Vecinos del Ensanche de Vallecas, contra la subida de sus alquileres de hasta un 80%

  • Los vecinos del bloque de viviendas de El Boalo se llevaron una sorpresa mayúscula cuando les comunicaron una subida de más de 200 euros
  • La PAH y el Sindicato de Inquilinas afirman que se prevé el desahucio de 105 vecinos en esta zona durante los próximos meses

0

A las puertas de uno de los grandes edificios de oficinas del Paseo de la Castellana se encontraban el pasado jueves una treintena de personas. El grupo conformado por vecinos y vecinas del Ensanche de Vallecas, activistas de la PAH y del Sindicato de Inquilinas, portaban pancartas y vestían camisetas con lemas antidesahucios.

En el interior del edificio estaban varios inquilinos del bloque de viviendas de El Boalo, antigua vivienda municipal protegida, que habían acudido a intentar renegociar la subida “abusiva” de sus alquileres, en algunos casos de hasta un 80%. La PAH y el Sindicato de Inquilinas anunciaron hace unos días que se prevé el desahucio de 105 vecinos en esta zona del Ensanche de Vallecas durante los próximos meses.

Los vecinos de El Boalo están en proceso de negociación con la propiedad de sus viviendas que corre a cargo de Fidere, la socimi del banco gigante estadounidense Blackstone. La mayoría de los vecinos afectados accedieron a los pisos gracias a la Empresa Municipal de Vivienda y Suelo de Madrid, pero durante los diferentes contratos sus viviendas han ido paulatinamente pasando a manos de Fidere y el último contrato corre a cargo únicamente de esta empresa privada. La sorpresa fue mayúscula cuando, hace un mes, les comunicaron una subida de más de 200 euros.

Publicidad

En 2011, Vanesa fue adjudicataria de una de estas viviendas, facilitadas por la Comunidad de Madrid, ya que cumplía los requisitos por su renta baja. “Nos tenían que respetar el alquiler porque se trataba de vivienda pública”, se queja hoy. “Entré pagando 395 euros, a día de hoy pago 485 euros y me quieren subir a 690, más la comunidad y el IBI (Impuesto sobre Bienes Inmuebles). No tengo ninguna otra opción porque, por mi renta, nadie me alquila y ni siquiera tengo familia en Madrid”, denuncia. El contrato de alquiler les venció el jueves y los inquilinos se encuentran en un limbo mientras intentan negociar con Fidere.

El bloque de viviendas de El Boalo se localiza dentro del conjunto de nuevas edificaciones del Ensanche de Vallecas que fueron levantadas durante los gobiernos de Alberto Ruiz Gallardón y Esperanza Aguirre y gestionadas posteriormente por el Ayuntamiento de Ana Botella. Hay otros bloques de la zona que están en una situación parecida, como uno en la calle Honrubia y otro en el Bulevar de la Naturaleza. El Tribunal de Cuentas condenó el año pasado al gobierno de Botella por la venta de este último edificio al fondo de inversión de Blackstone. Según la PAH y el Sindicato de Inquilinas, la situación de estas familias “representa los efectos del negocio especulativo sobre la vivienda que ha caracterizado la gestión pública del suelo de Madrid”.

Carteles contra la subida de los alquileres en el Ensanche de Vallecas.
Carteles contra la subida de los alquileres en el Ensanche de Vallecas. /PAH

“Yo pago 432 euros y me suben a 675. Y a los dos años 100 euros más con IBI y comunidad serán 775 euros. A los que tienen más de un dormitorio Fidere les está imponiendo ya 800 euros de partida, que irán subiendo”, explica Luis Miguel, otro de los vecinos. Hay quienes son inquilinos de la EMVS y otros, como Raúl, que llegaron después de la venta de estas casas a Fidere en 2013. Con su pareja amuebló y acondicionó la vivienda, algo que no tendrán que hacer los nuevos inquilinos. “A nosotros nos afectaría mucho intentar pagar un alquiler de 800 euros, pero también hay familias con niños que están en una situación todavía más complicada”, explica.

El problema que enfrentan estas familias en el Ensanche de Vallecas dibuja la nueva cara de la vulneración del derecho a la vivienda: el impago del alquiler ya es la primera causa de desahucio en España, según los datos del Consejo General del Poder Judicial presentados la semana pasada. “La principal cuestión es que la reforma de la vivienda que se ha conseguido con el Gobierno de Pedro Sánchez es interesante en algunos aspectos, pero no introduce el control de precios. Aquí nos encontramos el problema”, explica José Luis de la Flor, miembro de la PAH de Vallecas.

La situación de los vecinos del Boalo y de los otros bloques de viviendas cercanos son consideradas por las organizaciones un síntoma del “grave problema de vivienda que sufre el barrio” y reclaman el blindaje del derecho a la vivienda por medio de la 'ley de la PAH' que se presentó en la Asamblea de Madrid y que fue bloqueada tanto por PP como por Ciudadanos.

Leave A Reply

Your email address will not be published.