En puertas del adiós al euro y a la UE

5
Agentes de la Bolsa alemana trabajando, ayer, frente al gráfico que muestra la caída del DAX 30 en la Bolsa de Fráncfort, Alemania. / Efe

"No me creo que vayan a cambiar el Tratado para regular la salida del euro, porque eso sería tanto como invitar a Grecia a hacerlo y se podría montar gorda", respondía hace 17 meses Alicia Robles a mi análisis sobre Dilemas ante la crisis griega y la suerte del euro. Pues bien, eso es lo principal que aprobaron sigilosa y vergonzosamente en su cumbre del martes Ángela Merkel y Nicolás SarKozy,  con riesgo de montarla gordísima.  Sin conocer todavía su alcance,  la manifiesta incapacidad de ellos y sus colegas para gestionar esa crisis de confianza se ha deteriorado y extendido a otros países cuyas economías suman mas de 40 veces la helena. Las bolsas registraron ayer caídas próximas al 6%,  por temores a una recaída en la recesión de EEUU, la UE y mundial, el mayor batacazo de los últimos años, el peor desde la caída de Lehman Brothers en octubre del 2008, cuando la desconfianza creada abrió la fase de sustitución de deudas privadas por públicas para evitar una Gran Depresión como la iniciada en 1929. Ahora sí que puede ser peor .

Si ambos líderes europeos no dan marcha atrás, grandes economías europeas actuales o potenciales como las de Italia y España además de Grecia y Portugal, entre los 17, se verán obligadas a tomar la durísima decisión de abandonar el euro (Polonia a demorar de nuevo su entrada mas allá de 2012) y tal vez hasta abandonar la UE. Esto es crudamente lo que puede significar la decisión de que serán sancionados con la perdida de los fondos estructurales europeos quienes inicien el 2014 con un déficit superior al 3%, comunicada el miércoles por carta a los demás  socios del euro pese a que el día anterior tan cortos  dirigentes ni siquiera se atrevieron a presentarla así a la prensa.

Publicidad

Aunque ni los medios europeos mas conspicuos y mejor informados han caído en la cuenta, ¿que país del euro que no pueda reducir el déficit hasta ese 3% va a seguir aportando el 1,1% de todo su PIB anual a las arcas comunitarias ante la seguridad de que no recibirá en contrapartida pagos desde el presupuesto comunitario? Es como si a cualquier contribuyente personal del IVA y del IRPF le expulsaran a sus hijos del colegio publico y le negaran asistencia sanitaria o toda ayuda contributiva o asistencial por haber gastado o invertido en un año de necesidad el 3% mas  de lo ganado. Con el agravante  de que los temas de la soberanía nacional o colectiva suscitan reacciones menos racionales y mas emocionales y manipulables por los políticos y los medios que los puramente individuales. Proliferarían las dudas sobre sus deseos o especulaciones sobre su capacidad de seguir en la unión, dificultándola aún más.

La que se podría armar seria gordísima, y mas allá de Europa,  mundialmente. No es de extrañar que las bolsas de los tres citados países sufrieran ayer el mayor batacazo desde el cisne negro de la caída de Lehman Brothers, en octubre del 2008.  Caíds, de casi el  8% en Polonia. El Dax alemán perdió un 5,9%, su mayor caída en tres años; el CAC de París un 5,7%, el MIB de Milán un 6,1% y el FTSE londinense un 4,49%. El Ibex cayó un 4,7%, su segunda mayor caída del año. El Dow Jones cedió un 3,68%, después de que las cuatro bolsas americanas perdieran  un 5%,. Tambien fueron moderadas las pérdidas de las asiáticas esta madrugada .Las turbulencias afectaron a las primas de riesgo, que ayer volvieron a subir tras dos semanas de contención por las compras de deuda del Banco Central Europeo (BCE). La española alcanzó los 290 puntos básicos, 15 más que el día anterior, y la italiana llegó a los 286.

Ceguera y realidad

La estulticia e incompetencia de  los Merkel, Sarkozy y homólogos ha superado todo lo imaginable e imaginado hasta por la prensa mas afectada por este ferroagosto, y eso que sabían que solo la semana pasada los fondos especulativos retiraron de los mercados de valores y de bonos del tesoro mas de 50.000 millones de euros. En vez de invertirlos directamente en los paraísos del oro y las divisas calientes como el franco suizo, e incluso ahora el yen, habrán visto la oportunidad de volver a la carga con posiciones bajistas, prestamos de acciones o ventas al descubierto, aunque las tengan temporalmente prohibidas, otra estupidez con el mismo sello como de anunciar la tasa Tobin sobre el movimiento de capitales solo en la eurozona, cuando han tenido cuatro años desperdiciados para convencer de estas y otras medidas ya necesarias para la supervivencia económica a los demás miembros del G-20, e incluso a los 187 países del Fondo Monetario Internacional (FMI).

