Las cifras de paro y afiliación tiran por tierra los mensajes optimistas del Gobierno

Las estadísticas sobre el número de parados registrados y de afiliación a la Seguridad Social que elabora y difunde mes tras mes el propio Ministerio de Empleo tiran por tierra, nuevamente, los mensajes de optimismo que, en forma de gota malaya, se lanzan desde el Ejecutivo que preside Mariano Rajoy. De hecho, pese a los mensajes lanzados tras la publicación de la Encuesta de Población Activa del IV trimestre de 2012 (casi 6 millones de parados) tanto por parte del ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete, como de la propia titular de Empleo, Fátima Báñez, las cifras de este departamento ministerial vuelven a colocar la cruda realidad en su sitio: durante el mes de enero, según el Ministerio de Empleo, 132.055 personas se apuntaron en las oficinas de empleo. Los datos sobre afiliación a la Seguridad Social son todavía peores: el mes de enero se cerró con 263.243 afiliados menos.

En total, y según los datos oficiales, el paro registrado se ha situado en 4.980.778 personas, un nuevo récord. En términos interanuales el paro se ha incrementado en 380.949 personas (8,28%). A pesar de ello, la nota del Ministerio sigue viendo luz al final del túnel e incluye este párrafo: “En enero de 2012 el incremento del desempleo fue mayor, subió en 177.470  parados respecto al mes anterior; y en los meses de enero de los últimos años de crisis económica, el paro registrado se incrementó por término medio en 153.000 personas. En comparación con ese período, el incremento del paro registrado en este último mes ha sido un 14% inferior”. Pues nada, a disfrutar del momento, sobre todo si eres uno de los 7.205 menores de 25 años que se apuntaron al desempleo el mes pasado. Eso sí, para dejarte más tranquilos, el Ministerio de Empleo remata su nota con esta sentencia: “La evolución del paro entre los jóvenes menores de 25 años, a lo largo de los últimos 12 meses, ha disminuido en más de 13.000 personas (13.117).

Publicidad

Por lo que respecta a la Seguridad Social, las noticias no son mejores, ya que el número medio de afiliados a la Seguridad Social disminuyó en 263.243 personas en enero -un 1,60% -, lo que sitúa la cifra global de ocupados en 16.179.438. La afiliación en el total del Sistema registró un descenso de 778.829 trabajadores (-4,59%) en el último año. Y, sin embargo, estas cifras no desalientan al Gobierno en su pertinaz apuesta por la austeridad y el abaratamiento del despido. Tanto es así que, tras presentar estos resultados ante la prensa, el secretario de Estado de la Seguridad Social, Tomás Burgos, ha recordado que enero “siempre ha sido un mal mes para el empleo”, y señala que incluso en periodos de crecimiento la afiliación se resiente por el fin de la contratación navideña. Por tanto, sostiene que “este comportamiento atiende a una foto habitual”. Burgos valora que la evolución, aunque es negativa, mejora la del año anterior y destaca que “no se ahonda ese registro negativo».

Tras conocer los datos, UGT ha reclamado la puesta en marcha de un plan de empleo, con participación de los poderes públicos y los interlocutores sociales, que impulse la creación de puestos de trabajo en los sectores con más posibilidades de futuro. Dicho plan debería ir dirigido, en su opinión, a los jóvenes, a los mayores de 45 años, a los parados de larga duración y a los de difícil recolocación. «Un plan de empleo, en definitiva, a partir de la inversión y el estímulo de la actividad económica, no de los recortes», ha concluido.

Y en esas seguimos, embrotándonos y cantándole las verdades a la señora Merkel en la cara para que no se sobre. ¡Qué cosas!