El apoyo social a La Ingobernable impide al Ayuntamiento que se inicie su desalojo

  • El equipo técnico del Ayuntamiento de Madrid que había acudido a comprobar la situación del edificio no ha podido ingresar en el mismo
  • Activistas de los movimientos sociales, representantes políticos de partidos como IU y Podemos, además de vecinos y vecinas simpatizantes, han acudido a la cita

Cientos de personas se han reunido frente a La Ingobernable desde desde primera hora de la mañana de este miércoles, cuando se había comunicado en el BOE que daría comienzo el proceso de desalojo. El equipo técnico del Ayuntamiento que había acudido a comprobar la situación del edificio no ha podido ingresar en el mismo debido a la cantidad de gente que se encontraba en el interior y se agolpaba a las puertas.

"Éramos ingobernables y a partir de hoy somos también indesalojables", han comunicado los portavoces del centro autogestionado. Lo de hoy "es una victoria más como Madrid Central o la movilización de la Comunidad  LGTBI contra este Ayuntamiento beligerante", han proseguido.

Activistas de los movimientos sociales madrileños, representantes políticos de partidos como IU y Podemos, además de vecinos y vecinas simpatizantes han llegado antes de la convocatoria oficial que había realizado el centro autogestionado para desayunar a las 9.00 de la mañana. Durante sus más de dos años de vida, organizaciones como la Comisión 8M o Fridays for Future han utilizado el espacio para reunirse.

Publicidad

También ha acudido el miembro de Vox, Pedro Fernández, quién ha amenazado con que el desalojo se producirá "por las buenas o las malas", si hace falta con intervención policial. Ante esta provocación los portavoces de La Ingobernable han incidido en que en todo momento la actitud del centro social autogestionado ha sido pacífica y que son otros los que apelan a “la violencia". Ellos han aseverado que apuestan, como siempre han hecho, por "la vía del diálogo con el Ayuntamiento".

Dos miembros del equipo técnico de Patrimonio del Ayuntamiento acuden junto a la Policía local para efectuar el primer trámite del desalojo de La Ingobernable./Agustín Moreno

“Entre gritos de un desalojo, otra okupación” o “sí se puede”, los técnicos del Ayuntamiento, pertenecientes al área de Patrimonio, se han acercado a las inmediaciones del edificio junto a dos efectivos de la Policía Local y han entregado una notificación a los miembros de La Ingobernable. Ahora se espera que el Consistorio dé comienzo a un proceso judicial para proseguir con sus intenciones de desalojar el centro autogestionado tal y como prometió el actual alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, en campaña electoral.

Para apoyar a La Ingobernable se han acercado hasta el lugar miembros de Podemos como el eurodiputado Miguel Urban y de IU como el exconcejal Madrid Carlos Sánchez Mato, la diputada Sol Sánchez y la eurodiputada Sira Rego. “Estoy aquí para apoyar a La Ingobernable que lleva dos años haciendo una labor social y cultural. Más de 100.000 personas han pasado a realizar actividades, otra cosa es que no le guste a los Poderes”, ha indicado Sánchez a cuartopoder. “Defendemos estos espacios populares de autoorganización” y el centro social “es un espacio amable y abierto”, ha señalado Rego.

El edificio de La Ingobernable ha tenido varios usos. Fue el Centro de Salud de Retiro y también sede de la Universidad pública (UNED). En 2015 Botella cedió el uso del inmueble a la fundación privada Ambasz por 75 años para convertirlo un museo. Cuando La Ingobernable ocupó el espacio el 11 de mayo de 2017, no había habido ningún avance sobre este centro que debía ser impulsado por Emilio Ambasz. En medio de las críticas de la oposición a la ocupación durante el Ayuntamiento de Manuela Carmena, la alcaldesa acabó impulsando una indemnización de 1,4 millones de euros a la Fundación Ambasz y comunicó que el espacio se destinaría a una Biblioteca de Mujeres y a otros usos. Martínez-Almeida relevó a la alcaldesa al frente del Ayuntamiento con la promesa de que expulsaría a "los okupas" de este céntrico edificio, ubicado en el Paseo del Prado.