facebook    twitter    google plus    youtube
   
LOS 10 MEJORES LIBROS DE 2014

De Walt Whitman a Marsé pasando por Vila Matas

JUAN ÁNGEL JURISTO | Publicado:

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInShare on Reddit
Cubierta del libro de Juan Marsé.

Cubierta del libro de Juan Marsé.

Hacer listas de los mejores libros del año, y que además sean diez, Ley Mosaica, es tan propio de la prensa como alguna falsa noticia colada el Día de los Inocentes. Pero tiene su encanto y cierta razón de ser pues ayuda a tener en cuenta libros que se publicaron a principios de año y de los que guardábamos recuerdos un tanto fantasmales ya y, por otro, nos ofrece una cierta perspectiva de orden en un caos de ilimitadas novedades. La lista es subjetiva, rabiosamente subjetiva, e injusta, pues siempre resaltan los libros que no se han mencionado, pero damos fe de que está hecha atendiendo a cierta excelencia.

En narrativa en español ha habido una cosecha de cierta calidad, desde autores jóvenes, como Sergio del Molino y su novela A casi nadie le importa (Random House), donde rememora la figura de su abuelo y medita sobre la España de aquel tiempo en que se despegaba de la hambruna ancestral, a escritores latinoamericanos de probada eficacia narrativa, como la excelente novela histórica de Jorge Eduardo Benavides, El enigma del convento (Alfaguara), en el que se describe la España de Fernando VII, de Rafael de Diego, de Manuela Malasaña… dando vida a la figura del militar peruano Goyeneche, tachado de realista en América y de independentista en España. En el libro, Benavides aprovecha para dar una visión reparadora de lo que fue la independencia americana, muy mal enseñada y comprendida entre nosotros.

Pero hay tres novelas que destacan este año especialmente y por motivos a veces antitéticos. Tenemos el caso del ‘tomazo‘ publicado por Javier Marías, Así empieza lo malo (Alfaguara), en el que, apenas velados por nombres ficticios, se narra una historia de servidumbre extraña y de fidelidad ambigua entre un director de cine y un joven que, al cabo de los años, rememora su juventud y ciertos ambientes del Madrid de los ochenta, en agudo contraste con Noticias felices en aviones de papel (Lumen), una novelita corta elegantemente ilustrada, apenas noventa páginas, que ha publicado recientemente Juan Marsé y que creo se encuentra entre lo mejor que ha escrito desde Teniente Bravo. El tema es marsiano hasta decir basta: un adolescente escucha las historias que una vecina, una bailarina judía polaca que actuó en el Paralelo de la posguerra, cuenta su juventud en un país invadido por los alemanes. La novelita, ya digo, está escrita en un estilo depurado, tardío, en el que el autor de Si te dicen que caí ha dispuesto toda su carpintería literaria, que es mucha. Las dos últimas páginas son antológicas, lo que es decir mucho del responsable de narraciones como El fantasma del cine RoxyY , desde luego, la novela de Enrique Vila Matas, Kassel no invita a la lógica (Seix Barral), que es una de las narraciones más divertidas y lúcidas que se han escrito sobre el mundillo del arte contemporáneo. Narración de una modernidad rabiosa, meditación divertida sobre un mercado a veces estúpido pero siempre implacable, Kassell no invita a la lógica pone en solfa aspectos definitorios de nuestra sociedad actual sin remisión posible. Es una de las grandes novelas del año por su lucidez, por su inteligencia, por su inusitada brillantez.

Cubierta del ensayo de Jordi Gracia sobre Ortega y Gasset.

Cubierta del ensayo de Jordi Gracia sobre Ortega y Gasset.

En el ensayo, igualmente, descuellan tres por motivos muy distintos. La destacada y celebrada biografía de Ortega y Gasset, que ha escrito Jordi Gracia (Taurus), y que bien puede decirse que es referencial, algo necesario en quien pasa por ser la gran figura, junto a Unamuno, del ensayo español del siglo XX. Gracia no ahorra luces, como bien puede colegirse, pero tampoco sombras, aunque éstas son más ponderadas que las que sacó a la luz Gregorio Morán, El maestro en el erial: Ortega y Gasset y la cultura del franquismo, que fue libro pionero (1998) en cierta revisión de la intelectualidad española del siglo, como ha hecho recientemente con el mundillo cultural desde la Transición en El cura y los mandarines (Akal), libro polémico, muy polémico, pero fundamentado, y que por eso mismo recomendamos por su importancia, que traspasa lo que en él pueda haber de apego a la actualidad mediática. Para terminar, un libro de clásica factura, pero muy bello: el que ha escrito José Esteban, gran conocedor de la literatura republicana, sobre la figura del autor de Tirano Banderas, Valle Inclán y la bohemia (Renacimiento), donde polemiza con la corriente norteamericana de hispanistas que rechazan la adscripción bohemia de Valle Inclán argumentando que éstos eran meros desarrapados sociales. Esteban, buen conocedor de la época, demuestra el vínculo profundo entre aristocratismo, bohemia y el revulsivo social que significaron en la cultura española del momento.

WALT_WHITMAN_HOJASDEHIERBA

Portada de la obra de Whitman.

Para ajustarnos al canon de las Tablas de la Ley, nos faltan aún mencionar dos libros, que he querido se destacaran aparte. Uno, inédito, es una novelita de José Ángel Valente, Palais de Justice (Galaxia Gutenberg Círculo de Lectores), un libro insólito para un poeta como él, reacio a la narrativa y que pasa por ser una dolorosa confesión íntima sobre un problema de divorcio que adquiere caracteres dramáticos, de una profunda carga metafísica y existencial y, caso raro porque sólo he querido hacer referencia a autores de lengua española, la magnífica edición bilingüe de Hojas de hierba, de Walt Whitman (Galaxia Gutenberg Círculo de Lectores). Un tomo de 1.580 páginas que ha traducido magníficamente Eduardo Moga teniendo en cuenta las siete anteriores, alguna tan prestigiosa como la que llevó a cabo Jorge Luis Borges y coloco entre las recomendaciones a Whitman porque es el poeta moderno por excelencia, aquel de donde parte la poesía del siglo XX. Tanto, que fue el propio Borges el que, cuando terminó de leerlo, le dio una temporada por calificar cuanto poeta leía como “antes de Whitman” o “después de Whitman”. La oportunidad, ahora, de enfrentarnos a su obra es única. Ello justifica, creo, la inclusión.

Resultado:
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas ( 5/5 | 1 votos)
Imprimir

Categoría | cultura

Comentarios |1 Comentario »

De Walt Whitman a Marsé pasando por Vila Matas | Lejos del tiempo | Jueves, 1 01Europe/Madrid Enero 01Europe/Madrid 2015 |2:19 PM| puntuación:0
Vote -1 Vote +1

[…] LOS 10 MEJORES LIBROS DE 2014 […]

Dejar un comentario

Dejar un comentario

Normas de uso

Para dejar un comentario es necesario registrarse.

No se admitirán los que sean contrarios a las leyes españolas o insultantes.


PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

ÚLTIMOS COMENTARIOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

ÚLTIMAS ENTRADAS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

BUSCAR

Aviso Legal | Política de cookies | ¿Quiénes somos? | Publicidad | Diseño Web

Salvo indicaciones, el contenido íntegro de Cuarto Poder de Mesa de Redacción, SL
está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0 España.
Creative Commons License