Una ‘abrazada’ popular para pedir solidaridad con los migrantes de cara a las europeas

  • Unas 200 personas se han manifestado este domingo en Madrid para pedir una Europa que construya puentes y no muros
  • Desde la Plaza de Callao, migrantes, personas racializadas y activistas antirracistas han marchado con ánimo festivo hacia la Plaza de las Comendadoras

0

Unas 200 personas se han manifestado este domingo en Madrid para pedir una Europa que construya puentes y no muros para las personas que vienen huyendo de países en conflicto y de penurias económicas. La protesta 'El abrazo de los pueblos', respaldada por cerca de 300 colectivos y llevada a cabo en una veintena de ciudades europeas, ha iniciado en la Plaza de Callao con una gran 'abrazada' popular para pedir a la ciudadanía “solidaridad con las personas migrantes” y un voto responsable de cara a las elecciones europeas que frene al fascismo y a la extrema derecha en las urnas, ha explicado a Cuartopoder.es, Almudena, portavoz de la organización del 5M.

Desde la Plaza de Callao, migrantes, personas racializadas y activistas antirracistas han marchado con ánimo festivo hacia la Plaza de las Comendadoras, donde han sido recibidas por la orquesta popular Solfónica. Se han escuchado consignas como “la 'ley de extranjería' mata gente cada día” o “ningún ser humano es ilegal”. Los carteles contenían mensajes a favor de los derechos quienes emprenden peligrosas rutas para migrar como “queremos movernos libremente por el mundo”.

Publicidad

Entre los asistentes de esta iniciativa, impulsada por Caravana Abriendo Fronteras y Ongi Etorri-Bienvenidos Refugiados de Euskadi, había algunos políticos de Podemos como el eurodiputado Miguel Urbán o Rita Bosaho, quien ha sido la primera diputada negra en el Congreso de los Diputados y en las últimas elecciones generales se ha quedado sin escaño. En declaraciones a Cuartopoder.es, ha pedido responsabilidad a los partidos políticos y “un voto con conciencia” para las próximas elecciones europeas del próximo 26 de mayo. “Las migraciones son una cuestión estructural que no va a parar y hay que reparar la situación haciendo políticas humanitarias”, ha indicado.

Yeison, de la organización Conciencia Afro, ha llamado al Estado español a reconocer su diversidad étnico-racial. Se celebra el Decenio Internacional de los Afrodescendientes proclamado por la ONU, pero el Gobierno español solo “ha echado balones fuera”, ha denunciado. Este reconocimiento institucional entiende que transcendería lo simbólico y ayudaría a impulsar políticas concretas para las distintas comunidades que viven en España como, por ejemplo, un protocolo contra el acoso racista en las aulas. “No somos extranjeros, sino que formamos parte de la sociedad”, ha señalado.

 

En la manifestación se encontraba también Mateo, de Guinea Ecuatorial y activista contra la dictadura en su país de Teodoro Obiang. Ha acudido a la convocatoria del 'Abrazo de los pueblos' para protestar contra las muertes de personas en el Mediterráneo de las que responsabiliza a Europa. También contra la 'ley de extranjería' actual, la misma que “provoca la construcción de muros y concertinas” o el mantenimiento de los CIE para extranjeros. “Dicen que son centros de internamiento, pero yo he trabajado dentro y he visto como son cárceles que ni siquiera reúnen las condiciones de cárceles. Las personas allí reciben un trato inhumano”, ha denunciado.

También hay algunas personas de origen latinoamericano como Andrea, de Ecuador, que aunque reside legalmente en el país recuerda cuando era inmigrante ilegal y se manifiesta en solidaridad con aquellas personas que todavía sufren esta condición. “Hay que pedirle a España que sea responsable por vender armas o fomentar cambios de gobierno que provocan conflictos y migraciones”, indica. “España tiene que darse cuenta de la responsabilidad que tiene y de la existencia de un racismo que está incrustado”, añade.

En la lectura del manifiesto, en la Plaza de las Comendadoras se ha advertido contra “la criminalización de los migrantes” que realiza la extrema derecha, pero también de que los postulados sean asumidos por “las derechas y el centro izquierda”. Las personas migrantes y racializadas que residen en Europa tampoco quieren ser ciudadanos de segunda. “Nos niegan el derecho a migrar y cuando estamos aquí nos niegan los derechos humanos”, han denunciado. Con el recuerdo de que “todas las personas hemos sido migrantes o nuestros hijos probablemente los serán” han pedido “compromiso” para luchar contra las políticas de odio y discriminación que dañan la convivencia.

Leave A Reply

Your email address will not be published.