“No nos conformamos con las migajas”: los pensionistas protestan este 15-D

  • Más de 200 municipios se suman este 15-D a la marea pensionista, que volverá a inundar todo el Estado en la última gran convocatoria del año
  • Hace seis meses cambió el Gobierno y se han producido algunos cambios, pero todavía no han conseguido sus objetivos

Más de 200 localidades se suman a su protesta este 15-D. La marea pensionista vuelve a inundar todo el Estado en la última gran convocatoria del año. Hace seis meses cambió el Gobierno y se han producido algunos cambios, pero todavía no han conseguido sus objetivos, y por eso salen a la calle. “No nos vamos a conformar con las migajas”, esgrime Domiciano Sandoval, portavoz de Coordinadora Estatal por la Defensa del Sistema Público de Pensiones (COESPE).

Desde que los pensionistas estallaron el pasado 22 de febrero, en una marea que pilló por sorpresa en el Congreso de los Diputados y logró romper el cordón policial, han cambiado algunas cosas. Los propios pensionistas creen que su lucha ha servido para expulsar al PP del Gobierno, pero creen que “los problemas fundamentales no han sido abordados”.

Publicidad

El Gobierno del PSOE y Podemos acordaron que las pensiones suban en función del IPC en 2018 y 2019, con el objetivo de que no decaiga el poder adquisitivo. El pasado mes de septiembre el Pacto de Toledo también consensuó que de ahora en adelante la subida de las pensiones se hará “en base” al IPC. Los pensionistas alertan de que estas medidas son débiles y podrían variar en un futuro, según la coyuntura económica-política y el Gobierno de turno. Seguirán en la calle si no se acomete “una reforma integral, con debate público y con luz y taquígrafos”, explica Sandoval.

De hecho, este jueves el secretario de la Seguridad Social, Octavio Granado, afirmó que en el Ministerio de Trabajo están “todos rezando” para que no se desvíe la inflación, ya que “no se tiene ni la norma ni el dinero” para compensar a los pensionistas en caso de que el IPC supere la subida de las pensiones aplicada este año, del 1,6%,

“No podemos estar a expensas de tacticismo político de los partidos”, explica el portavoz de la Coordinadora de Pensionistas de Madrid, Leopoldo Pelayo. En este sentido, recuerda que los pensionistas seguirán clamando por las demandas que llevan pidiendo desde el principio y aún no han visto cumplidas. Estas son la derogación de las reformas laborales tanto del PP como del PSOE que han supuesto una pérdida de derechos continuada, una solución a las bajas cotizaciones de la seguridad social porque la mitad de los trabajadores cobra menos de 1.000 euros al mes o un compromiso del Gobierno contra los aspectos más regresivos de los planes privados de pensiones, que “son un verdadero fraude”.

La clave, según Pelayo es “afrontar el problema” porque las reformas laborales que hacen perder el poder adquisitivo a los futuros y actuales pensionistas “siguen vigentes”, mientras que la Seguridad Social tiene un déficit de 18.900 millones de euros al año, “un déficit totalmente inasumible que es consecuencia de dichas reformas”.

Por eso, desde la Coordinadora llaman a todo el mundo a sus protestas en todo el Estado este 15-D. “Nuestras movilizaciones están relacionadas por lo general con las pensiones, pero no tanto por nuestras pensiones, sino por las de las generaciones venideras”, han indicado desde COESPE como llamamiento general a su próxima convocatoria. “Queremos terminar el año con una gran convocatoria y seguiremos el año que viene hasta que no se consiga el objetivo que nos hemos propuesto”, añade Sandoval.

Una gran marcha en Madrid partirá a las 18.00 desde Cibeles hasta la Puerta del Sol. En Barcelona la manifestación saldrá a las 11.00 de la Plaça Urquinaona hasta la Delegación del Gobierno central. Habrá marchas en todas las principales ciudades como Valencia, Bilbao, Zaragoza, Murcia o Palma. Pero también muchos municipios como Almansa, San Lúcar de Barrameda o Ribadeo han organizado sus propias protestas. Todas pueden consultarse aquí.