Los vecinos de Hortaleza prefieren “integrar” a los menores tutelados en vez de odiarlos

  • Este fin de semana se presentará Hortaleza por la Convivencia, una nueva plataforma vecinal del barrio
  • Aquí hay dos centros de Primera Acogida donde residen temporalmente menores en situación de vulnerabilidad y que han sido diana de discursos de odio y ataques

0

Una granada aterrizó en el patio del centro de Primera Acogida de Hortaleza, en Madrid, el año pasado. El artefacto, sin potencial explosivo, no causó ningún daño, pero representó una clara amenaza para los menores. Algunos vecinos de Hortaleza creen que los discursos electoralistas contra los llamados 'menas' -palabra a la que se oponen- han desarrollado “un importante problema de convivencia” en el barrio. Frente a “la vía del odio o la violencia” que parecen promocionar determinadas fuerzas políticas, una plataforma vecinal cree que la solución está en la “integración”.

Este fin de semana se presentará Hortaleza por la Convivencia, una plataforma conformada por varias asociaciones vecinales, culturales y deportivas del barrio que buscan mejorar las relaciones entre los vecinos y las niñas y niños de los centros de menores. Actualmente en el barrio hay dos centros de Primera Acogida donde residen temporalmente menores en situación de vulnerabilidad. Uno es para los que tienen menos de 14 años y otro es para aquellos de entre 14 y 18 años de edad.

Empatizamos con el miedo que sienten los vecinos, pero también los educadores y los chavales de los centros, quienes temen salir solos por el rechazo y las agresiones que pueden sufrir”, explica Cristina Otero, miembro de la emisora comunitaria Radio Enlace y una de las portavoces de Hortaleza por la Convivencia. “Entendemos que la vía es el diálogo, la convivencia y la integración, no la violencia”, añade esta vecina.

Si bien ha habido algunos problemas de seguridad como robos o hurtos por parte de los menores, el problema se ha magnificado por interés político, remarca Otero. Hay un pequeño porcentaje de menores del centro que cometen “infracciones”, pero el intendente de la Policía Municipal Miguel Carmona ha calificado recientemente la situación como “controlada y nada alarmante” en la reunión del Consejo de Seguridad del barrio.

Sin embargo, el discurso de odio contra los vecinos preocupa a las organizaciones que conforman Hortaleza por la Convivencia. A finales del año pasado el grupo nazi de Hogar Social se concentró frente al centro de menores, mientras que Vox focalizó en este lugar su discurso anti-inmigración en plena campaña electoral. También ha habido algún episodio de violencia brutal. Unos enmascarados apalearon con remos a dos de estos menores en una parada de autobús el pasado mes de octubre. Ellos huyeron despavoridos y el asunto fue denunciado por la Red Española de Inmigración y Ayuda al Refugiado ante la Fiscalía de Madrid.

En estos centros residen infantes en condiciones especiales de vulnerabilidad. La estancia está prevista para tres meses mientras se les busca otro recurso más adecuado, pero la realidad es que su estancia a menudo se alarga durante más tiempo. Algunos de estos niños y niñas “han sido víctimas de maltrato, de abusos, de violencia de género... También hay menores extranjeros solos y víctimas de trata”, explica Otero. Los centros “no deberían ser el foco de atención” porque son “la única casa” que tienen estos menores, critica esta vecina.

Denuncia a la Comunidad de Madrid e inclusión de los menores

Las quejas de los profesionales y educadores que trabajan en el centro de menores de Hortaleza han sido constantes. En diciembre del año pasado se organizó una concentración frente a la Consejería de Políticas Sociales y Familia para denunciar el “hacinamiento” que propiciaba la utilización política de la problemática. El centro de Primera Acogida de Hortaleza contaba inicialmente con 35 plazas, pero en ocasiones el número de menores que han sido alojados allí ha superado el centenar.

Hortaleza por la Convivencia busca “exigir soluciones a la Comunidad de Madrid”, responsable de dichos centros y de los menores tutelados. Durante la crisis “se redujeron 300 plazas” para los menores tutelados que no se han repuesto, recuerda Otero. El mes pasado el Defensor del Pueblo observó que la situación en los dos centros de Primera Acogida de Hortaleza había empeorado “considerablemente” y reprendió a la Consejería de Políticas Sociales por no haber tomado medidas necesarias de forma que está produciendo “graves perjuicios”. El experto pidió que el tiempo máximo de estancia en estos centros de primera acogida no superara los tres meses y solicitó más recursos.

La nueva plataforma vecinal de Hortaleza, que lleva unos meses preparando su estreno, se plantea como un actor más a tener en cuenta en “cualquier mesa técnica” donde se tomen decisiones sobre estos centros de menores que afecten al barrio, pero ya prepara una campaña de sensibilización en el vecindario. Al mismo tiempo, ya están trabajando para que en las actividades culturales y deportivas que se realizan en el barrio puedan participar los menores de estos centros. Habrá más detalles sobre sus líneas de actuación en el acto que celebran el domingo 23 de febrero, a las 12 horas, en la Escuela CES de Hortaleza.

Leave A Reply

Your email address will not be published.