Perseguidos

4

El alcalde de Valladolid, Francisco Javier León de la Riva, es un teórico del Pensamiento Alicia, pero a la inversa. En vez de contemplar España como si fuera el país de las maravillas, cree que se van a apoderar de ella los nazis. ¡Qué extrañas fantasías segregan algunas cabezas patrias por culpa del tabaco, se tenga o no el hábito de fumar! El alcalde de la vieja y honesta Pincia ha vuelto a embestir a la ministra de Sanidad como si, obsesivamente, soñara todos los días con  ella, dormido o en estado de vigilia.

“Primero vinieron a buscar a los comunistas y yo no hablé, después por los judíos… aquí empezamos por denunciar a los fumadores”. Eso es lo que ahora reprocha el alcalde a la que toma por su Eva Braun de andar por casa, aunque todas las semanas la saca de paseo si hay un micrófono o una cámara a la vista.

Que no se preocupe nuestro edil castellano, su valiente liberalismo no peligra desde ese terrible porvenir que adivina. No hay tema. Los comunistas están ya en los museos de cera. Y los judíos españoles son muy pocos, no sirven ni de minoría. Otra cosa es que llegara al poder una pandilla de malditos bastardos gracias a las tonterías que empiezan a rezumar del vaso de nuestra vida política. Y que entonces tuvieran que huir de España hasta los tontos. Haga el favor el señor alcalde de Valladolid de ahorrarnos ese improbable pero doloroso trago.

Y, si no, que se atenga a las consecuencias. No sea que, quizás no habiendo visto a un judío o a un comunista en su vida, le acaben persiguiendo los nazis por ser el campeón de la estulticia, esa minoría política que a poco que nos descuidemos lo infectará todo y acabará gobernando el país por mayoría absoluta.

4 Comments
  1. Ramón says

    Totalmente de acuerdo con ud., don Félix. Además, ese imbécil insulta a Brech

  2. Eleazar says

    Para que luego digan que no hay buenos intelectuales españoles…

    Por cierto, la cita frecuente y erroneamente atribuida a Brecth fue en realidad un sermón de un pastor protestante, Martin Niemoller.

  3. J Mos says

    Esas famosas frases de Bertold Bretch»Primero vinieron a por los comunistas y como yo no era comunista…». están claro que forman ya parte del patrimonio de la humanidad para ser usadas y también manipuladas hasta por los tipos más indeseables. (Yo no se si es este el caso). Pero eswto me recuerda a otro momento de nuestra historia reciente en que el PP se hizo valedor de su antinazismo comparandose con otro echo historico de aquella época. Fue cuando José María Aznar comparando el peligro que implicaba Sadam Husseim con el de Hitler en 1938, recordaba el famoso Contubernio de Munich, y justificaba así la intervención en Irak, ante el peligro de unas armas nucleares iraquies, que con el tiempo se han descubierto que no eran ni siquiera virtuales.

Leave A Reply

Your email address will not be published.