Se terminó el tiempo de los sueldos moderados de los banqueros

2
Francisco González. / bbva.com

“La era de la contrición ha finalizado”. Así subtitula Financial Times uno de esos artículos que tanto me gustan, típicos de la prensa anglosajona, en los que publica la remuneración más alta de los banqueros en 2010 y compara resultados con evolución bursátil y gestión. En su edición del pasado jueves, revelan unos datos demoledores. Repito: Financial Times, que no pueden ser considerados unos revolucionarios demagogos.

Acabaron los tiempos, impuestos por los Gobiernos y la realidad de la crisis, en los que los banqueros moderaron sus remuneraciones. El pasado ejercicio ha vuelto a ser una verdadera orgía de millones. Sólo un español entre el top 15 mundial. Los sueldos de los banqueros sí que han vuelto a marcar máximos históricos.

Publicidad

Entre los cuatro mejor pagados del mundo están los chairman de JP Morgan (1º), Morgan Stanley (3ª) y Goldman Sachs (4º). Entre los tres ganaron 49,4 millones de dólares. La mejoría de JP (Jamie Dimon) y de Goldman (el inefable Lloyd Blankfein, del que FT recuerda que el comportamiento de su firma durante la crisis está bajo investigación) es del 1.500% en ambos casos. A eso se le llama superar el ipc. ¿Qué diría Joan Rosell al respecto?

Vaya por delante que nunca he estado a favor de cuestiones como el techo salarial para los banqueros, ni para nadie. Sin incentivo no hay afán de superación y si un banquero genera beneficios a mansalva, riqueza empresarial y retorno a los accionistas, es justo que se lleve su parte correspondiente. Y si es mucho y ganado justamente, ole sus narices, por ser el más listo  y más trabajador.

Lo malo es que en estos tiempos pasados se ha gestionado pensando en el bonus, inflando una burbuja que nos ha estallado a todos. Los grandes sopladores han sido, precisamente, los bancos de negocio americanos, sin olvidar a alguno que otro de Europa y Japón. Pero que Morgan Stanley (que precisó de un rescate) y Goldman (malas prácticas en Grecia, juicio por tomar posiciones en productos hipotecarios contra sus clientes, etcétera etcétera, etcétera) estén de nuevo en los primeros puestos por remuneración es una indecencia.

La lista continúa con Credit Suisse, Royal Bank of Scotland (alucina, vecina, la quiebra más sonada de Europa y un 83% del estado), HSBC, LLoyds y en el décimo puesto Francisco González del BBVA, con 8 millones de euros, un 10% menos que en el año anterior. Siempre que puedo rompo una lanza a favor del gallego. Es cierto que esa cifra parece un poco indecorosa en estos tiempos, pero BBVA era un banco que en los años de euforia anteriores mostraba una prudencia en su gestión que provocó más de una ácida crítica.

Siempre he pensado que el banco  que comanda FG debería presumir un poco más de esto. No ha estado presente en grandes escándalos inmobiliarios (incluso capitalizó su fondo de inversión para no tener que bloquearlo, como sí hizo su gran rival Santander), no aparece entre los más damnificados por Lehman o Madoff

Probablemente no ayude la imagen seca y adusta de su presidente, totalmente enemigo de los populismos, por lo que sus acertadas palabras de esta semana sobre la prima de riesgo y su incidencia en el empleo no tuvieron el impacto que merecía. Me consta que el principal accionista del banco, el gallego Manuel Jove, también siente que la imagen de la entidad debería estar mucho más ponderada en general.

Por eso, antes de ofendernos por el sueldo de FG, vuelvo a las ganancias de JP, Morgan o Goldman. La pregunta no es ¿cuánto han ganado sus entidades?, sino ¿cuánta riqueza han destruido? Porque la economía ficticia que han alimentado en años pretéritos (y ahora vuelven a las andadas) ha sido corrosiva para todo el mundo.

No han generado nada bueno, pero si mucha deuda e inflación. Gracias a ellos tenemos las materias primas por las nubes, algo que nos estrangula de manera casi física. Son los artífices de que nuestro diferencial de deuda esté tan estirado, ya que son los grandes operadores que consiguen multiplicar las ineficiencias del mercado.

Si tenemos un Gobierno débil, con unos cambios en autonomías y ayuntamientos que pueden hacer aflorar más deuda y un colapso financiero en Grecia, ellos se las apañan de maravilla para anunciar poco menos que el apocalipsis español enlazando todo (ayuntamientos y Grecia) y lanzar ataques bajistas que encarecen nuestras emisiones de deuda y provocan la suspensión de las colocaciones en Bolsa. Una maravilla, vamos.

Ese es el drama de la banca de inversión: contabilizar la destrucción que han causado es casi imposible. Pero es mucha y sus consecuencias llegan a todas partes del mundo. Pues nada, ahí están esos 1.500% de subida de sueldo, mientras el paro o la incertidumbre laboral, que esa no computa en ninguna parte pero es también un drama, se extiende como una mancha de petróleo que, por cierto, está por debajo de 100 dólares el barril al contado. A ver si bajan un poco las gasolinas, con permiso de Goldman.

2 Comments
  1. lups says

    al final tendremos que «rescatar» al sr. Garzón para que empapele a estos especuladores sinvergüenzas de USA ya que allí no se atreven con ellos. Esto de jugar con las economías de los países como si fuera el monopoly debería estar condenado por la ONU y si me apurais por el tribunal de la Haya. Normas más estrictas en la economía mundial por favor. a todo esto, el FMI no puede hacer nada?

  2. Curro says

    De acuerdo en casi todo y por lo que te apoyo.
    Pero vamos a dejar en paz al Sr. Garzón, que ya tiene bastante con haber metido la mano en temas que no le incumbían a su rango.Y también tiene bastante con su acoso y derribo a la derecha española; como hizo con el Felipismo cuando lo usaron como lavacoches y acabaron apartándolo como a un «pinche de garaje». …Vamos a dejar en paz a este hobre que ya se va mereciendo un descanso más largo en su finca de Fuenmayor

Leave A Reply

Your email address will not be published.