Cinco años de salario íntegro para pagar un piso de 60 metros con el sueldo medio

6

José Luis B. Benayas *

precio_vivienda_grafico1
El precio de la vivienda modera su caída según los datos del Ministerio de Fomento / porcentual.es

Llevamos años escuchando aquello de que los precios de la vivienda han tocado fondo. Incluso el ex presidente Rodríguez Zapatero, allá por septiembre de 2010, lo afirmó en una entrevista con el canal CBNC norteamericano. Un mantra al que siempre se han acogido los actores del sector inmobiliario, deseosos de que el ciudadano entendiera que la crisis tocaba a su fin y se lanzara de nuevo a comprar casas a diestro y siniestro. La realidad, sin embargo, es muy tozuda y lleva años destrozando ese discurso. Pocos datos invitan además a pensar en un inmediato cambio de tendencia.

Publicidad

El Ministerio de Fomento ha publicado hace pocos días la estadística de precios de vivienda del primer trimestre. El metro cuadrado cuesta ahora en España una media de 1459,4 euros, un 3,8 menos que hace un año y un 0,5% menos que al término de 2013. Otras fuentes son mucho menos optimistas. El portal Pisos.com sitúa el precio medio del metro en 1643 euros y hay incluso otros portales que elevan esa cantidad. Todas las fuentes coinciden, sin embargo, en que esos precios se han reducido más del 30% de media en España desde el inicio de la crisis, allá por 2007.

La reducción es intensa, sí, pero el precio sigue siendo extraordinariamente alto. Máxime si se pone en relación el coste del metro con el salario medio del trabajador, que es al fin y al cabo el que debe hipotecarse y comprar. Y si el precio medio del metro cuadrado asciende a 1459,4 euros, el salario medio, que el Instituto Nacional de Estadística (INE) deja por debajo de los 23.000 euros brutos anuales, arroja conclusiones muy llamativas: el neto mensual que percibe un trabajador con salario medio se sitúa precisamente en los 1.400 euros. Por tanto, y para adquirir una vivienda de 60 metros (aceptemos éste tamaño, no muy elevado, como standard), ese trabajador debería dedicar su sueldo íntegro durante más de cinco años para hacerse con esa vivienda.

Y hablamos de salarios medios. Porque el INE también pone de relieve que el salario bruto más común en España es de 15.500 brutos anuales (poco más de 12.000 euros netos al año y, por tanto, 1.000 euros al mes). Los trabajadores con estas retribuciones deberían dedicar 87 nóminas íntegras a pagar una vivienda de 60 metros, el equivalente a más de 7 años. Obviamente, entre dos personas, la cosa es un poco más fácil…

Los precios, eso sí, varían mucho entre unas zonas y otras. Comprar en San Sebastián es casi una odisea, pues el precio del metro cuadrado supera los 3.100 euros. En Madrid capital y algunos de sus municipios aledaños, así como en Barcelona, Getxo o Bilbao, esos precios oscilan entre los 2.000 y los 2.500 euros. Por el contrario, en algunas localidades alicantinas como Onteniente o Elda se puede adquirir vivienda a un precio mucho más asequible: entre 500 y 600 euros el metro cuadrado.

De cualquier manera, comparar precio de la vivienda y salarios del trabajador (y aquí no contamos los 4,5 millones de parados registrados) pone de relieve que el piso propio es poco menos que un artículo de lujo. Y si a ello le sumamos las dificultades que en estos momentos ponen los bancos para conceder hipotecas (ver gráfico inmediatamente inferior), la adquisición de un piso en propiedad está en estos momentos en manos de una porción minoritaria de la población.

hipotecas_vivienda
La concesión de hipotecas sobre vivienda baja por séptimo año consecutivo / Porcentual.es

