El gobierno de las derechas se estrena con una consulta republicana en Madrid

  • En el centro de Madrid se organiza la Consulta Republicana del 22J, que además irá acompañada de varias actividades en la ciudad
  • Izquierda Unida preguntará a Pedro Sánchez, si “está preocupado por la opinión que sobre la corona pueda tener la sociedad española”

Hace tal solo unos días que el PP, Ciudadanos y Vox materializaban la formación de gobierno en el Ayuntamiento de Madrid, pero al margen de la agenda política, la ciudad y sus movimientos sociales siguen sus propios itinerarios. El próximo sábado 22 de junio, tendrá lugar la primera gran movilización desde la llegada del popular José Luis Martínez-Almeida a la alcaldía. En el centro de Madrid tendrá lugar la Consulta Republicana del 22J, que además ha programado varias actividades en la ciudad.

"Frente a la monarquía no solo contraponemos la república, sino también la propia idea de la democracia", explica Elena Martínez, una de las portavoces de la plataforma Consulta Republicana del 22J. A pesar del cambio de gobierno municipal, la petición de permisos se ha desarrollado con total normalidad, tanto en lo referente al Ayuntamiento como a Delegación del Gobierno. Por tanto, se colocarán 81 mesas con 100 urnas en distintas zonas del centro de Madrid y se realizarán actividades variadas, que abarcan desde una bicicletada ecologista frente al Palacio Real hasta un encuentro de colectivos migrantes en Lavapiés, pasando por grupos de reflexión feminista en Sol.

Publicidad

Si el año pasado multitud de referéndums simbólicos aterrizaron en barrios y universidades, en esta ocasión los organizadores han querido dar un salto cualitativo y llevar la "alegría de la república a las calles". El objetivo es trasladar la idea de que el proyecto republicano es mucho más que no tener rey. También quieren poner el foco en la necesidad de avanzar en un "proceso de ruptura, un proceso constituyente republicano que sea una alternativa" al sistema actual, tal y como explica Martínez.

Una España monárquica por los pelos

Como 'aperitivo' a la consulta, este miércoles habían organizado una manifestación en el centro de Madrid en favor de la República. La cita coincidía con el quinto aniversario de la llegada de Felipe VI al trono y con una encuesta publicada por Vanitatis, en la que se aseguraba que "el 50,8% de los españoles se confiesa monárquico", frente al 46,1% que prefieren una república.

Lucía Nistal, portavoz de la plataforma, valora estos resultados para Cuartopoder.es: "El porcentaje que no apoya a la monarquía es muy amplio y debería tenerse en cuenta. No se puede mantener una institución con índices de apoyo que la dejan tan en duda". La portavoz recuerda, además, que otras encuestas como la publicada por el digital Ctxt.es cifraban su aceptación por debajo del 50%.

"El CIS sigue sin preguntar por si acaso", responde Martínez al ser interrogada por esa España monárquica. El organismo público lleva sin consultar la opinión de los españoles sobre la monarquía desde abril de 2015, alegando que la corona no es una de las principales preocupaciones de los ciudadanos. Sin embargo, sí es una cuestión relevante para algunos partidos de la Cámara baja, como Izquierda Unida. La formación republicana ha registrado este miércoles en el Congreso una iniciativa para preguntar al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, si “está preocupado por la opinión que sobre la corona pueda tener la sociedad española” y “cuáles son los motivos por los que el CIS sigue sin realizar encuestas sobre la monarquía española”.

22-J: un final, un comienzo

El pasado 23 de junio fue el barrio de Vallecas el que inauguró el ciclo madrileño de consultas republicanas, que se extendieron a otras zonas bajo la partícula común de "decide". Después se pondrían las urnas en una veintena de universidades y en diciembre se convocaron los referéndums del 2D en los barrios. Los organizadores de estos tres movimientos tuvieron el pasado 27 de abril su primera asamblea común, de donde surgió la idea de hacer algo más grande: "Desde entonces, nos hemos reunido semanalmente en una asamblea general. Además hemos trabajado por diferentes comisiones, hemos realizado una asamblea abierta y realizaremos una segunda este viernes para informar a todos los colectivos y organizaciones y terminar de cerrar los detalles", explica Lucía Nistal.

Durante las sucesivas consultas, ya establecieron los primeros contactos entre las tres plataformas. Con el hándicap de que junio es una mala fecha para los universitarios, decidieron hacer otra macroconsulta para activar el movimiento y poner de nuevo la marcha de la maquinaria. Los organizadores creen que tienen potencial, ya que aseguran que en el conjunto de convocatorias del último año fueron más de 100.000 personas las que acudieron a introducir su papeleta en la urna.

Ahora quieren darle estructura y estabilidad al movimiento: "Queremos continuar el 22J, sacar trabajo en común y seguir profundizando el debate", explica Nistal, que asegura que tras la consulta del sábado se volverán a reunir para "evaluar los resultados" y "pensar cómo seguimos".

 

La energía que renueva los pueblos