El mejor verano de la historia deja el número de parados en 5.427.700

Evolución del número de parados en lo que va de año. / INE
Evolución del número de parados en los últimos doce meses. / INE

Solo unas horas después de que el ministro Cristóbal Montoro defendiera y aprobara en el Congreso los «presupuestos de la recuperación económica», con el único apoyo, eso sí, de la bancada popular y del amigo navarro de UPN, Carlos Salvador -que hace honor a su apellido siempre que el Gobierno necesita una ayudita para no quedar retratado en su soledad-, el Instituto Nacional de Estadística ha publicado los datos de la EPA del tercer trimestre (julio-septiembre) de este nuevo año de zozobra para 5.427.700 españoles que permanecen, a pesar de los denodados esfuerzos del Gobierno, en el paro. ¡Y cuidado!, estamos hablando de buenas noticias, porque se trata, como reza la nota de prensa, «del mejor tercer trimestre de la serie histórica», y eso, hay que reconocerlo, da un empaque especial al asunto.

Como no podía ser de otra manera, los resultados del mejor verano de la historia en lo que a número de visitantes extranjeros se refiere se ha traducido en creación de puestos de trabajo, aunque semejante subidón estadístico solo haya conseguido reducir el desempleo en 195.200 personas en el trimestre de los chiringuitos, las terrazas y los cines de verano. Según los datos del INE, de los 151.000 nuevos ocupados, 108.800 encontraron un empleo en el sector servicios. El número de asalariados crece en 95.700. Los que tienen contrato temporal aumentan en 122.400, mientras que los de contrato indefinido disminuyen en 26.700. La tasa de temporalidad sube 69 centésimas, hasta el 24,64%.

Publicidad

Como casi siempre, los resultados obtenidos son reflejo de las políticas aplicadas y, en ese sentido, las del Gobierno parecen claras: el empleo público no existe, desaparece, se nos escurre entre los dedos. El empleo privado se incrementa este trimestre en 154.900 personas, situándose en 14.578.400. Por su parte, el empleo público disminuye en 3.900 personas, hasta 2.925.600. El papel dinamizador del Estado en la economía parece que se reduce a degradar las condiciones de trabajo de los españoles para que tres hagan el trabajo que antes hacía uno. Y nada más. Malas noticias para los alumnos de la escuela pública, para los pacientes, para los policías, para los bomberos, para los funcionarios de prisiones… . En el conjunto del año la ocupación se reduce en 17.700 personas en el sector público y sube en 291.600 en el privado.

En otro párrafo del informe se puede leer que a pesar de las marcas históricas de la serie, la tasa de actividad, esto es, el número de españoles en edad de trabajar que realmente trabajan, desciende 11 centésimas, hasta el 59,53%.

De lo que estamos hablando, al final, es de buenas noticias, o medio buenas, para 195.200 personas que han abandonado el desempleo, de forma temporal en la mayoría de los casos, y de malas noticias para 5.427.000 que siguen en el paro. Y el verano se acaba. Y después del verano, como siempre, llega el otoño, y luego el invierno… ¡Y la Navidad!, que es lo que le gusta a la ministra de Empleo.

EPA_tercer_trimestre_14
Datos de paro del tercer trimestre por Comunidades Autónomas. / Gráfico: Miguel Mulas (Efe) / Fuente: EPA