¿Qué actividad ha tenido La Ingobernable durante sus dos años de vida?

  • El desalojo de La Ingobernable, caballo de batalla de la contienda electoral madrileña, es inminente
  • La Ingobernable se ha convertido en un espacio de encuentro para el activismo madrileño, a la vez que alberga actividades culturales y eventos

2

El desalojo de La Ingobernable, caballo de batalla de la contienda electoral madrileña, se acerca. Vía BOE se ha comunicado a los activistas que ocupan este centro social autogestionado en Madrid que el 28 de agosto, a las 10.00 de la mañana, dará comienzo un lanzamiento que podría complicarse: la organización ha asegurado que a partir de esta semana está preparada “defender” el espacio del actual consistorio de la capital. Desconfían del comunicado oficial y creen que la expulsión podría llegar antes.

La Ingobernable, un espacio en el centro de Madrid cuyas ventanas miran a la calle Prado y a la calle Gobernador, se ha convertido en un espacio de encuentro para el activismo madrileño, al igual que lo han sido otros centros sociales ocupados de la capital como el Patio Maravillas o La Morada. “La Ingo”, ha tenido un papel relevante durante las dos manifestaciones feministas del 8M en la capital y ha servido para abrigar movimientos sociales incipientes como el de los jóvenes ecologistas: Fridays for Future y Juventud por el Clima.

Este edificio de 3.000 metros cuadrados ha dado espacio a unos 60 colectivos fijos que se reúnen allí. Según han destacado los miembros de La Ingobernable, se calcula que se han producido una media de 170 actividades por mes y que unas “138.000 personas han llenado de vida las paredes de este edificio que fue clausurado a la ciudad y a sus habitantes por el Gobierno del Partido Popular”.

Publicidad

El movimiento LGTBI, Las Kellys o Ecologistas en Acción son algunos de los colectivos que apoyan en el espacio. Pero la agenda del centro no solo es política. Quizás sea menos conocido su programa cultural y de ocio: conciertos, clases de teatro o cine autogestionado, que estos días de verano puede disfrutarse en la terraza del edificio. Las actividades son gratuitas y organizadas por personas voluntarias.

Las huelgas del 8M

En los últimos años, La Ingobernable ha sido un sitio clave de las huelgas feministas. En el espacio se han organizado las asambleas previas al 8M y posteriormente se han seguido reuniendo aquí sus comisiones de trabajo. También se han hecho eventos como una "paellada", con el objetivo de recaudar fondos.

Durante el 8M la asamblea del centro social organizó un punto de cuidados para que las mujeres pudieran realizar la huelga feminista y asistir a la manifestación. En este centro social los hombres prepararon desayunos, comidas y crearon una guardería para los más pequeños. Además, una planta del edificio se utilizó para que la Comisión 8M pudiera atender a los medios para ofrecerles información de la jornada de huelga y en otra se instaló la “radiotelevisión ingobernable” para ir narrando la jornada.

Este espacio ha servido también como punto de encuentro en las manifestaciones feministas. “Hay muchos centros sociales en Madrid y en todas las ciudades, pero La Ingobernable está en el centro. La gran mayoría de manifestaciones en Madrid recorren el Paseo del Prado y La Ingobernable está ahí. Si se cuelga una pancarta a modo de protesta, la ve un montón de gente: quienes van a trabajar todos los días, los turistas... Es un espacio muy visible. Por eso está muy disputado y ha sido el objeto de una campaña de odio de varios políticos”, explica a cuartopoder.es Patricia Aranguren, de la Comisión 8M.

Charlas históricas: Silvia Federici o Toni Negri

Durante sus más de dos años de existencia, en paredes de La Ingobernable han retumbado las palabras de referentes intelectuales como las escritoras feministas estadounidenses Silvia Federici y Nancy Fraser. También del pensador postmarxista italiano Toni Negri o el periodista británico Paul Mason. Estos rostros conocidos también han manifestado públicamente su deseo de que este espacio ocupado sea mantenido por el Ayuntamiento de Madrid.

El movimiento verde de los más jóvenes

Inspirados por la adolescente sueca Greta Thunberg, un grupo de jóvenes españoles comenzaba a gestar su propio 15M climático. La Ingobernable también ha sido testigo de la primera asamblea que en febrero desarrollaría el movimiento verde protagonizado por Fridays For Future –Viernes por el Futuro--.Juventud por el Clima o Extinction Rebellion.

Cada viernes del año, Fridays for Future exige a los gobiernos medidas efectivas y de urgencia para frenar la crisis climática. “Desde nuestra primera asamblea nos hemos estado reuniendo allí. Ha sido nuestro espacio. Nos ha servido también para poder realizar los carteles, pancartas de las manifestaciones y aprender a moderar asambleas”, ha explicado Matía Espatz, que pertenece a este movimiento juvenil. “Por todo ello, seguimos defendiendo a La Ingobernable”, ha manifestado.

Clases y actividades

El programa de La Ingobernable alberga diferentes actividades culturales gratuitas de las que se beneficia la ciudadanía. Es posible asistir a clases de Muay Thai, teatro, yoga, boxeo, tango... También existe un Cine-club en el que cualquiera que asista puede participar en su programación. Todas las semanas se proyecta una película presentada por la persona que ha elegido su visionado. En estos días de verano, las sala de cine se ha trasladado a la terraza del edificio.

Eventos artísticos y culturales

En La Ingobernable han actuado artistas como Ismael Serrano, Nacho Vegas o Iseo & Dodosound. Los dos primeros actuaron en el marco de la emisión del programa de radio Carne Cruda. Además, el colectivo de graffiteros El Keller se ha encargado de decorar los murales del edificio. Como apunte 'friki', en octubre La Ingobernable albergó un encuentro internacional de hackers, en pie de guerra contra Sillicon Valley, que contó con talleres de seguridad informática, software libre, ciberfeminismo, monedas alternativas y todo tipo de debates sobre “cómo cambiar el rumbo de la sociedad del control hacia la tecnología del común”.

2 Comments
  1. Farrack says

    ¿Vivir del cuento?
    Venga, gandules, a ver si sois capaces de vivir de un trabajo digno, haciendo algo útil por la Sociedad y no chorradas.

  2. Juanito says

    A mi amigo Jacobo (JAKO para los amigos) la INGOBERNABLE siempre le pareció tan maravillosa que se pidió otra INGO para él y para sus amigos. Pero nada de nada. Al final tuvo que conformarse con un humilde bajo de 21 metros y medio, por el que paga un buen alquiler.
    .

Leave A Reply

Your email address will not be published.