El TSJM concluye que el Ayuntamiento no tenía legitimidad para desalojar La Ingobernable

  • El tribunal da la razón al colectivo en un recurso interpuesto en julio de 2019, pero en otra sentencia dice que "los daños no son irreparables"

0

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha sentenciado que el Ayuntamiento de José Luis Martínez Almeida no tenía legitimidad para iniciar el procedimiento ni ejecutar el desalojo del centro social de La Ingobernable. Según la sentencia, el consistorio “carece de legitimación” al intentar recuperar al inmueble debido a que cedió su uso a la Fundación Ambasz, a quien correspondería legalmente iniciar dicho trámite. Por otro lado, el tribunal quita la razón al colectivo que okupaba el edificio al concluir que “los daños no son irreparables”.

La noticia es “una victoria amarga” para La Ingobernable porque da la razón al recurso interpuesto por el centro social ocupado el pasado mes de julio de 2019, pero llega más de siete meses después de que se ejecutara el desalojo que expulsó al colectivo del edificio de la calle Gobernador en noviembre. Los miembros de La Ingobernable llevaban más de dos años en este edificio cuyo uso Ana Botella cedió a la fundación privada Ambasz durante 75 años para la construcción de un museo que nunca llegó a realizarse.

El TSJM ha resuelto al mismo tiempo otro recurso interpuesto en noviembre de 2019 por el centro social La Ingobernable y, en esta segunda sentencia, otorga la razón al Ayuntamiento. Si el colectivo sostenía que este desalojo provocaba daños irreversibles, el tribunal no comparte que “con con la ejecución provisional se produzca una situación irreversible” ni que “los eventuales daños o perjuicios sean de imposible reparación”.

“La administración era perfectamente conocedora de que efectivamente no tenían legitimidad y aún así dictan el procedimiento de desalojo”, sostiene Naomi Abad, abogada de Red Jurídica y de La Ingobernable. Mientras este primer recurso de La Ingobernable estaba pendiente de resolución en el TSJM, el Ayuntamiento decidió ejecutar el desalojo de forma provisional porque aseguraba que la situación puede ser reversible y los daños se podían indemnizar. Y en esto último el tribunal entiende que el consistorio tiene razón.

El colectivo de La Ingobernable está en desacuerdo con esta segunda sentencia del TSJM porque entienden que es contradictoria y difícil de implementar. "¿Cómo va a hacer la
administración reversible esta situación y va a indemnizar a todas las vecinas y vecinos
que no han podido hacer uso del centro y sus actividades desde entonces?”, se pregunta Abad.“Los desalojos de cualquier espacio autogestionado suponen un daño irreparable para el tejido social que vertebran”, han dicho en un comunicado.

Por eso, desde La Ingobernable encomiendan al actual alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, “la reparación de los daños en este momento de crisis sin precedentes”. Argumentan que “en estos tiempos durísimos de crisis sociosanitaria las redes vecinales y los espacios autogestionados han sido los auténticos ejes que han sostenido la vida en la ciudad de Madrid”.

Ante estas sentencias del TSJM, que tienen la opción de ser recurridas por las dos partes al Tribunal Supremo, La Ingobernable estudiará “todas las vías necesarias” incluyendo "la vía patrimonial" para que se repare a los vecinos y vecinas de Madrid por el desalojo del céntrico espacio social.

Leave A Reply

Your email address will not be published.