Por encima de los cinco millones de parados, pese a la Semana Santa

4

El mes de marzo nos ha traído mucha agua, un Papa nuevo y 4.979 parados menos. El goteo malayo, o malaje, de las desgracias personales y colectivas de cada mes se ha visto interrumpido esta vez por las contrataciones de Semana Santa. Ser un país de servicios -por lo de la cosa estacional, digo- es lo que tiene y, por lo menos, el mes pasado los graduados en poner raciones de boquerones o en hacer camas en apartahoteles han estado de enhorabuena, aunque el dato no dé para brote verde. Como decían en mi pueblo hace ya unos cuantos años: Aliote, aliote, fascista el que no brote.

Boquerones y camas van a ser esta vez los que alimenten el discurso alucinado del ‘vamos por el bueno camino’ del Gobierno, porque, según los datos de Empleo, en el resto de los sectores las cosas han ido a peor. Así, en el colectivo sin empleo anterior se registraron 5.102 nuevos parados; la agricultura añadió a sus filas 3.331 desempleados; la industria 1.638 a las suyas y la construcción experimentó un crecimiento de 772 parados.

Publicidad

Y digo que no da para brote porque, en términos relativos, la reducción del desempleo ha sido de un 0,10%. Con este descenso, el paro registrado se sitúa en 5.035.243 personas tras el máximo histórico que marcó febrero. Se me ocurre que para dar empaque al post del mensual drama del desempleo lo que habría que hacer es añadir una tabla con los datos del paro en Alemania, que es allí, mayormente, donde se colocan nuestros lisensiados. Y es que las cifras del mal llamado Ministerio de Empleo hablan por sí mismas: el desempleo de los jóvenes menores de 25 años se redujo en 154 personas (-0,03%) respecto al mes anterior… Para echarse a brotar o, como dirían en Disney Channel, el futuro es vuestro, amiguitos.

Por lo que respecta al número medio de afiliados a la Seguridad Social, la cifra aumentó en marzo en 30.528 personas, lo que supone un incremento del 0,19%, con lo que el número global de ocupados alcanza los 16.181.275. Es el primer repunte en los últimos ocho meses. La visión de conjunto sobrecoge -dicho sea sin Bárcena intención- solo con poner una frente a otra las dos cifras hasta ahora mencionadas: 5.035.243 parados y 16.181.275 afiliados, casi uno de cada tres españolitos en el paro, o en cosas peores, porque, según las cuentas del departamento de Fátima Bañez, los contratos de trabajo de carácter indefinido (98.065)  han supuesto en marzo un 10% del total. Boquerones y apartahoteles, ese es el prometedor futuro de los emprendores que nos vende día sí, día también, el Partido Popular. El futuro se pone duro.

Y para cerrar el endiablado círculo de la desolación el Gobierno nos recuerda, aunque no en la nota de prensa, que el 37 % de los más de 5 millones de personas que buscan empleo carece de prestación por desempleo y que las prestaciones asistenciales representan ya el 51,05% del total.

¿Y qué dice la ministra del ramo sobre estos asuntillos de su negociado? ¿Qué dice de que el poco empleo que se crea es precario, mal pagado, sin derechos, escasemente cualificado? El famoso the boqueron employed. De momento, parece que no dice nada. La Virgen del Rocío proveerá… Como brotes de olivo

4 Comments
  1. RONTEKY says

    Como siempre, otra brillante cronica. Esta vez sobre la situación de paro en nuestro pais. Muy guay Pascual, tu si que sabes !!

  2. Mila says
  3. Marifé says

    Boquerones estamos, y pásandolas putas, la cama también pagamos…

Leave A Reply

Your email address will not be published.