Amenaza al euro y al desarrollo

5

El ministro griego de Finanzas, Evangelos Venizelos, y la titular española de Economía, Elena Salgado, durante la reunión preparatoria del Eurogrupo, celebrada hoy lunes en Bruselas. / Olivier Hoslet (Efe)

La buena noticia es que Italia ha desplazado a España como mayor instrumento de la especulación contra el Euro. La mala, que ahora sí podrían conseguir la ruptura europea, en caso de que los antieuropeos impusieran sus razones. La peor, que si insisten podrían llevarse también por delante a los EEUU, que se sumirían con la UE en décadas de estancamiento económico como las vividas por Japón desde los años noventa. El fin del euro coincidiría así con el de una economía mundial tripolar y con el paso de la hegemonía hacia el G-2 asiático ( China e India). La mejor, y más probable, es que los EEUU alcanzarán un consenso interno y pararán el disparate, echando un cable a la UE, al menos por temor a que lo hagan los chinos.

De todos estos escenarios, el único cuya probabilidad se ha convertido ya en certeza es el primero. Las noticias de las últimas horas se centran en que ahora Italia focaliza la atención de los especuladores, ante lo cual los principales líderes de la UE se reúnen hoy en Bruselas, antes de que lo hagan esta tarde los ministros de Finanzas del Eurogrupo, para ultimar el segundo rescate de Grecia y cerrar así las vías de contaminación a otros países del euro.

La definitiva entrada de Italia en el juego especulativo nos deja varios mensajes. Quizá el mas relevante es que los apostantes contra su deuda y contra el Euro anteponen los números reales a las ideologías políticas. La deuda pública de Italia es casi el doble que la de España en términos relativos, al igual que la exterior, entre otras razones porque es el único europea que compite con el nuestro en dependencia energética externa. Antes contribuyeron a cargarse otros gobiernos, conservadores como el de Grecia, progresistas en Irlanda y Portugal. El cambio no les ha desanimado ni llevado a dejar de especular, sino todo lo contrario. Deberían de tomar nota algunos candidatos a las poltronas de la política y los medios empresariales en cuya alianza se presentan.

Otra lección, también presente en el segundo escenario, es que los especuladores van de la mano de las principales agencias de calificación, intocables en su poder desde el principio de la crisis tras las mermas de credibilidad y los ataques políticos recurrentes, caso del actual. Los que ahora atacan a Italia, como decía anoche el Financial Times, son fondos de cobertura norteamericanos, instituciones igualmente intocadas pese a que estuvieron en la agenda de los gobiernos desde el principio de la crisis, como los fondos de cobertura. Los políticos también anteponen la economía a sus propias ideas. Y  estas las encuentran los especuladores en los economistas, principalmente norteamericanos, que también desde el principio pronosticaban la inviabilidad del Euro sin la unión política o al menos fiscal.

El bocado de Italia

Al caldo de cultivo ya habitual de ataques a la deuda de uno o varios países, con subidas de las primas de riesgo y bajadas de las bolsas, se ha unido el nerviosismo ante la publicación de los resultados de los test de estrés de la banca del próximo viernes. De ahí que el pasado viernes el mercado de deuda italiano elevara el diferencial con el bono alemán hasta los 245 puntos básicos en un solo día, hasta llegar hoy su rendimiento a diez años al 5,38% anual, muy cerca del 5,77% al que cotizan los bonos españoles a diez años en la apertura de esta mañana.

A la reunión de urgencia para hoy asistirán el presidente de la Unión Europea, Herman Van Rompuy; el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet; el de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso; el comisario de Asuntos Económicos, Olli Rehn; el presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, y el presidente de turno del Ecofin, Jan Vincent Rostowski. Oficialmente, será un encuentro de "coordinación", aunque los ataques a Italia vienen las posiciones ante el segundo rescate de Grecia están todavía abiertas, pues la banca y las aseguradoras, principales tenedores de los títulos de deuda griega, han puesto las últimas semanas muchas dificultades a participar de "manera voluntaria", después de que Francia y Alemania se lo pidieran. La operación se ha complicado porque la agencia Estándar & Poor's anunció que una operación así (consistente en cambiar deuda actual por otra con plazos incluso superiores a los diez años) supondría una suspensión de pagos parcial de Grecia, pues generaría pérdidas a corto plazo en los tenedores de los títulos. Y eso que la mayoría a estas alturas ya están en manos del Banco Central Europeo.

