Residencia y Sanidad: así se gana un juicio a la Seguridad Social

  • El padre de Lara pensaba que conseguir la tarjeta sanitaria sería un puro trámite, pero se sorprendieron cuando el INSS les denegó este derecho
  • Asesorados por Yo Sí Sanidad Universal iniciaron un litigio que acabaron ganando en los juzgados

0

El padre de Lara llegó a España desde Venezuela en 2016 para vivir cerca de su hija, que llevaba ya 10 años en la península. Al tener la residencia legal, pensaban que conseguir la tarjeta sanitaria sería un puro trámite, pero se sorprendieron cuando el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) les denegó este derecho, según relata la afectada. Pasados los 60 y con un seguro privado que les resultaba impagable (unos 120 euros al mes), decidieron “arriesgarse” y denunciar.

Asesorados por la plataforma ‘Yo Sí Sanidad Universal’, finalmente ganaron el juicio. Sin embargo, Lara es consciente de que muchos migrantes reagrupados no se atreven a reclamar la tarjeta sanitaria, un recurso que puede ser la línea entre la vida y la muerte. Unas horas después de la presentación del Colectivo de Afectadas por el INSS cuenta a Cuartopoder.es cómo ha sido el proceso.

Publicidad

— ¿Cuándo les dijeron que no les correspondía el derecho a la tarjeta sanitaria?

Publicidad

Mi padre se hizo residente de Madrid en 2016, pero entonces no sabíamos que en 2012 había salido un real decreto que excluía de la Sanidad a una parte de la población y que los que estaban legalmente viviendo en España no tenían cobertura sanitaria. Yo tengo nacionalidad española y he cotizado siempre. Por tanto, pensaba que iba a poder hacer beneficiario a mi padre de mi tarjeta, como hubiera hecho con un hijo.

Solicitamos la residencia  y nos la otorgaron sin problema. Por tanto, para mí el próximo paso lógico era ir a la Seguridad Social y solicitar la tarjeta sanitaria. Ahí es cuando nos dicen que no es posible.

—¿Cuál fue su reacción?¿Le sorprendió?

Nos dijeron que no nos la daban y empecé a buscar en internet. Entonces, di con la plataforma Yo sí Sanidad Universal, que decía que sí teníamos derecho a la asistencia sanitaria, así que contacté con ellos. Vi que había más historias como la mía en Madrid y en el resto de España. De hecho, leí en el periódico que había pasado algo similar en Cataluña. Por tanto, solicité mediante una carta de manera oficial la inclusión como beneficiario de mi padre. Me lo denegaron y reclamamos. Nos la volvieron a denegar, así que fuimos a juicio. Después de unos seis meses, se celebró y nosotros acudimos con el abogado de la plataforma, que nos asesoró y llevó las bases legales donde se decía que sí tenía derecho como residente. Ganamos el juicio y 15 días después nos llegó la asistencia sanitaria, no como beneficiario, sino como titular de ese derecho.

— Entonces tenía más derechos de los que usted creía en un principio.

Sí, yo conocía la figura del beneficiario, pero el juez dijo que una persona tiene derecho a la asistencia sanitaria una vez es residente legal en territorio español. Fuimos a juicio y lo ganamos. Desde ese momento no hemos tenido ningún tipo de problema. Otros compañeros que conozco sí los han tenido porque les han quitado la residencia o la Seguridad Social se ha puesto en contacto con Extranjería. Para mí vale más el derecho a la salud que cualquier otra cosa.

— Entonces, ¿cree que hay casos de personas que no reclaman por miedo?

Los que yo he conocido tras llegar a la plataforma Yo Sí Sanidad Universal son muy reacios a pasar por todo el proceso. Yo conozco dos casos que no han querido ir más allá, no se han querido arriesgar. El miedo principal es que la Seguridad Social se ponga en contacto con Extranjería y les retiren la residencia.

Hay mucha gente que piensa que no tiene el derecho, pero en casi todos los juicios han reconocido que, una vez que el Estado te da la residencia, viene incluido el derecho a la Sanidad.

Leave A Reply

Your email address will not be published.