“Los servicios sociales están en alarma”: trabajadores y familias protestarán este 1D

  • Debemos romper el inmovilismo de los partidos políticos y los sindicatos de clase para alcanzar dignidad y justicia social”
  • La concentración de este sábado en la Plaza de Callao a las 12.00 cuenta con el apoyo inicial de 40 colectivos, como la Coordinadora De Pensionistas o No + Precariedad

Trabajadores, familias y usuarios de servicios sociales protestarán este sábado 1 de diciembre por su precaria situación laboral y el sufrimiento de las familias por unos recortes que comenzaron en la crisis económica de 2007 y continúan afectándoles. “Los servicios sociales están en completa alarma. Debemos romper el inmovilismo de los partidos políticos y los sindicatos de clase para alcanzar dignidad y justicia social”, denuncia a Cuartopoder.es Esteban Barreto, miembro de la Unión de Plataformas en Defensa de los Servicios Sociales y la Diversidad.

Esta unión de plataformas nació desde la necesidad de unir las luchas tan aparentemente diversas como la dignidad de las personas mayores en las residencias, la defensa de la intervención social, la protección de los menores víctimas de violencia de género o la igualdad de las personas con diversidad funcional. “La concentración del sábado tiene la premisa grande por los derechos fundamentales de todos” ya que “las familias saben que los servicios sociales no cubren sus necesidades”, explica Barreto.

Publicidad

Los organizadores de la protesta denuncian que los ayuntamientos, diputaciones, gobiernos autonómicos y administración central han realizado recortes en los servicios sociales de manera sistemática. Critican también los cierres de centros y servicios, la reducción de plazas de alojamiento y residenciales, las listas de espera eternas, el aumento por ratio de usuario/personal o la reducción de los conciertos porque “han deteriorado las condiciones de vida de personas usuarias hasta extremos inaceptables en una sociedad civilizada”.

Publicidad

La concentración de este sábado, que tendrá lugar en la Plaza de Callao (Madrid) a las 12.00 tiene como lema “por los derechos fundamentales para todxs, menos discursos y más recursos” y cuenta con el apoyo inicial de 40 colectivos, aunque podrían sumarse más durante las próximas horas. Algunos de ellos son la Plataforma en Defensa de la Diversidad Funcional, la Coordinadora de Pensiones, Jóvenes Pensionistas, la Plataforma por la Dignidad de las Personas Mayores en Residencias, No + Precariedad o Yayoflautas, entre otros.

Entre las personas afectadas por los recortes en los servicios sociales, aquellos que protestan por que se mejoren las condiciones en las residencias de la tercera edad, donde denuncian los ratios, la alimentación, los fallos en los cuidados personales y la falta de personal. “Hay residencias que tienen más de cien usuarios y solo tienen tres cuidadores”, denuncia Barreto. También los colectivos de personas con diversidad funcional piden que no se les aísle en centros educativos y residencias. “Quieren tener autonomía y capacidad de decidir sobre sus vidas”, añade.

La protesta de los jóvenes pensionistas

Entre las personas afectadas que protestarán este sábado también se encuentra el colectivo de Jóvenes Pensionistas. Actualmente hay 940.000 personas que cobran pensiones por enfermedad, una cifra que supone el 10% del total de las pensiones en nuestro país. “La pensión de incapacidad permanente total, que es la que se concede a la mayoría de las personas, supone el 55% de la base reguladora. Es decir, que sobre el salario de 1.000 euros se cobra 550 euros. Con eso no llega ni para las medicinas”, explica María Ángeles Poveda, miembro del colectivo.

Desde Jóvenes Pensionistas denuncian que las pensiones por incapacidad permanente absoluta, que suponen una remuneración del 100%, apenas son concedidas. Por sus experiencias, creen que cada vez se conceden menos ayudas por enfermedad, aunque denuncian que las administraciones ocultan los datos del número de pensiones denegadas. “Nos estamos encontrado situaciones muy dramáticas de gente que se ve obligada a mendigar para poder comer”, denuncia Poveda.

Ella misma sufre endometriosis. A causa de su enfermedad, tuvo una lesión neurológica que le ha ocasionado otros problemas médicos y, por ello, ha tenido que ser operada en múltiples ocasiones. Lucha por tener una pensión por incapacidad permanente absoluta. También batalla contra otros problemas que afectan a su colectivo: el incumplimiento de la ley de accesibilidad en las ciudades o el copago de los medicamentos. Jóvenes Pensionistas también exigen una ley para enfermedades crónicas que garantice la ayuda tanto a las personas afectadas como a sus familias.

Los trabajadores del sector, en malas condiciones

Los profesionales de los servicios sociales denuncian los recientes convenios colectivos de sus sectores. “Todos están cortados por el mismo patrón. Las tablas salariales no dignifican nuestro trabajo”, explica Barreto. En concreto, critican a los dirigentes de los sindicatos mayoritarios, CCOO y UGT, por firmar acuerdos “vergonzosos” como los de Reforma Juvenil y Protección de Menores, de Atención a Personas Dependientes y de Atención a Personas con Discapacidad.

Pero además, denuncian las condiciones de las personas a las que atienden y el sufrimiento diario con el que se topan en su día a día. “Nosotros no somos carceleros”, apunta. En la convocatoria del sábado también denunciarán a desprofesionalización del sector, y un modelo que apuesta por la caridad y el asistencialismo.

Como piedra angular de todos los problemas, denuncian, está la privatización de los servicios sociales. “Los centros ocupacionales son como centros de trabajo, el afán es recaudatorio en lugar de pedagógico”, añade Barreto. Por eso, muchos profesionales denuncian que las instituciones entreguen ciertos servicios de atención a las personas más vulnerables a “la gestión privada”, ya que esta intenta maximizar sus beneficios en detrimento de las atenciones y de los trabajadores.

La protesta tiene su origen en la Plataforma en Defensa de la Diversidad Funcional, fundada en 2012 por trabajadores del sector. Los fundadores apreciaron que como la mayoría de los trabajadores era nuevos, había una ausencia de tradición sindical. Ante la necesidad de unirse también con familiares y trabajadores de otros ámbitos de los servicios sociales, a principios de este año nació la Unión de Plataformas. Esperan que al condensar sus luchas puedan hacer llegar un mensaje claro: “¡por unos servicios sociales públicos y de calidad!”.