El gobierno saca pecho por los 1.949 parados menos de febrero

Los datos de paro registrado en el mes de febrero “reafirman la tendencia de los últimos meses, que ha permitido que hoy haya 227.736 parados registrados menos que hace un año». Esta es la valoración de la Secretaria de Estado de Seguridad Social, Engracia Hidalgo, sobre las cifras de paro registrado y afiliación a la Seguridad Social publicadas hoy por el Ministerio de Empleo. Y su superiora directa, la ministra Fátima Báñez, va todavía más allá y habla, nada más y nada menos, de que «España ya está creando empleo», de «buena dirección», de que el mercado de trabajo «se ha dado la vuelta».  Esas son las valoraciones y esa es la «España irreal» a la que aludían sus señorías de la oposición en el Congreso de los Diputados durante el debate del estado de la Nación tras escuchar al presidente Rajoy convertir la tendencia en pendencia, o lo que es lo mismo, transformar los datos en rollitos de primavera.

Cuando lo que confirma ese ‘cambio de tendencia’ -el opio de los próximos meses- es un descenso del paro desde los 4.814.434 registrados en el mes de enero a los 4.812.486 en el de febrero -esto es, 1.949 menos en un colectivo que roza  los cinco millones- el cacareado cambio ese se nos escurre entre los dedos.

Publicidad

Y es que si el número de parados se ha reducido el último año en 227.736 personas en un colectivo que roza los cinco millones y en ese mismo periodo de tiempo el número de los que perciben una prestación ha bajado en 257.121 personas en un colectivo de sólo 2,8 millones, la tendencia que se confirma es la de que, en el último año, el número de personas que se han quedado sin una prestación es superior al de aquellos que han conseguido un empleo. Esa parce la tendencia. De hecho, un 40% de parados no tiene prestación.

También respecto a la contratación se mantiene la tendencia, la otra tendencia, la misma de los últimos años, porque de los 1.090.879 contratos registrados en febrero (un 14,8% más que en febrero de 2013), solo 97.804 fueron contratos fijos, cifra que equivale al 8,97% del total. Por lo que a la afiliación a la Seguridad Social se refiere (ver gráfico), se produce un incremento de 38.694 personas para alcanzar un total de 16.212.304 ocupados.

Decía el otro día un portavoz de la oposición durante del debate de la Nación que de la bajada de la prima de riesgo no se come, y parece que llevaba razón. Y parece también que del ‘cambio de tendencia’ tampoco se come mucho, y eso en un momento en el que las palmaditas en la espalda de instituciones económicas como el FMI o de alguna de las agencias de calificación que nos llevaron al desastre empiezan ya a hacer mella en nuestra maltrecha columna vertebral, cansada ya de soportar una realidad de desigualdad y de miseria social que ni queremos ni merecemos.

Por lo demás, la tendencia bien.