Buenos datos para el empleo precario

3
Evolución paro por sectores de actividad en el mes de mayo. / Ministerio de Empleo
Evolución del paro por sectores de actividad en el mes de mayo respecto a abril. / Ministerio de Empleo

El mes de mayo, tradicionalmente bueno para el empleo, lo ha sido este año especialmente al registrarse un descenso de 111.916 parados en las oficinas del antiguo INEM y 198.320 cotizantes más a la Seguridad Social, que termina el mes con un total de 16.628.373 afiliados. Lo relevante del dato es que encadena un tercer mes con buenas cifras de afiliación. Y la mejor noticia para el Gobierno es que la tendencia se puede mantener en junio (tradicionalmente otro buen más para el empleo) y durante la campaña de las vacaciones de verano.

El empleo que se crea, eso sí, sigue siendo precario. Así, de los 1.458.577 contratos que se firmaron en el mes de mayo, únicamente 115.935 fueron contratos fijos, cifra que equivale al 7,9% del total. Esto es,que se necesitaron cerca de 1,5 millones de contratos para reducir la cifra de paro en menos de 112.000 personas. Esto demuestra, como vienen indicando las cifras de contabilidad nacional, que cada vez se necesitan más contratos para poder completar un puesto de trabajo durante un año y que estos contratos, naturalmente, no recaen siempre en los mismos aspirantes. El resultado es que la disminución del desempleo se está debiendo, fundamentalmente, a que el puesto de trabajo que antes ocupaba una sola personas ahora se reparte entre varios contratados. Las consideraciones de organismos como la OIT alertando de que en España tener un empleo no implica no ser pobre o estar en situación de riesgo de pobreza tienen mucho que ver con estas cifras.

Publicidad

Pero vamos tirando -con una cifra insoportable de 4.572.385 desempleados, no conviene olvidarlo- hacia un mercado laboral precario y desestructurado, pero tirando, oye, porque parece que de ir tirando es de lo que se trata en último término. Muchos no trabajan, muchos otros trabajan más que antes y cobran menos, pero, por lo menos, algunos de los que estaban en el paro pueden acceder ahora a un puesto de trabajo en condiciones que hace no tanto tiempo nos parecían inaceptables.

El paro, en cualquier caso, descendió en mayo en todos los sectores, especialmente en los servicios (-65.268, esto es, más de la mitad de la caída registrada) y en la construcción (-24.194). Y bajó en todas las CCAA, aunque con mayor intensidad en Cataluña, Madrid y Andalucía.

Lo que siguen sin mejorar son las cifras de cobertura de la prestación por desempleo, que se situó en el mes de abril en el 57,92%, esto es, 5,5 puntos menos que hace un año. Este mal dato vuelve a poner sobre la mesa el drama de los parados de larga duración, que van agotando sus prestaciones. Por lo que a los jóvenes se refiere, el paro bajó en 8.302 personas para situarse en un total de 407.675 desempleados menores de 25 años. Así que tirar, vamos tirando... el problema es hacia dónde.

3 Comments
  1. manolo says

    nunca estas contento. El coletas lo va a arreglar todo. Como en Cuba o Venezuela. este periódico se esta volviendo muy rojillo

Leave A Reply

Your email address will not be published.