género son falsas. Cifras manipuladas, dirán, sólo hay que anotar los datos a favor. Y en su contrapoética, el propio Abascal ha anhelado que su hijo
    varón esté protegido en el futuro igual que una chica, que no le echen ningún muerto encima, vaya. Qué pensamientos tan torturados. A la m. con los Borbones ladrones, la Injusticia española prevaricadora, títere de los fascistas y corruptos, y sus «valientes» esbirros aporreadores de viejecitas y gente indefensa. Si me pegan, me divorcio. Som
    República !!*!!

Leave A Reply

Your email address will not be published.