“Todos los nombres”, la web castigada en Andalucía que ha recordado a 97.615 personas

Una de las líneas rojas de Vox para apoyar los presupuestos andaluces es la eliminación de las subvenciones destinadas a la memoria histórica. Este es el primer paso que aterriza a lo concreto el acuerdo de investidura entre la formación de Santiago Abascal y el PP de Juanma Bonilla que contemplaba promover “una 'ley de la Concordia' que sustituya a la actual 'ley de memoria histórica'”.

La nueva hoja de ruta del Gobierno de PP y Ciudadanos ha derribado un primer objetivo, la web 'Todos los nombres', un proyecto con 13 años de vida que ha tratado de dar respuestas a cientos de familias al año que buscaban información sobre sus familiares represaliados durante la Guerra Civil, el franquismo e incluso los primeros años de la Transición. Ante la falta de respuestas de las instituciones, esta iniciativa civil ha logrado rescatar 97.615 nombres del olvido y dar pistas sobre las localizaciones de sus cuerpos en las más de 700 fosas comunes que están repartidas por toda Andalucía.

“Nuestra idea inicial era solo subir los nombres de las víctimas, fruto del mosqueo que nos producía que en los libros de historia solo aparecieran números. Creíamos que había que poner nombres, fotos y datos de los desaparecidos porque era la mejor manera de recuperar su memoria”, explica a Cuartopoder.es Cecilio Gordillo, uno de los impulsores de 'Todos los nombres'. A día de hoy cuentan también con una sección de 821 microbiografías, gracias al trabajo que han hecho los investigadores de la web y a los testimonios que han aportado los familiares. Además es posible acceder desde su web a los 1.427 documentos de investigaciones y artículos sobre la represión franquista y sus víctimas.

Publicidad

El proyecto de 'Todos los nombres', apoyado inicialmente por CGT y la asociación Nuestra Memoria, se ocupa de los represaliados de Andalucía, Extremadura o Norte de África que han desaparecido en estas zonas de España o en otras partes del país, así como personas de otros lugares del Estado como Valencia o Bilbao que acabaron en campos de concentración andaluces. Además en la web no solo aparecen los nombres y las biografías de los fusilados o asesinados, sino de otras víctimas represaliadas por el franquismo: mujeres rapadas y obligadas a ingerir aceite de ricino, los maestros expulsados de sus puestos o los condenados a trabajos forzados.

Desde la CGT recalcan la importancia de la iniciativa y condenan la decisión de la Junta de Andalucía. “Mucha gente entra en la web para ver si su familiar aparece en un listado”, explica Charo Arroyo, coordinadora de Memoria Histórica de este sindicato. “Es un trabajo que debería hacer la Administración y que debería hacerse en toda España, pero lo está haciendo la sociedad civil de Andalucía”, subraya.

Esta organización tiene en su consejo asesor a los historiadores Paul Preston y Nicolás Sánchez Albornoz, así como un consejo general conformado por antropólogos, un archivero y un geógrafo. La base de datos que recoge 'Todos los nombres', además, fue fundamental para el auto sobre los crímenes franquistas del exjuez Baltasar Garzón, quien documentó 114.226 desaparecidos de la Guerra Civil y el franquismo en todo el Estado, justo antes de ser expulsado de la Audiencia Nacional.

Denuncian el ninguneo de la Junta

La consejera de Cultura de Andalucía, Patricia del Pozo (PP), ha comunicado la decisión de retirar la subvención anual de 10.000 euros que recibía la web desde 2016 para su mantenimiento porque “supone un trato de favor al eludir la concurrencia competitiva”. Según ha denunciado Gordillo, la organización lleva intentando desde enero reunirse con la consejera para explicarle el trabajo que llevan haciendo durante 13 años, pero en tres ocasiones el encuentro ha sido cancelado por la Consejería por problemas de agenda.

La iniciativa 'Todos los nombres', que en un momento inicial contó también con la Universidad Pablo de Olavide y la caja de ahorros El Monte, nació como un convenio de colaboración entre entidades, “no con una subvención pública”, destaca Gordillo . Los fondos públicos que han recibido a lo largo de los años han sido intermitentes, pero el proyecto ha continuado gracias al apoyo de la ciudadanía y diversas organizaciones.

La iniciativa de la Junta de Andalucía de PP y Ciudadanos, ahora con el apoyo externo de Vox, “no es nada original”, ironiza Gordillo, porque es la misma empleada por el expresidente del Gobierno Mariano Rajoy, considera. El exmandatario ya utilizó la táctica de otorgar “cero” euros, como él mismo subrayó, a la ley estatal de Memoria Histórica con el objetivo de dejarla sin efecto.

Desde la organización recalcan que su subvención directa que recibían no responde a ningún “trato de favor” o excepcionalidad, sino que ha sido aprobada en el Parlamento en unos presupuestos que han contado con todas las garantías de publicidad. La organización reconoce que continuará su tarea con más dificultades, pero Gordillo se muestra optimista con que no ceje el empeño de familias y asociaciones para seguir rescatando los nombres y los cuerpos de sus familiares. Han emprendido una campaña de financiación dirigida a particulares para garantizar su supervivencia y han hecho un llamamiento a los ayuntamientos y diputaciones de Andalucía que pueden apoyarles.