La reforma laboral consolida sus destrozos

Si lo que pretendía la reforma laboral era degradar el mercado de trabajo y apuntalar la precarización y la falta de derechos en el empleo -que es exactamente lo que pretendía- ha llegado la hora de felicitar al Gobierno.

El destrozo que la reforma insignia del ejecutivo 'popular' -la laboral- ha hecho en el mercado de trabajo se confirma, mes a mes, con los datos que publica el Ministerio de Empleo. Se crea poco empleo, y el poco que se crea es temporal y precario.

Publicidad

En el mes de marzo, según los datos publicados hoy por el departamento de Fátima Báñez, el número de parados bajó en 16.620 personas en un colectivo de 4.795.866 millones. En términos porcentuales, el número de parados se reduce un raquítico 0,35% respecto al mes anterior. El paro baja fundamentalmente en los sectores de la construcción (-13.892) y los servicios (-21.208).

Por su parte, la Seguridad Social (ver gráfico) incrementó en 83.984 el número de afiliados para llegar a un total de 16.296.288 cotizantes.

Los magros resultados, sin embargo, le son suficientes al Gobierno para hablar, otra vez, de cambio de tendencia, de "recuperación", y para recordarnos a todos -aunque no sea cierto el Gobierno nos lo recuerda todos los meses- que este camino, aunque duro, es el único posible.

¿Y cuál es ese camino? Es este: del total de 1.216.637 contratos registrados en marzo, tan solo 113.481 fueron indefinidos (el 9,33% del total). De ellos, 63.636 a tiempo completo y 49.845 a tiempo parcial. Las cifras engordan cuando lo que se desglosa son los 1.216.637 contratos temporales. De ellos, 353.926 (29,09%) son de Obra o Servicio, 306.062 (25,16%) de Eventuales por causa de la producción y 13.554 formativos. Y, sin embargo, ni aún así consigue el Ejecutivo de Mariano Rajoy mejorar las cifras en el colectivo de los menores de 25 años, que con casi 3.000 parados más en marzo se sitúa en los 431.685 desempleados.

Lo que sí han conseguido las políticas de ajuste de caballo del Gobierno ha sido recortar la cobertura del subsidio de desempleo, que, mes tras mes, cae. En marzo, concretamente, un 4,6%. Esto significa que ya hay 2.245.792 desempleados que no reciben la prestación por desempleo.

Si ponemos el foco en los datos de los últimos doce meses se puede apreciar que mientas el número de parados ha bajado en 239.377 personas, el de los que no cobran el paro en ese mismo periodo se ha incrementado en 284.792.

Lo que cabe esperar a partir de ahora, con la Semana Santa en ciernes y el verano y los turistas a la vuelta de la esquina, es que las cifras de paro sigan bajando, y que lo hagan más significativamente que hasta la fecha, pero, eso sí, manteniendo estos aplastantes índices de temporalidad. El país de camareros del que habló el portavoz del PNV en el Congreso durante el debate del estado de la nación, afirmación que tan mal le sentó al presidente Rajoy, es, exactamente, el que tenemos plantado en el solar que hay justo delante de nuestras narices.