Rhodes y Save The Children exigen medidas urgentes contra el abuso sexual infantil

El pianista británico James Rhodes se ha unido a Save The Children y a la Fundación Vicki Bernadet para pedir al Gobierno de Pedro Sánchez que se desarrolle con celeridad medidas que protejan a los niños y a las niñas de los abusos sexuales infantiles. El escritor, que fue víctima de abusos sexuales cuando era pequeño, ha recordado este viernes junto a estas organizaciones, la importancia de impulsar medidas urgentes que protejan a los niños y niñas de este tipo de violencia, así como destinar más recursos para atender a las víctimas.

Entre un 10% y un 20% de la población ha sido víctima de abusos sexuales en la infancia y lo más frecuentes es que los agresores sean cercanos –6 de cada 10 son conocidos por las víctimas–. Aun así, solo el 30% de los casos de abusos a menores acaban en sentencia, según Save The Children. La mayoría son sobreseídos porque el agresor amenaza a la víctima para que se mantenga en silencio.

Entre las medidas que ha exigido Save The Children, se encuentra una Fiscalía específica de violencia contra la infancia, juzgados de instrucción especializados en este tipo de violencia y que se de prioridad a estos casos para poder así acabar con la impunidad de la que se beneficia a los abusadores. La ONG también es partidaria de que este tipo delito no prescriba hasta que la víctima cumpla 50 años. Actualmente los delitos prescriben entre 5 y 15 años después de que la víctima cumple la mayoría de edad, pero muchas víctimas tardan mucho tiempo en asimilar la experiencia traumática y, cuando están listas para denunciar, se encuentran con que ya es demasiado tarde.

Otras de las medidas que la ONG Save The Children ha pedido este viernes al Gobierno de Pedro Sánchez es que se garantice la educación afectivo sexual en la enseñanza reglada desde edades tempranas. También buscan que se incluya la formación sobre violencia y protección de la infancia en la formación de maestros, profesores y directores de centros educativos, para que todos los colegios tengan un protocolo de detección y gestión de casos de violencia contra la infancia. Por último, la organización ha pedido que se fortalezcan y amplíen los recursos autonómicos de tratamiento y atención especializados, y que sean públicos y gratuitos.

El pasado 7 de septiembre el Gobierno anunció que pondría en marcha un anteproyecto de Ley de protección integral frente a la violencia contra la infancia y por eso las organizaciones de la infancia y las víctimas de abuso sexual se han organizado para pedir al Ejecutivo de Pedro Sánchez que abarque medidas específicas para este tipo de violencia. El músico y escritor, autor de Instrumental, donde describe la experiencia personal de abusos que sufrió en la infancia, envió a principios de agosto una carta al presidente del Gobierno para pedirle medidas urgentes que protejan la infancia de cualquier abuso o agresión sexual. “De niño me violaron repetidamente y todavía estoy pagando el precio de haber tenido esa infancia. También mis seres queridos”, explicaba en la carta.

 

Publicidad