Del curro al hoyo: Rajoy quiere prolongar la edad de jubilación más allá de los 67 años

4
Cándido Méndez (UGT) e Ignacio Fernández Toxo (CCOO), ayer, durante una conferencia de prensa. / Kote Rodrigo (Efe)

Hace ya unos cuantos, cuantos años, no le echo menos de diez u once, escribía yo una cosa en el suplemento Nueva Economía de El Mundo sobre las reformas que por aquel entonces aprobaba el Gobierno del PP respecto a la edad de jubilación y sobre el abanico de opciones que abrían los ‘populares’ para prolongar de forma voluntaria la vida laboral de los españoles, incentivos incluidos. Aquello –que no enlazo porque no me fío mucho de lo que decía y porque no lo he encontrado en Google- lo titulé Y a los setenta, descansarás, y me costó alguna coña en el entorno próximo de los compañeros de redacción. “Ya te vale, tío”. Lo cierto es que el título, que tenía una intención pseudoliteraria, evocadora, y nada científica, lamentablemente se ha ido confirmando, a sí mismo, con el paso del tiempo. Cuando escribí aquello, los catastrofistas pronósticos interesados sobre la debacle demográfica en España para 2020, esos pronósticos que compraron los promotores de los planes privados de pensiones en las páginas de los periódicos a golpe de talonario, habían hecho agua, entre otras cosas, porque España empezaba a llenarse de inmigrantes que venían a currar y, de paso, tenían un montón de hijos. Así que de las previsiones demográficas que hicieron los usureros no quedaba ni rastro.

Ahora, cuando algunos inmigrantes vuelven a su país y los jóvenes españoles se tienen que buscar las lentejas por ahí afuera, se repite la monserga del cuántos somos, del cuántos seremos, del como coño podemos garantizar la sostenibilidad del sistema y de si la edad de jubilación debe ser esta o aquella. ¿Los 67?, ¿los 68?, ¿los 69?, ¿los 70?, ¿los 71?... ¿Nunca? ¿Para qué jubilarse si podemos morir con un lapicero en la oreja o con un becario haciendo el trabajo sucio gratis en el despacho? ¿Quién quiere ir –digo realmente ir- a la costa valenciana a bailar los pajaritos por aquí?

A la propuesta del Gobierno que hemos conocido hoy y que plantea retrasar la edad de jubilación más allá de los 67 años lo único que le viene bien es lo de los pajaritos esos, que son un coñazo, pero se queda coja en todo lo demás. Fundamentalmente, porque la sostenibilidad del sistema, como cualquiera puede entender, no depende de si nos jubilamos a los 67 o a los 67,5, sino de que haya cotizantes activos que, como hasta la fecha, garanticen con su trabajo la pensión de sus mayores y, al tiempo, esperan que en el futuro haya cotizantes suficientes y solidarios como lo lo han sido ellos para garantizar las suyas. Así de sencillo. Es un buen sistema, plagado de buenas intenciones, uno de los pocos buenos rollos que nos van quedando en este mundo insolidario de mierda.

Mi experiencia personal me dice que no me fíe de nadie respecto a este asunto. Tengo 49 años y los 20 ó 25 mejores de cotización ya pasaron. Me expulsaron del mercado de trabajo cuando andaba por los 45, estuve año y medio en el paro y ahora soy autónomo y cotizo lo mínimo. Parece ridículo que se plantee prolongar la vida laboral cuando cada vez se expulsa antes a la gente del mercado de trabajo. Parece ridículo que se prolongue el trabajo de los viejos, con perdón, mientras los jóvenes se pudren de asco o se piran al D.F. de México a buscarse la vida.

Los sindicatos ya han dicho hoy mismo que por este camino no transitarán de la mano del Gobierno. Pero el Gobierno lo hará. Transitará el camino. Lo acabará haciendo.

4 Comments
  1. juan gaviota says

    Es tan evidente el objetivo de esta inhumana medida, que no me puedo creer que nadie quiera verlo.
    Cuanto mas aumenta la edad de jubilación ,menos pensión quedará a los supuestos pensionistas, porque si a los 50 años te han dado la patada, aun quedaran 20 de cotización ,y cuando te calculen la pensión a los 70 ,si es que aun respiras,lo que quedará es poco ó nada.

  2. juanjo says

    MMucho me temo que dado el camino por el que nos lleva el Rajoy y sus muchachos la cosa sea mucho peor, a saber, que:
    a) Vayamos directos al hoyo por falta de curro
    …..
    b) Y, en el mejor de los casos, lo hagamos del nacimiento al hoyo sin curro

  3. marifé says

    ¡ESTUPOR!

  4. marinieves says

    Estoy de acuerdo con Juan Gaviota y mis felicitaciones a Pascual García autor de «Del curro al hoyo». Estamos a falta de personas como vosotros que vean las cosas con claridad y que lo digan.

Leave A Reply

Your email address will not be published.