¿Bukowsky en Monegros?, la recta final del ZGZ Escena

  • El ZGZ Escena llega a su recta final, tras dos semanas de una variada programación escénica en Zaragoza
  • 'Teruel-Texas', una historia de desarraigo que une a autores clásicos americanos con jóvenes aragoneses, se programa mañana

La segunda edición del festival ZGZ Escena se acerca a su fin. Durante las dos últimas semanas, una multitud de espectáculos variados han copado distintos espacios de la capital aragonesa y han acercado al público zaragozano producciones internacionales, de distintos lugares del Estado español y, también, grupos aragoneses, de la tierra, han subido a las tablas. Una experiencia que Alfonso Desentre, director, dramaturgo y actor del espectáculo Teruel-Texas (palabras en la carretera), considera de “muy satisfactoria”, según describe a cuartopoder.es

Se necesita mucho este festival en una ciudad como Zaragoza, en la que hay un buen nivel de creación cultural, por eso, como artistas aragoneses deseamos que vaya creciendo, es muy satisfactorio como compañía de la ciudad estar programados en un festival de ámbito internacional, como este”, explica Desentre, añadiendo: “Animamos a que se consolide, se sigan aportando los recursos necesarios y que vaya creciendo. Damos enhorabuena y agradecimiento a los organizadores”.

Publicidad

El ZGZ Escena llega a su fin. Todavía, este fin de semana se podrán ver los últimos espectáculos de una programación que ha reunido a compañías y creadores muy diversos, como El jardín, creación colectiva desarrollada a través de varias residencias artísticas en Naves Matadero – CIAV (Madrid) y Etopia – Centro de Arte y Tecnología (Zaragoza), The Table, de la prestigiosa compañía británica Blind Summit o My body of coming forth by day del francés Olivier Dubois. Entre las obras que aún quedan por mostrar, nos ha llamado la atención Teruel-Texas, que se representará mañana sábado, a las 19 horas, en el Teatro del Mercado.

Publicidad

La compañía, Teatro Imaginario, tiene una trayectoria de unos 30 años. Su experiencia sobre las tablas no les ha hecho nunca olvidar un estilo vanguardista o, en palabras del propio Desentre, director, “una línea experimental que nos hace estar en permanente investigación, búsqueda y originalidad en todos nuestros espectáculos”. El título de esta obra es muy sugerente, ¿quizás una relación trasatlántica entre esa España vacía y la América vacía que pueden simbolizar lugares tan remotos como Teruel y Texas?

Desentre lo explica así: “Es una historia de gente desarraigada, que se encuentra en un permanente viaje, de hecho, el viaje y el desarraigo son los temas que se tratan principalmente en esta producción”. Una obra que tiene un aire de western, el cual, en palabras del creador, “es aplicable a buena parte de Aragón, a sus gentes y paisajes”. “Hemos vinculado territorios muy lejanos con ese fondo de dureza y también de aventura”.

Canciones y textos que crean relaciones entre los personajes interpretados por dos actrices y dos actores. “Tiene un aire a París-Texas, a Sam Shepard”, añade. Mezcla de textos poéticos y relatos breves de Kerouac, Sylvia Plath, Bukowsky, Sephard, Carver, o los rabiosos poetas contemporáneos Dorotea Larsky, Fisskind, o la mejicana Ana Carrete, junto a una serie de escritores vivos aragoneses participes de la misma cultura y escritura de desierto y desarraigo. Una conjunción que dará mucho que hablar. No se la pierdan.