Lo grave es que, al hablar de Grecia, ya muchos piensan inevitablemente en Italia, cuyo PIB no es como el de aquella, el 2,5% de la UE, sino mas del 10% del total, y en concreto casi un 50% superior al de España; el nues marcó un máximo previo a la crisis en los 1,6 billones de dólares, frente a los 2,3 billones de dólares de Italia. En cambio, la deuda pública italiana respecto al PIB duplica a la española y asciende al 120%. El cuarto pais mayor de la UE ha tenido, junto con Alemania, la economía que menos ha crecido desde la creación de la unión monetaria en Europa, hace mas de una década. Aunque no tiene tanto paro como España, es famosa su también mayor economía sumergida. El caso es que hace varios años la superamos en términos de PIB por habitante en paridades de poder de compra. Por eso tambien España la adelanta en los últimos índices de desarrollo humano de la ONU: España, en el número 20 mundial; Italia, el 23.

Sin embargo, por el peso que le da su mayor población, Italia sería indigerible tanto para el futuro Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) como para la modificación del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF), que tanto esfuerzo de consenso han costado los dos últimos años internamente a la UE y externamente con el FMI (EEUU y otros grandes contribuyentes mundiales no europeos). En ya antiguas palabras de uno de los analistas más seguidos por los especuladores, Italia es el único país cuya economía y deudas son tan grandes que pueden colgar del mismo el destino de la moneda única y de la propia UE en un futuro futuro. Para rematar la sentencia, The Economist dedicaba su portada de hace un mes a Berlusconi y sus records, bajo el titulo The man who screwed an entire country (el hombre que atornilla a todo un país).

El fino analista que presentaba así el gran objetivo de los antieuropeos es Gideon Rachman, cuya escuela fue The Economist y cuyo actual periódico (el Financial Times, Biblia de las finanzas mundiales) abre hoy con el titular de los cambios de postura de la UE ante el caso del impago de Grecia, al tiempo que anuncia el posible final del respaldo francés al segundo rescate de Grecia, concebido como un paso decisivo hacia el modelo definitivo de rescates que prepara la UE para después de junio del 2013, cuando entre en vigor la enmienda acordada al respecto en el último Tratado, con mayor supervisión y sanciones a los países incumplidores de sus compromisos. Poco a poco, nos acercamos así a la apuesta por el todo o la nada en el proyecto europeo; es decir, al inicio de la ruptura en cascada del euro o a la mayor integración, defendida hoy nuevamente por Trichet mediante la apuesta por un Ministerio de Finanzas para la Unión ... creación de un ministerio de Finanzas europeo: A largo plazo podemos imaginar una confederación flexible que sería muy distinta a Estados Unidos, pero en la que tendríamos para el área de política económica en particular un ministro federal y un Ministerio federal", afirmó en un foro de negocios. El presidente del BCE señala como funciones de esa cartera única el vigilar las políticas fiscales, integrar los servicios financieros y representar internacionalmente a las instituciones de la UE.

El milagro de los EE.UU

Italia y España deben rezar por un milagro, como titula tambien en portada otro diario británico. Pero ya se sabe que en la economía de las últimas décadas esos milagros suelen venir de los EE.UU, que no sólo tiene el paro mas estructural y resistente a ceder de su historia, sino que ha agotado su tope de deuda y los líderes republicanos y demócratas del Congreso llevan meses sin ponerse de acuerdo en elevarlo, tarea que reintentan hoy. Ese tope es de 14.300 billones de dólares (unos 10.000 millones de euros), equivalente al 100% del PIB anual norteamericano y diez veces el español. Si no se ponen de acuerdo, la suspensión de pagos del gobierno federal podría producirse el próximo 2 de agosto. Ya se ha registrado de facto en casi la mitad de los estados de la unión, entre ellos California, sin que como dijimos en otro comentario las agencias de rating les hayan bajado mas que del cuarto puesto de las dos docenas de posiciones que tienen sus valoraciones.

La ruptura de las negociaciones podría provocar "un daño catastrófico" a la economía norteamericana, como han declarado varias autoridades norteamericanas, aunque también a la mundial. Pero los republicanos se siguen negando a un acuerdo que contemple cualquier subida de impuestos, por entender que provocaría un aumento del paro, actualmente en el 9,2%. Esa supuesta filtración desde los impuestos al paro es una de las cinco ideas que llevaron a la crisis actual y que vuelven a triunfar entre economistas y políticos, como escribía ayer Paul Krugman. Pero cabe confiar en que ambas partes tratarán de recuperar un principio de acuerdo previo, que contempla un recorte del déficit público de 4.000 millones de dólares (unos 2.800 millones de euros) y un aumento de impuestos. Y que Obama, consciente de lo que se le vendría encima en otro caso, apoye desde el FMI una solución más contundente del laberinto europeo, pues en caso contrario se le vendría encima.

5 Comments
  1. Ana Paula Martinez Posse says

    Para despejar un poco las dudas aquí os dejo un artículo muy completo sobre la situación económica europea:
    http://pbsoneworld.wordpress.com/2011/07/04/%C2%BFadios-al-euro/

Leave A Reply

Your email address will not be published.