1,7 millones de familias españolas necesitan un rescate financiero

3
Marcos Peña, presidente del CES, ayer, durante la presentación de la Memoria 2011. / Zipi (Efe)

Mientras los líderes del G-7 discuten por videoconferencia si nos rescatan con ricino o con benceno y las autoridades comunitarias deciden si Rajoy pasará o no a la historia como el gallego que rindió España a las huestes bávaras después de jurar y perjurar que no lo haría; mientras unos tipos que trabajan para unas agencias que son unas agencias de mierda -vayan vestidos de negro o de azul- redondean el total de millones que tendremos que aflojar los pringaos de nuestros escuálidos monederos de pringaos en billetes de 10, 20 y 50 -los de 500 han sido sorprendentemente amnistiados-,  el  Consejo Económico y Social (CES) nos recuerda en su informe del año 2011 que la vida está muy mala, que la gente las está pasando putas y que Rodrigo Rato es un tío que sale en los telediarios y al que un montón de genteflauta -esto no lo dice el CES, lo digo yo- quiere ver sentado en el banquillo. Como diría don Vito Corleone, no es nada personal, son solo negocios.

Publicidad

Presenta el informe del CES un escenario negro con una pensión media de 804,96 euros mensuales, correspondiendo la cuantía más alta a jubilación (915,24) y la más baja a orfandad, (359,11), situándose la de viudedad en 586,42 euros mensuales y en 869,48 la de incapacidad permanente.  Y con todo y con eso, el dato más terrible no es el de la cuantía de las pensiones (eludo conscientemente cualquier referencia a las indemnizaciones de aquellos gestores que se han llevado pensiones millonarias por hundir cajas y bancos porque guardo el efecto del desaliento total para el final, como siempre), sino que, según fuentes del CES, en el primer trimestre de 2012 más de  400.000 hogares tienen como persona de referencia  a un jubilado o pensionista con el que  convive, por lo menos, una persona en paro.  O sea, que muchos, cada vez más, están viviendo de la pensión de la abuela.

Publicidad

En los mercados, pero no en los financieros, sino en los de los barrios, a eso del mediodía, se puede poner nombre y apellido a estas cosas. Yo lo veo muchos días en la galería comercial de al lado de casa... La pobreza - el horror, diría el querido comandante Kurtz- afecta, según el CES, a más de dos millones de españoles y otros 11,6 millones se encuentran en riesgo de pobreza y exclusión social y, a lo que parece, con escasas opciones de rescate financiero, como Manolo, el carnicero que ayer echó definitivamente el cierre. "Se trata", dice el informe del CES, "del mayor aumento registrado en las últimas décadas y responde, sobre todo, a un incremento de la población que vive en hogares con baja intensidad  de trabajo o que no percibe ningún tipo de ingreso (¿1,7 millones de hogares?, ¿es eso posible? ¿durante cuánto tiempo?), indicador indirecto", precisa, "de la pobreza más extrema".

Y claro, con el aumento de la pobreza viene el aumento de las desigualdades:  la renta de la población con mayores ingresos en España fue 6,9 veces superior a la de la población con menores ingresos. "Este aumento de la desigualdad en España (muy superior a las 5 veces de la media europea) es coherente con el descenso generalizado de los ingresos medios de los hogares, que ha afectado en mayor medida a los niveles de rentas más bajos", dice el CES.

¿Y qué hace la gente para afrontar la octava plaga, la de los jodidos estúpidos- nosotros- y los malditos especuladores -los especuladores?, esto tampoco lo dice el CES exactamente así-; pues qué va a hacer, gastar menos. De hecho, desde el comienzo de la crisis, para los que tienen poco que recortar, los transportes, el equipamiento de las viviendas, la hostelería y los artículos de vestir se han convertido en los principales elementos de ajuste.  O sea, que menos cañas y menos boquerones en vinagre para afrontar unos recortes de los que somos responsables todos aquellos que hemos estado viviendo por encima de nuestras posibilidades... ¡Recuérdalo!, por encima de nuestras posibilidades.  ¡Ya sabes!, por encima de nuestras posibilidades... ¡Que no sé te olvide!, por encima de nuestras posibilidades... ¿Lo pillas?, por encima de nuestras posibilidades... Repite, por encima de nuestras posibilidades... nuestras posibilidades... posibilidades... ¡Concéntrate, coño!... Nuestras posibilidades... ¡Ahora lo tienes!... posibilidades...

3 Comments
  1. Aurora says

    La uta adre que los parió!!!!!

  2. palas says

    Muy didáctico.Por cierto Pascual, las andanzas de Rato ya las anticipaste en la Metralleta Nacional, estas hecho un pitoniso.

  3. Maíllo El Baboso (el de Bankia) says

    ¡MARICONSONES!

Leave A Reply

Your email address will not be published.