Casi 100.000 firmas contra “el apartheid” de los niños sin escolarizar en Melilla

Hay más de 200 niños en Melilla a los que se les impide acceder al colegio en el próximo curso. La Asociación Pro Derechos de la Infancia (PRODEIN), que trabaja con estos menores en la ciudad autónoma, ha registrado este martes en el Ministerio de Educación las casi 100.000 firmas, recogidas en la plataforma Change.org, que demandan la escolarización de estos pequeños de origen marroquí.

Los menores, que llevan semanas protestando todos los jueves bajo el grito “queremos ir al cole” junto a sus madres, no pueden acudir a la escuela porque no se les facilita el padrón, a pesar de haber nacido y residir en Melilla de manera continuada, según denuncia la asociación. “La ley obliga a que estos niños estén empadronados, escolarizados y la administración está haciendo algo ilegal e informal. Pedimos que se normalice la situación y se elimine el apartheid que se vive allí”, ha indicado el presidente de PRODEIN, José Palazón, en declaraciones a los medios a las puertas del Ministerio.

Según advierte Palazón el hecho de que se permita que haya niños sin escolarizar “es un fenómeno único dentro de España y de Europa” por que la ley y la Constitución obliga a que todos los menores puedan ir al colegio. Las familias están protestando desde que descubrieron que sus hijos no figuraban en la lista de admitidos de los colegios, pero “nadie les atiende” en la administración. “Se dice que sobran niños, pero lo que faltan son colegios. En Melilla, “una de las ciudades de España con mayor crecimiento poblacional, no se ha hecho un colegio en los últimos diez años”, critica el presidente de PRODEIN.

Publicidad

El año pasado 200 niños y niñas en la misma situación fueron admitidos finalmente en el colegio, tras una campaña similar que logró recoger también unas 100.000 firmas. Este problema, que vuelve a repetirse a las puertas del nuevo curso escolar, ya fue advertido el año pasado por el Defensor del Pueblo, quien reprendió a Melilla por no escolarizar a los menores extranjeros no empadronados. "Los derechos fundamentales están por encima del padrón”, les recordó.