Vecinos de municipios de Barcelona, en pie de guerra contra la subida abusiva de alquileres

  • La empresa gestora, Medasil Desarrollos, pone en riesgo a cientos de familias con aumentos de hasta un 75%
  • Los vecinos y vecinas de los 5 bloques afectados ya se han organizado en el Sindicato de Inquilinos y caminan hacia la huelga de alquileres

En febrero de 2018, cientos de personas se manifestaban en Sant Joan Despí por la subida abusiva de alquileres. Había 150 familias en riesgo de expulsión de sus viviendas. La gestoría Medasil volvía a sacar a la gente de sus casas para reclamar el derecho a la vivienda. Óscar Blanco, activista del Sindicato de inquilinos, dice que gracias a la organización de los vecinos, a través de la asamblea, llegaron a un acuerdo y la empresa cedió a un aumento de un 20%, tras las demandadas previas de entre un 40 y un 100%. Al final se ganó la batalla con la renovación de 90 contratos y una campaña de presión bajo el nombre de “Ens quedem” (Nos quedamos).

La situación que se vivió en Sant Joan Despí, casi un año después, se repite en 5 bloques, 3 en Rubí, 1 en Santa Perpetua, y 1 Poble Nou (Barcelona). La empresa Medasil, gestora de los edificios, con Promociones Lladero, los propietarios de los inmuebles, están asfixiando a los vecinos de estas bloques con demandas de subidas de hasta un 75%. Una de las situaciones más preocupantes la están viviendo los vecinos y vecinas de Santa Perpetua, quienes viven en pisos de protección oficial y se les ha acabado el contrato el 28 de diciembre. Àngel Ponce, vecino afectado de Santa Perpetua y miembro del Sindicato de Inquilinos, explica: “Nos pedían subidas del 65% hasta el 98%, que en el algunos casos entraban dentro de la Ley, pero que resultaban irrealizables debido a la baja de los salarios tras la crisis, y la subida de estos alquileres”.

Promociones Lladero, propietaria de estos inmuebles, es una empresa que, tanto en Santa Perpetua como en Rubí, dispone de inmuebles que habían sido promociones de la Llave de Oro, promotora inmobiliaria, y además, tiene en propiedad más de 400 viviendas en el Área Metropolitana de Barcelona, donde muchos de sus inquilinos no saben lo que está sucediendo.

Publicidad

Desde el Sindicato de Inquilinos, se han movilizado rápidamente para que la empresa se siente a negociar y han marcado 3 líneas de acción: informar a todos los vecinos y vecinas arrendados por Medasil, preparar acciones de presión, y preparar una posible huelga de alquileres si no se escuchan las reivindicaciones. “El 24 de diciembre enviamos un burofax en el que señalábamos que tenían hasta el 7 de enero para sentarse a negociar con los tres municipios. Si se niegan, comenzaremos a hacer presión y caminaremos hacia la huelga de alquileres, explica Àngel Ponce. Todavía no han obtenido respuesta.

En octubre la propiedad les ofreció una bonificación de 25 euros al mes y la congelación del porcentaje del IBI y los gastos de comunidad, “una oferta que era una humillación y una vergüenza”, señala Ponce.

Medasil, Promociones Lladero y Goldman Saschs

Medasil SL, empresa gestora de los inmuebles, tiene una larga historia de especulación y conflictos con inquilinos debido al abuso de poder. Valentín Bascuñana es el administrador único de Medasil, y participa de otras empresas que se dedican a inversiones inmobiliarias. En 2015, vecinos de Hortaleza (Madrid) vieron cómo se vendían más de 700 casas sin su conocimiento. Según Óscar Blanco, miembro del Sindicato de Inquilinos, tienen constancia que detrás de Medasil, empresa con sede en Barcelona, se encuentra el banco de inversión Goldman Sachs. “Hay dos nuevos administradores en Lladero, uno de ellos se encuentra en el Consejo de Administración de 40 empresas, el otro en 44”, señalan.

Ultimátum a Sánchez para que regule el precio de los alquileres

La semana del 12 al 21 de diciembre inquilinos de Madrid y Cataluña fueron al Ministerio de Fomento y al Congreso de los Diputados para reunirse con los grupos parlamentarios. Su objetivo era señalar que el decreto Ley aprobado por el Consejo de Ministros en materia de vivienda y de alquiler era insuficiente. Aprobaron modificar la ley de Arrendamientos Urbanos, en la que entran medidas como el alargamiento de los contratos de los alquileres, según Ángel insuficiente, así como otra serie de medidas: “Tiene que haber una regulación de precios real, nos vamos a encontrar contratos más largos pero precios más abusivos. Se amparan en que no se pueden regular por el mercado libre, pero sí que regulan precios como el del carburante”. Para Ponce un modelo a seguir es el de Austria, donde la institución fija el precio por metro cuadrado, y no el mercado: “Hay que fijar un precio por metro cuadrado para todo el territorio, porque en todo el territorio el salario mínimo es el mismo”.

El 21 de diciembre, Pedro Sánchez y Ada Colau abordaron la cuestión y desde el consistorio la alcaldesa pidió que se llevaran a cabo medidas para que las grandes ciudades pudieran regular los alquileres. En este sentido, el Sindicato de Inquilinos señala toda una serie de medidas que se deberían tomar para acceder a una vivienda. Además, señala que la vida de 3,5 millones de hogares está en juego si no se regulan estos precios, no se paran las expulsiones injustificadas, no se eliminan las SOCIMI (Sociedades Anónimas Cotizadas de Inversión Inmobiliaria), la movilizaciones de las viviendas vacías o el fin del abuso de los intermediarios.

Por otro lado, Unidos Podemos ya ha advertido que no apoyará el Real Decreto si no se limita la subida abusiva de los alquileres y no se regulan los precios, mientras el PP y Ciudadanos se niegan a apoyarlo y tachan el real decreto de “intervencionista”.

Si las instituciones no reaccionan en un plazo de 30 días, desde el Sindicato de Inquilinos se prevé unas movilizaciones masivas que desembocaran en una huelga de alquileres y en una intensificación del conflicto.