El origen de esta fractura cuando parecía encarrilada la UE tras dos años de disparate es de nuevo la inconsistencia temporal de los políticos que se asoman a elecciones en Alemania y en Francia,  no menor que la de los indignados. Les incapacita el temor a reforzar o crear una "unión de transferencias" de renta que carece de evidencia empírica, pues los presupuestos y el entramado regulador comunitario tienen carácter estabilizador, no redistributivo como el de los estados nacionales con sus comunidades autónomas o los EE.UU ante sus estados federados. La redistribución entre estados europeos es mínima, pese la gran distribución que genera la unidad de mercado a través de sus sumas positivas de economias de escala, alcance e integración, constatable en la cautividad de los clientes exportadores alemanes y franceses. Sin contar estas, la investigación de Marta Espasa concluyó hace diez años que la capacidad de redistribución territorial de regiones y países de la UE es bastante reducida (apenas llega en promedio a un 3,5%), si se compara con la capacidad que tienen los gobiernos centrales de otros países: Francia, 38%; Reino unido, 26%; EE.UU, 16%, y Canadá, 18%, según Mélitz y Zummer (1998), elevadas en el caso del gasto de los EEUU a cerca del 40% por otros estudios como los de MacDougall y Sala-i-Martin y Sachs. Sí es cierto que llevar la convergencia de tipos de interés a una deuda cada vez mas discriminada por los mercados a través del riesgo-país podría incrementar tales transferencias desde los países centrales a los periféricos,  aunque no a los extremos que se empieza a comentar. Sería considerablemente reducida si se limitara al 60% de la deuda admitida por el Pacto de Estabilidad o ahora el del Euro, todavia mucho menor si los errores u omisiones de los políticos no indujeran a los mercados a extremar las primas de riesgo, y desde luego que inferior a los beneficios totales de Alemania por la UE. Por algo grandes empresarios alemanes y franceses pidieron este verano el rescate del euro.

El diario Le Monde ha publicado los últimos días una serie de ficción política sobre que en mayo del 2012, tras una supuesta sentencia del Tribunal Constitucional alemán, un complot contra Merkel de su partido y el liberal pone en marcha la salida ordenada del euro para volver al deutschemarks con la efigie de Adenauer y de la 'Lavadora', lo que derrumba espectacularmente hasta junio las bolsas mundiales antes de descubrirse en junio que era un falso rumor basado en una invencion que benefició a varios 'hedge funds' que reforzaron sus posiciones cortas.  Ahora no hay rumor que valga, sino una carta del dúo Merkel-Sarkozy al presidente del Consejo Europeo, Herman van Rompuy, para suspender las ayudas europeas a los países que no rebajen su déficit público por debajo del 3% antes de 2014, lo que si puede generar infinidad de rumores y especulaciones tan infundadas pero tan costosas en tipos de interés y dificultades crediticias como las del último año.

Entre 2007 y 2013 los fondos de cohesión y estructurales ascendieron a 347.000 millones de euros, sobre un presupuesto total anual de 110.000 millones. Dentro de la eurozona, los países periféricos - Portugal, Grecia, Italia y España - son los que más beneficiados, aunque menos que en años anteriores. Pero en las siguientes perspectivas financieras quinquenales van a ser otros países  del Este, como Polonia. España y  otros periféricos podrían resultar contribuyentes netos al presupuesto de la UE; es decir, que sus pagos serán incluso inferiores a los ingresos que reciban, en los próximos años un 35% de fondos de cohesión (básicamente los estructurales afectados por las sanciones) y otro 32% política agraria común. ¿Aceptarían en esas condiciones una sanción que puede mermar adicionalmente en el caso de España el 0,5% de su PIB, regalado al resto de la UE sin tener por sus exportaciones tantos beneficios comerciales como Alemania? Es de temer que no, sobre todo por parte de España, con la mayor tasa de paro y que podría ser uno de los países más perjudicados (perdería más de 5.000 millones anuales), en la hipótesis improbable de que llegara a incumplir.

Otra vez a los pies de los caballos

Sin embargo, el acuerdo Merkel-Sarkozy nos pondrá otra vez injusta e innecesariamente a los pies de los caballos de los mercados, en lugar de limitarse a poner en funcionamiento de una vez por todas los acuerdos que llevan dos años gestando y alcanzaron en las cumbres de primavera y la extraordinaria del 21 de  julio para aumentar la capacidad de respuesta ante nuevas crisis o simples ataques especulativos. ¿No tenían suficiente con exhibir su incapacidad ante el mundo con límites constitucionales al déficit de larga y complicada instrumentación además de también innecesarios, el tan ampuloso como ridículo Gobierno económico de la zona euro formado por dos reuniones anuales de jefes de Estado y primeros ministros cuando ya se reúne al menos con esa frecuencia el de los 27 y muchas veces inútilmente el Eurogrupo, una tasa a los bancos por las transacciones financieras que mermará la ya escasa financiación real derivada de ellas si no se aplica al mismo tiempo en todo el mundo, la armonización del impuesto de sociedades?. El incorporar a la Constitución de cada país la exigencia de estabilidad presupuestaria carece de sentido y puede hacer más vulnerables a los países ante el ciclo económico que es obligación y función gubernamental de estabilizar. Ya está en el Tratado, al igual que el máximo de deuda del 60% del PIB presenten que ahora piden por enésima vez hasta final de año un plan para bajarla de ese umbral.

