El 15-M celebra su octavo aniversario con Fridays for Future y los chalecos amarillos

El movimiento 15-M ha celebrado este miércoles su octavo aniversario con una manifestación y una posterior asamblea en la Puerta del Sol en compañía de Jean-Baptiste Michel Redde (Votuan), quien ha venido a Madrid como representante de los ‘chalecos amarillos’ y los jóvenes de ‘Fridays for future’ y Extinction Rebellion, que exigen medidas de los Gobiernos contra el cambio climático.

El movimiento de los indignados, que ya no arrastra las masas de antaño y ha reunido a un par de centenares de personas, ha recuperado hoy en la Puerta del Sol su principal mensaje: ¡Queremos decidirlo todo! Según ha explicado a este medio Deme, una de las portavoces del Espacio 15-M, el movimiento es ya «universal» y lo que pretende es «crear espacios para que la gente se organice y decida cambiar el mundo de la forma que se elija».

En el manifiesto que han leído en la Puerta del Sol, los impulsores del 15-M han criticado que arrastramos una constitución fruto de «un supuesto consenso no democrático, entre cuyos resultados más negativos está la monarquía, un estado no laico o el reconocimiento de una sola nación». También han arremetido contra «una democracia representativa en la que la ciudadanía acaba siendo representada por partidos corruptos y/o sin democracia interna», así como con las ‘leyes mordaza’ que han castigado la movilización.

Publicidad

En este sentido, el movimiento ha mostrado su apoyo a la demanda de los ‘chalecos amarillos’ en Francia de referéndum de iniciativa ciudadana (RIC). Según han explicado, esta petición de los franceses se parece a una propuesta que impulsó el 15M de Asturias y que consiste en «dotar a la ciudadanía de más mecanismos de participación en las decisiones políticas mediante referéndums vinculantes para una democracia directa».

Votuan, quien ya había estado presente en el 15M en Madrid en 2011, ha explicado que las demandas más importantes de los ‘chalecos amarillos’ en Francia son el fin de los privilegios de las élites, la bajada de impuestos para las clases medias y bajas, el incremento de los salarios y las ayudas a personas dependientes, así como la lucha contra evasión fiscal y las ayudas para los sin techo y refugiados. Por ello, desde que empezó el movimiento «más de 20 personas han perdido un ojo y otras personas han perdido manos y pies con granadas militares», ha dicho denunciando la represión del Gobierno de Emmanuel Macron. «Viva la lucha de todos los pueblos», ha culminado.

'Votuan', un activista de los 'chalecos amarillos' que ha acudido al aniversario del 15-M./
‘Votuan’, un activista de los ‘chalecos amarillos’ que ha acudido al aniversario del 15-M./ M.F.S.

También ha intervenido en la asamblea Angustias, la abuela del 15-M que en un emotivo discurso ha defendido que «hay muchas necesidades» por las que salir a la calle. «Que no haya un solo niño que no haya podido tomar su leche. Que no haya una sola madre que se acueste llorando porque no ha podido darle de cenar a su niño. Por eso es por lo que hay que votar», ha manifestado. «Me da igual que haya toros o que la gente lleve pistolas o monte a caballo», ha ironizado refiriéndose a Vox. «Que no nos quiten la palabra porque es la única arma que nos queda», ha concluido.

A la manifestación y a la posterior asamblea han acudido varios colectivos como el grupo de sin personas sin techo que lleva acampado frente al Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social en Madrid desde hace un mes, la Red de Invisibles, el Movimiento de Mujeres Palestinas Alkarama, los Yayoflautas o los pensionistas, entre otras muchas organizaciones.

En las intervenciones se han vertido críticas al Ayuntamiento de Madrid por supuestamente dificultar la instalación de pancartas y carpas hasta la hora que estaba prevista la manifestación, a las 18.00 de la tarde, algo que ha ocasionado problemas logísticos. Los impulsores del 15-M han ironizado con la placa que Manuela Camena instaló en el número 10 de Sol en homenaje a los indignados, a pocos metros del lugar donde se celebraba la asamblea:  «El pueblo de Madrid, en reconocimiento al movimiento 15-M que tuvo su origen en esta Puerta del Sol. Dormíamos, despertamos».