España debe tener su prima de riesgo por debajo de los 200 puntos básicos

0
La vicepresidenta y ministra de Economía, Elena Salgado, el pasado día 24. / Juanjo Martín (Efe)

Me pongo a enredar con el Excel, porque me entra curiosidad por conocer la distribución del EuroStoxx 50, ese índice selectivo de la Eurozona (sin Reino Unido), donde ponderan los valores más capitalizados siempre que no tengan un free float demasiado exiguo. Precisamente por eso, Inditex no figura entre los elegidos; porque Amancio Ortega controla más del 50% de una compañía que vale en Bolsa 34.000 millones de euros, lo mismo que Iberdrola que sí figura. Pedazo de carrerón de la compañía del de Arteixo.

Y encuentro una serie de datos que me hacen sacar algunas ideas que pongo en este blog, por si le interesaran a alguien. El vencedor absoluto es Francia, que tiene 17 compañías entre el top 50, con una capitalización de 712.000 millones. Casi un 20% de todas las empresas de dicho índice son galas.

Publicidad

Sorprende Alemania, con 13 y 560.000 millones. A priori, la cantinela que nos llega es la de que los germanos son los grandes exportadores, con empresones de gran calidad, prestigio y capacidad de afrontar la crisis. Pero la principal economía europea está a distancia considerable en la NBA bursátil del viejo continente. Le ganan los galos por goleada.

Italia tiene 7 compañías que valen 245.000 millones y España sólo 5 (Telefónica, Santander, BBVA, Iberdrola y Repsol), pero que superan en valor claramente a Italia, con 264.000 millones. Curioso, ¿no?

El caso es que desde fuera, Francia tiene una imagen de economía menos competente que Alemania. El país de Bruni y Sarkozy tiene un cierto tufo intervencionista, de corte ministerial, con miles de empleados públicos y tal... pero puede presumir de unos líderes mundiales de la talla de Total Fina, la mayor empresa del EuroStoxx, única en superar los 100.000 millones de euros de valor. Mención aparte merecen un BNP Paribas que ha eludido la crisis bancaria mejor que casi todo el mundo (¿quizá BBVA puede presumir de no haber salido manchado por casi nada estos años?), Sanofy Anventis, L´Oreal, LVMH (paradigma del lujo en Europa), Axa o la cristalera Saint-Gobain. Pues sí, nuestros vecinos tienen un montón de colosos mundiales.

Alemania tiene una Siemens que es todo un gigante, pero... ¡qué manera de pinchar en bancos! Deustche Bank, el único ejemplo, vale casi la mitad que BBVA y la verdad, no me extraña. Sí, en coches saca pecho con BMW y Daimler, pero en telecos está a la par que Francia y a años luz de Telefónica.

Son tonterías, pero mirando estos datos pienso en la prima de riesgo española, ahora más cerca de los 200 puntos básicos que de los celebérrimos 300, cota a la que los especuladores internacionales de Nueva York, Londres y Francfort consiguieron llevar a nuestra deuda no hace tanto.

España es un país que tiene un diferencial de PIB inevitable con Francia, Alemania e Italia, fruto, entre otras cosas, de su menor población. La locomotora germana tiene un PIB más del doble del español y casi 1 billón de euros superior al francés, aunque este último mejora en renta por habitante.

Nosotros estamos ahí, con nuestra modestia, aunque con unos 35.000 euros anuales por habitante frente a los poco más de 40.000 de alemanes y galos. Sin embargo, volviendo al EuroStoxx, tenemos liderazgo indiscutible en telefonía (¿alguien pondría en duda la afirmación de que Telefónica es la mejor operadora del mundo?), banca, (en la Eurozona sólo BNP puede mirar de tú a tú a Santander y BBVA, no sólo por tamaño sino por calidad de balance) y en energía... pues no, pero Iberdrola es un pedazo de empresa que pasa la prueba del algodón frente a cualquier otro coloso europeo. Ojito, que crece por momentos. Endesa se quedó por el camino... curiosamente, está en manos de una empresa pública italiana. Pero la eléctrica de Galán cualquier día habrá superado a otros competidores, siempre que Florentino Pérez no la trocee antes.

Y, recordemos que se queda fuera otro paradigma de su sector: Inditex. Todas son empresas con más ingresos fuera de España que dentro, lo cual hace reflexionar sobre el endeudamiento privado. ¿La deuda de Telefónica es para pagar pufos inmobiliarios... o hacer más adquisiciones en China o Brasil? ¿Y la del Santander?

Me atrevo a decir que la prima de riesgo debería estar por debajo de los 200 puntos básicos. Lo digo yo por reflexión propia... y después de hablar esta semana con un par de expertos macro, por supuesto. Somos más pequeños y es lógico que tengamos prima de riesgo frente a Alemania en los actuales momentos de zozobra, pero ojo, que los germanos no son ninguna perita en dulce. Nuestros bonos, todavía un activo escaso en los mercados, están demasiado estrujados por los especuladores internacionales, esos que de verdad han causado la crisis global.

España, pese a sus carencias (que las tiene), puede presumir de una Telefónica, un Inditex, un Iberdrola y unos bancos no intervenidos. Ya es más que muchos. Me he enrollado mucho, aunque queda mucho que decir sobre esto. Prometo continuar.

Leave A Reply

Your email address will not be published.