Las bolsas no parecen haber valorado todavía tales disparates. Las explicaciones de los analistas indicaban anoche que los datos de paro, inflación, vivienda y actividad industrial han sido en los EEUU peor de lo esperado, tras el mínimo crecimiento económico alemán y del resto de europa en el segundo trimestre (0,2%). Morgan Stanley difundió un informe en el que se sitúa a EEUU y a la Unión Europea «peligrosamente al borde de la recesión para el periodo comprendido en los próximos seis o doce meses», por la ineptitud de sus políticos. Además, el diario The Wall Street Journal publicó que la Reserva Federal de EEUU (Fed) investiga la vulnerabilidad de las filiales estadounidenses de los grandes bancos europeos a raíz de la crisis de la deuda. Sin embargo, los temores a la incidencia de una recesión y a la mayor crisis de la deuda europea ya habían recortado los valores  ultimas semanas un 20% tras las dudas desde abril. De ahí que algunos operadores se preguntaran ayer qué pasaría si al final la recesión no recorta los beneficios empresariales y el pánico a Europa pudiera ser resuelto. A ello Citigroup (el mayor grupo financiero mundial junto al chino ICBC al  también turístico Blackstone) contestaba que las bolsas podrían subir los próximos 12 meses del 20 al 40%. Pero por desgracia el acuerdo sobre sanciones del dúo franco-alemán hace todavía más improbable lo segundo que lo primero.

El excanciller Helmut Kolh declaró hace varias semanas que teme que Merkel destruya su Europa. Ayer muchos medios publicaban que Jacques Delors considera que "el euro y Europa están al borde del precipicio", y eso que muy probablemente el primer presidente de la Comisión Europea e impulsor de la creación del euro ignorara todavía el acuerdo de marras, a juzgar por las noticias aparecidas en Cinco Días.esEl Mundo.esEl País.esExpansión.es. Tampoco lo sabían el 40% de los lectores que contestaban días pasados a una encuesta de The Economist dando un 40% de probabilidades a su desaparición. Y si llegara a darse esa eventualidad o a quedarse sin una parte de los países miembros, lo peor es que elevaría las probabilidades de que desaparezca la UE como el muro de  contención de conflictos  nacionales y de relaciones que van mas allá de la cooperación, en busca de efectos de desbordamiento positivos y no los negativos que son tan frecuentes ultimamente.

5 Comments
  1. patme says

    Cada vez la cosa se pone más y más interesante…
    Sólo una pregunta (desde mi absoluto desconocimiento de la economía…)
    ¿Hay solución? ¿Qué puede hacer el ciudadano de a pie?

  2. FRANCISCO PLAZA PIERI says

    ¡’Parar el carro’!…
    No conozco a nadie que, estando subido a la, esto sí, muy difícil, locomotora del euro y su engranaje, esté interesado en salir a la desesperada del mismo.
    Lo peor del momento por el que estamos pasando todos los países de la llamada eurozona, no es otro que esta catelva de dirigentes que no saben, o no quieren moverse en la dirección oportuna.
    La Merkel, esa, el francés, el italiano, etc., etc. No está nada mal… Todos los citados y alguno más, sería menester mandarlos al paro…
    (Pero, nadie se preocupe porque ahí están nuestros salvadores… los rajoyboys, léase, montoroaguirregallardón…bla,bla,bla…
    todos los citados, y alguno más lucharán contra el dragón y… taca-tas.

  3. ratxel says

    hola a los dos, yo opino desde hace un tiempo , que lo mejor seria que españa salga del euro, volvamos a nuestra moneda, y asi no tendriamos k estar a «la altura economica» de otros paises k ganan o generan mas que nosotros, tambien pienso, que porfavor, y sin animo de ofender a nadie, se vallan la cantidad exagerada de inmigrantes que han llegado, no hay trabajo para todos, porfavor, asi ni ellos ganan pk n hay trabajo ni nosotros pk en nuestra tierra pasamos necesidad, y para terminar , patme, hay solucion para todo en esta vida menos para la muerte eso si, nos va a costar mucho ser la sombra de lo que fuimos y los ciudadanos de a pie no podemos hacer «nada» mas k pagar mas iva, impuestos, luz, etc… pk aunke el pueblo hable, no hay nadie al otro lado k nos escuche, un saludo

Leave A Reply

Your email address will not be published.