¿Qué libro le regalarías a una mujer que está en la cárcel?

«En el fondo es cierto: la literatura clásica puede ayudar y dar fuerzas». Esa frase la escribía Nico Rost el 29 de junio de 1944, después de que el Egmont de Goethe cayera en sus manos. Rost estaba preso en Dachau, el campo de concentración nazi que poseía una biblioteca de más de 13.000 volúmenes. La cultura, los libros, fueron la libertad para Rost entre el horror de un campo de concentración. La cultura le hizo libre.

Año 2018 y en España solo existen en el Estado tres prisiones de mujeres. El resto son cárceles para hombres con módulos de mujeres. Son módulos con estructuras más viejas, menos recursos, menos talleres… las cárceles están pensadas para los hombres, que son mayoría en las cárceles: 56.000 hombres frente a 4.600 mujeres.

Desde las estructuras mismas hasta sus talleres. Teta&Teta se han dado cuenta de ello. Consideran que las mujeres «¿viven? en una jaula más pequeña, su angustia es más grande, su sentimiento de culpa pesa más, en resumen: el precio que tienen que pagar por un delito es mucho más alto. Es flipante». Además, al ser minoría, hay menos recursos para ellas. Destacan algunos ámbitos, como los talleres en los que pueden participar las mujeres: «coser y bordar y para de contar», alertan.

Publicidad

Teta&Teta es una marca de ropa que es más que una marca de ropa. Creen que será la cultura quien haga libres -o al menos dé algo de viento fresco- a las mujeres presas en el Módulo de Mujeres del Centro Penitenciario Madrid V de Soto del Real, uno de esos penales masculinos con espacios habilitados para las mujeres. Por ello, han puesto en marcha una iniciativa.

Todo comenzó comprando libros en la librería Tipos Infames, de Madrid, y de una queja. Una de las socias de Teta&Teta se quejó de la gran cantidad de libros que tenía almacenados en casa. Y alguien le respondió «pues dónalos».

Libros para ‘las olvidadas’

La tarea es sencilla y comunitaria: piden, a quienes tengan un libro que pueda ayudar a esas mujeres presas, que lo envíen a su oficina (calle Hortaleza 20 2º izda, 28004 Madrid) antes del 29 de junio. Junto al libro, una pequeña explicación del porqué de la recomendación y una dedicatoria. Ellas serán las encargadas de hacerlos llegar, de reunirse con las mujeres presas y hacer un taller con ellas.

«Las cárceles son muy duras en general pero son mucho más duras para las mujeres por varias razones: por el estigma social, porque las mujeres no entran solas en prisión sino con sus vidas, sus preocupaciones, los hijos, la casa, etc., porque dejan de cuidar a los hijos y de ocuparse de ellos y eso las lleva a sentirse muy culpables y muy mal», argumentan.

Por ello quieren llevar títulos literarios a la prisión madrileña para mujeres. Por el momento, llevan más de doscientos ejemplares que, creen, pueden dar un espacio propio a las presas. «Los libros nos alejan de cualquier suelo. Es verdad que si uno está muy mal cuesta a veces entrar en la historia pero si, como ellas, no tienes mucha más opción… Los libros son morfina para el alma», comentan en conversación con cuartopoder.es las mentes tras esta iniciativa.

Llevan pocos días con la campaña en abierto, pero confiesan que la respuesta ha sido «impresionante, es inefable la participación, la implicación y la hermandad» creada. Y eso que, reconocen, la tarea requiere esfuerzo: hay que pensar en un libro que recomendar a una mujer en prisión, comprarlo o buscarlo, pensar en la dedicatoria…

En Teta&Teta, por su parte, editarán un libro bajo el nombre ‘A las olvidadas’, junto con Arrebato Libros, que recogerá todas las recomendaciones literarias, las dedicatorias y los porqués de que ese libro acabe en la biblioteca de una prisión. Con las ventas, cubrirán gastos de impresión del libro y el resto se donará a una asociación de acogida y reinserción sociolaboral para mujeres reclusas