Al fin, los mercados son razonables: ni caso al tijeretazo de Moody’s

1

Un pequeño resquicio a la esperanza. La agencia de calificación crediticia Moody's rebajó el rating a la práctica totalidad de entidades financieras españolas, excepto Santander, BBVA y La Caixa, coincidiendo con la crisis portuguesa, en una de estas casualidades que nunca ocurren sin motivo. Sin embargo, los mercados respondieron castigando a la deuda portuguesa por su fuerte crisis politica, mientras apoyaban a la española.

¿La conclusión? Parece que los inversores temen más a los Gobiernos que a los bancos y, además, no otorga demasiada credibilidad a una agencia que ahora está afilando sus dardos contra la banca española, pero que tenía otorgada una triple A a Lehman Brothers cuando quebró.

Buena noticia y no lo digo porque haya que ser indulgente con nuestras entidades financieras. Nuestro sistema bancario está en un proceso de reconversión complicado, con fusiones a muchas bandas y transformación en bancos de muchas cajas y, sin dudam, no son las agencias de rating las que tengan que decir muchas cosas a este respecto. Menos, claro, los bancos de negocio, que están arreando con toda su furia, hasta que tengan los mandatos de colocación en Bolsa de las nuevas cajas. Entonces, dirán que son la maravilla de las maravillas, que a nadie le quepa duda.

De momento, el viernes la prima de riesgo con el bono alemán volvía a reducirse con claridad y se situaba por debajo de los 190 puntos, después de muchos días en los que ha estado en el entorno de los 220 puntos. Algo bueno para todos, ya que permitirá financiarse más barato al Tesoro en los mercados.

Las entidades financieras españolas tendrán el lastre de la rebaja de calificación (Pastor, Catalunya Caixa y Banco de Valencia están al borde de ser bono basura) a la hora de apelar a los mercados, pero por lo menos tienen algo de respiro por parte de los bonos soberanos. Si hubiera sido muy penalizada nuestra deuda, se debería haber tenido en cuenta esa circunstancia, ya que las emisiones privadas también tienen que tener su diiferencial respecto a la pública.

Cabe recordar que el verdadero castigo a nuestra deuda pública llegó hace algo más de un año, cuando Zapatero se metió el solito en un marasmo de contradicciones, como corregir un plan de estabilidad de Bruselas a las 24 horas o desmentir al secretario de estado de Hacienda, Carlos Ocaña, cuando dijo que habría que rebajar el sueldo a los funcionarios y salió a llevarle la contraria una desencajada Elena Salgado. Ahí los inversores vieron con claridad la debilidad de un Gobierno que no se atrevía a gobernar y se lanzaron a la yugular.

Una vez constatada la alegría que produce ver el nulo efecto que tienen las agencias de rating es el momento de insistir en que ojalá el proceso de fusiones de cajas se aborde limpiando de políticos y antiguos gestores las entidades resultantes. Que no sean operaciones diseñadas para que perduren los puestos y los chollos. Que las cajas dejen de ser el instrumento financiero de las Comunidades Autónomas para repartir prebendas y regalías.

El Banco de España debe actuar con firmeza e independencia, cosa que, de momento, se puede poner bastante en cuestión, debido al retraso que ha mostrado para sanear el sistema. Pero tampoco hay que volverse locos, imponiendo a nuestras entidades unos requerimientos de capital tan leoninos.

Tampoco olvidemos que sólo con Santander, BBVA y Caixa tenemos ya un 50% del sistema totalmente en forma. No es desdeñable en absoluto. Toca trabajar en serio y sin alharacas. Si alguien tiene que sacar los colores a nuestro sistema, que no sean ni agencias que otorgaban triples A alegremente, ni bancos de negocios que tuvieron que ser rescatados hace algo más de dos años.

1 Comment
  1. Eugenio says

    No tengo mucha fe en el sistema en general. El financiero y el bancario han ocasionado mucho daño a la economía real española y encima se le está ayudando a costa del sacrificio de la clase trabajadora.

    Y el sistema judicial, prácticamente baila al son del poder político y económico(léase don dinero). No obstante, apoyo la querella puesta ante la Audiencia Nacional por un grupo de abogados, en la que muchas personas nos sentimos representadas.

    http://actuable.es/peticiones/apoyo-querella-contra-agencias-calificacion-moody-s

Leave A Reply

Your email address will not be published.