CCOO y UGT denuncian el maltrato policial al periodista Luis Díez en un acto de víctimas del franquismo

4
Imagen de la concentración de simpatizantes de asociaciones de víctimas del franquismo frente al hotel en el que se alojaba la delegación de la ONU que visitaba Madrid. / Efe
Imagen de la concentración de simpatizantes de asociaciones de víctimas del franquismo frente al hotel en el que se alojaba la delegación de la ONU que ha visitado Madrid. / @cabarubal

Las federaciones de medios de comunicación de CCOO y UGT denunciaron ayer el maltrato policial recibido por el periodista de cuartopoder.es Luis Díez mientras cubría el pasado martes una información sobre la visita de una delegación de la ONU a Madrid para reunir información y testimonios de las víctimas del franquismo.

El sector de Medios de Comunicación, Cultura, Arte y Deportes de CCOO expresó ayer, a través de un comunicado, su solidaridad y apoyo al periodista y lamentó esta nueva demostración de abuso de fuerza y de poder de las Fuerzas de Seguridad que, además, “forcejearon con una mujer que se interesó por los hechos y ficharon a un reportero gráfico que pretendía registrar lo acontecido con su cámara”.

“Es una situación”, dice el comunicado de CCOO,  “que se ha repetido y se sigue repitiendo, a pesar de que la dictadura finalizó hace ya casi 40 años. Algunos policías continúan confundiendo autoridad con despotismo y tratan a los ciudadanos con absoluto desprecio de sus derechos”.

El sindicato recuerda también que con “demasiada frecuencia”, las víctimas de estos tratos son periodistas. “Especialmente”, subraya la nota, “cuando se trata de concentraciones, manifestaciones o movilizaciones de protesta relacionadas con asuntos que no cuentan con el beneplácito del Gobierno”.

“Las delegaciones de Gobierno, en este caso la de Madrid, hacen siempre la vista gorda y dejan pasar el tiempo sin dar explicaciones, a la espera de que pase la tormenta y los ciudadanos se olviden de lo ocurrido”, lamenta CCOO en su nota.

“CCOO”, concluye el comunicado, “quiere mostrar su solidaridad y apoyo a Luis Díez y a todos los profesionales de la información que han pasado por este tipo de situaciones impropias de un estado democrático, exigiendo que la libertad de prensa e información sea una realidad en la que no interfieran los cuerpos de seguridad, coaccionando e imponiendo  censura mediante el abuso de la fuerza y la agresión”.

También ayer, Mariano Rivero, coordinador de la Agrupación de Periodistas de UGT, declaraba a cuartopoder.es su apoyo al bloguero de este medio y rechazaba la “actuación policial contra el ejercicio del derecho a la información”. Además, UGT hacía un llamamiento a la Delegación del Gobierno de Madrid y al Ministerio del Interior para que acaben con este tipo de prácticas”.

Estas denuncias se añaden a la formulada por la Federación de Sindicatos de Periodistas (FeSP), que también ha expresado su “repulsa” por la actuación policial contra Luis Díez.

Los hechos se produjeron el pasado martes 24, ante el hotel Paseo del Prado, en la plaza de Neptuno, donde se concentraron miembros de asociaciones de víctimas del franquismo con dos banderas republicanas y un gran panel con fotos de los desaparecidos. “Tumbas cerradas, dolor abierto”, era uno de sus lemas. La Comisión de la Verdad, con su campaña #DíseloalaONU, comunicó a la Delegación del Gobierno que se iba a producir una concentración  y la Delegación envió dos piquetes de policías que durante una hora, relata Luis Díez en su crónica, impidieron la entrada de los familiares de las víctimas al hotel en el que habían sido citados por los comisionados de Naciones Unidas.

4 Comments
  1. Luis Díez says

    Mi agradecimiento a los compañeros de los dos grandes sindicatos por vuestro apoyo y sensibilidad. Desgraciadamente todavía para algunos responsables políticos, manifiestamente ineptos para ejercer los cargos que ocupan, el derecho a la información sigue siendo secundario, y la obstaculización e intimidación de los periodistas, una práctica correcta. ¡Que no! Que no se enteran: es un derecho que no deben impedir ni reprimir.

Leave A Reply

Your email address will not be published.