Lo que dicen los expertos

Ahora bien, ¿qué dicen los expertos sobre el precio de la vivienda? Desde Idealista, uno de los portales inmobiliarios de mayor tirón en internet, confiaban en que 2014 marcara el verdadero punto de inflexión en los precios. Sin embargo, Fernando Encinar, jefe de estudios del portal, se hacía eco hace poco de la ausencia de datos “que objetivamente nos hagan pensar que los precios han tocado suelo y que podamos hablar de la recuperación del sector”. Encinar citaba como hándicaps el stock de vivienda, la reducida demanda nacional, la ausencia de financiación y la política fiscal del Gobierno (que ha ido suprimiendo deducciones por compra). al registrar el mes de marzo de este año el primer mes de aumento en la concesión de hipotecas tras 45 meses a la baja.

“La falta de ahorro y el miedo al desempleo siguen retrasando la apuesta por la compra”, asegura por su parte el director general de Pisos.com, Miguel Ángel Alemany. El director de estudios de este mismo portal, Manuel Gandarias, cree además que las pocas estadísticas positivas que refleja el sector es consecuencia de la “fuerza” de los compradores extranjeros, porque la demanda media “aún tiene dificultades para comprar”.

Beatriz Toribio, de Fotocasa, pone de relieve que la caída de los precios de la vivienda en España sigue desacelerándose como consecuencia del mayor interés por parte de los inversores extranjeros, pero aún no se ha tocado suelo. “Los precios seguirán bajando y el sector no se recuperará mientras no se anime la demanda interna, para lo que es imprescindible que mejore el mercado laboral y el acceso a la financiación”, manifiesta. Unas opiniones similares a las que hace unos días, y en el marco de la feria inmobiliaria SIMA de Madrid, compartía José Luis Feito, presidente del Instituto de Estudios Económicos (IEE): “Podremos hablar de subidas de precios a partir 2016, aunque estas no serán muy dilatadas ni duraderas y dependerán en gran medida de las variables macroeconómicas, como el crecimiento del PIB y la recuperación del empleo”, aclaraba.

Incluso las agencias de calificación auguran más caídas en el precio de la vivienda. Standard&Poor´s augura rebajas adicionales del 2% este año y un estancamiento para el que viene. Fitch, que acaba de publicar un informe sobre esta materia, remarca como la caída en la concesión de hipotecas alcanza ya el 80% desde 2007, y apunta a que cuando el precio de la vivienda toque suelo, “algo que no se espera que suceda antes de finales de año”, la caída acumulada durante la crisis será del 40%.

* José Luis B. Benayas es periodista.
6 Comments
  1. Patronio says

    Pues no te compres un piso, que tampoco es absolutamente imprescindible alcanzar la categoría burguesa de propietario. Vive de alquiler, que no pasa nada y ya verás si entre los promotores y la banca rebajan el precio de los pisos al no venderlos.

  2. Liloh says

    Yo vivo en Francia y necesitaria 10 años de salario para pagarme uno de 50. No es para tanto pues. Tambien esta el alquiler…. Que yo tengo. Eso me hace tener mas dinero para otras cosas, como pagarme un master, jubilar mi coche de 9 años o comprarles una tele a mis padres. Y me miran mal por tener mas dinero disponible. Pos no te compres un piso, tontin!

  3. Unknown says

    Pues comprate una cochera que tenga toma de agua y hazte un loft. A mi me funciona de maravilla, no compres porque los pisos seguiran cayendo, tampoco alquiles porque sino se lo estaras pagando a otra persona. Hazte un chalet humilde en el campo, no te preocupes mientras no este en zona protegida (parador nacional, parque protegido o primera linea de playa) no te lo tiraran al suelo, por mas que te acojonen si el chalet es humilde y no tienes nada a tu nombre no tenran pelotas de tirarloal suelo, al final te acabaran dando una amnistia y te obligaran a pagar el IVI regularizando la situacion de la construccion,pero no te lo tiraran al suelo porque de hacerlo ellos no son tontos y saben lo que le puede pasar al alcalde.

Leave A Reply

Your email address will not be published.